Una, que es muy diligente, se ha apuntado a clases de inglés, después de 21 años, para preparar el Proficiency. Porque una cosa es tener el nivel o hablar bien inglés y otra cosa muy distinta es aprobar un examen. Todo requiere una técnica… y, después de tanto tiempo sin hacer un examen, una se va anquilosando.
Claro que “volver al cole” tiene sus cosillas. De pronto me he dado cuenta de que el mundo escolar me es muy ajeno ya, por más que tenga hijos en edad de ello… El hecho de ser yo misma la protagonista, me ha hecho pensar que esta vuelta tiene algunas ventajas insospechadas hace un par de meses, así que aquí me encuentro, recopilándolas para vosotros… a ver qué os parecen:

1. Eres el veterano

Estás viejuno. Tus compañeros podrían ser tus hijos. Pero, si has sido capaz de llegar hasta ahí, eso no te va a amilanar, más bien al contrario. Tienes mil experiencias con las que vas a enriquecer la clase y, seguramente, tus compañeros no te van a olvidar nunca. No te dejes llevar por el viejunismo y aprende de ellos, que derrochan juventud y energía.

2. Los temas han cambiado poco en estos últimos 20 años

Si retomas el inglés para la preparación de algún examen oficial, como es mi caso, te encontrarás con que el único tema nuevo, con respecto a hace 20 años, es la tecnología. Todo lo demás te sonará cercano: el medioambiente, las artes, la vida en la universidad, la vida en la ciudad, por lo tanto te podrás centrar en lo importante: estructuras gramaticales y vocabulario a cascoporro.

3. Los temas están pensados para universitarios

Además, me he dado cuenta que los writings y los listenings, sobre todo los primeros, tienen enunciados recurrentes con “eres el responsable de organizar xxx en tu grupo de deporte universitario”, “el ayuntamiento quiere promocionar el transporte público y perteneces al sindicato estudiantil”… Por supuesto, todo ello lo tienes superadísimo, hace 20 años que saliste de la uni y en peores batallas has lidiado…

4. El viejunismo te saca de algún apuro

Es complicado que no sepas de qué van todos los temas que se tratan en el libro o en clase. Conoces las noticias porque básicamente las has vivido y experimentado. Puedes hablar de tecnología desde casi el principio de los tiempos… ¿cassettes? ¿discos de vinilo? ¡¡Eres el rey del mambo!!

5. Con la edad, aprendes vocabulario

Hay cientos de palabras que cuando tienes 20 años desconoces. Esto es así. La edad, las vivencias… y, sobre todo, las lecturas y el cine, te dan acceso a un universo de vocabulario nuevo. Cuando estás en la cuarentena, has tenido todo este tiempo de más, con respecto a tus compañeros de clase (e incluso que el teacher) para aprender, porque has vivido mil situaciones diferentes a ellos. Eso siempre es una gran ventaja.

6. Hay muchos más recursos que cuando tú estudiabas

Cuando yo tenía 20 años, si querías estudiar inglés te ibas a una academia o hacías intercambio. No había muchas más opciones. Ahora, con internet y los smartphones, se ha abierto todo un universo de posibilidades. Blogs y webs con consejos para exámenes, los collocations, phrasal verbs o idioms más útiles… todo todo y todo.

7. Tus hijos te miran con admiración

Que tus hijos te vean esforzarte y estudiar es bueno. Es pura enseñanza de vida, es un ejemplo para ellos. Aprenden que eso de la formación continua va en serio y que nunca es tarde para seguir hincando el codo.

8. Tienes menos vergüenza

Este es un punto maravilloso. Cuando tienes 20 años todo te da vergüenza y hablar en clase sobre todo. Cuando tienes cuarenta te da exactamente igual. La vida ya te ha enseñado que de los errores se aprende, así que cuando metes la zarpa, si es que la metes, te da exactamente igual y no tienes ningún reparo.

9. Refrescas conceptos

Porque claro, hace tanto que has dejado de estudiar, que a no ser que te dediques a ello, los objetos directos, indirectos, los verbos transitivos y todas estas cosas… te suenan ya un poco lejanas y a chino… Pero al volver a darle caña a la gramática, refrescas hasta la del castellano, lo que nunca viene mal.

10. Te conviertes en el ojo derecho de tu profe

Así, sin comerlo ni beberlo, entre vosotros surge una complicidad fruto del viejunismo de ambos. Aunque es probable que tu profe sea más joven que tú también… pero como está en otra posición, os entendéis a la perfección.

11. El saber no ocupa lugar

Desde luego que no lo ocupa. Y jamás es tarde para seguir aprendiendo cosas. De hecho, cada vez estoy más convencida que la curiosidad es uno de los motores de la vida y el día que la pierdes, se acaba la rumba. Además, como todos sabemos, aprender idiomas previene la enfermedad de Alzheimer, así que matamos dos pájaros de un tiro.

12. Aprender cosas nuevas rejuvenece

Volver al “cole” es una cosa muy interesante. Te compras los libros, los cuadernos… cierras los ojos, los hueles… y te teletransportas a otro mundo que hacía mucho que habías abandonado. No es que de pronto te salga acné, pero sí tienes una extraña sensación y revives momentos que pensabas que nunca más ibas a tener y, mira por donde, sí.

En realidad podría seguir, porque casi todo lo que se me ocurren son ventajas. Como desventaja, por decir algo, los horarios de las clases me están matando. Quizá hace 20 años hubiera sido muy feliz saliendo de casa a las ocho para volver a las diez, pero resulta que normalmente yo a las diez estoy camino de la cama… pero en fin, todo es por una buena causa…

La foto destacada es de Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.