No lo niegues. Por casa seguro que tienes algún ordenador que no usas y que te ha dado pereza tirar por la razón que sea, desde que tiene un valor sentimental por ser tu primer ordenador chispas, o porque simplemente ni te acuerdas que lo tienes por ahí guardado en el trastero ocupando sitio.

Y es que como no hacemos nada más que cambiar de ordenador cada cierto tiempo (y cada vez duran menos, las cosas como son), pues nos encontramos con que vamos acumulando cosas a las que no damos uso gracias al famosos este fin de semana hago que en realidad es un si eso ya eso de los de manual, de los de procrastinación nivel dios.

Así que no lo dejes mucho, porque si lo que piensas hacer con tu ordenador es simplemente limpiar su disco duro toda la basura que has acumulado con el tiempo para que siga cogiendo polvo en una estantería. Ojo, no todas las he probado (aún), pero todo se andará 🙂

1. Centro multimedia

Pues sí. si tienes un ordenador por ahí un poco decente (como de ocho años para acá), puedes convertirlo en un fantástico centro multimedia, con su sintonizadora para ver la tele HD, con su XBMC para ver tus series y películas favoritas (que además es multiplataforma)… Y, por supuesto, podrás seguir usándolo como un verdadero ordenador personal, lo cual no está nada mal, si tenemos en cuenta que de esta manera vas a tener una Smart TV de verdad y no las castañas ésas que anuncian en los catálogos habituales.

2. Crear tu propia nube de archivos

Pues sí. Si quieres tener tu propio Dropbox (que es al final lo que mucha gente usa de la dichosa nube), puedes usar OwnCloud. Ojo, esta posibilidad no la tengo aún explorada, pero todo se andará, sobre todo con la manía que les ha dado ahora a los operadores de darnos más de 512kb de subida en las conexiones de casa. Y me pondré con ella en breve porque me han dicho que funciona bastante bien. Y algún uso tendré que darle al PowerBook G4 que tengo por ahí.

3. Ordenador para tus hijos

Para quien tenga churumbeles, ésta puede ser una opción. Si buscas un poco por ahí, encontrarás manuales para conseguir que ese vetusto ordenador sirva como base para que tus vástagos puedan iniciarse correctamente en el mundo de la informática. Incluso puedes hacer que aprendan a programar, no porque vayan a convertirse en carne para la picadora de las carniceras, sino por los múltiples efectos beneficiosos que tendrá para ellos enfrentarse a los retos que supone programar.

4. Para hacer pruebas

Oye, pues claro. Sobre todo si desarrollas tus cosicas (aplicaciones de todo tipo o webs), puedes utilizarlo para hacer todas las pruebas del mundo. Y, más aún si tu ordenador le has desechado por falta de potencia, pero resulta que aún puedes instalarle un módulo majo. O incluso virtualizar algo, que muchos equipos aún pueden usarse para virtualizar un XP corriendo mucho mejor que en su ordenador top de entonces.

5. Como ordenador para una única tarea

Si te preocupa tu productividad, ésta puede ser una buena solución para empezar a eliminar distracciones. Así, si en tu ordenador va relativamente bien un navegador o un procesador de textos, pero empieza a quejarse quien está dentro dándole a la manivela si abres las dos cosas a la vez, puedes así empezar a ser más productivo, por ejemplo, cerrando el navegador o el cliente de redes sociales que uses para dedicarte a trabajar. Es lo que hay, oyes.

6. Decoración

Oye, que igual que en Bricomanía te hacen cualquier cosa, igual puedes usar el monitor como pecera (algo que es común en el caso de los primeros iMacs), usar la torre como estantería o incluso el ratón como una lámpara. Vamos, que ahí el límite puede ser tu imaginación y los materiales que tengas a mano.

7. Donarlo

Pues sí, que hay gente que apenas tiene recursos o que nunca va a tener un ordenador a mano. Así que lo puedes donar a alguna ONGd o a cualquier asociación de tu entorno que seguro que lo puede dar buen uso.

8. Servidor de impresión

Éste es uno de los clásicos: instalas un Linux básico, los drivers de tu impresora (que no sea muy especialita, eso sí) y más chulo que un ocho puedes imprimir desde tu sofá en el despacho. Y sin que haya mucho problema, ya lo verás.

9. Copias de seguridad

Otro uso clásico. No te hace falta siquiera tenerlo conectado a Internet. Le enchufas un disco duro, lo compartes en red y con cualquier programa de los que hace copias de seguridad, lo usas para que no se te pierda nada. Que estamos como para perder ahora cualquier dato de los importantes.

10. Servidor local

Sí. Que si el ordenador es suficientemente potente, pues oyes, ¿para qué usarlo sólo como servidor de impresión o de copias de seguridad? Empiezas a servir archivos, a usarlo para tener aplicaciones específicas que tiren en él y no en tu equipo… Vamos, lo que viene a hacer el servidor que tienes en tu trabajo. Y que son una maravilla, oyes, que te quitas de encima muchos problemas (aunque luego vengan otros asociados, eso sí).

11. Piezas

Oye, que siempre se pueden aprovechar cosas. Que si la pantalla, que si el teclado, disco duro, memoria… Cierto es que en el caso de los portátiles es más complejo, pero en ebay hay un maravilloso mercado de segunda mano de ordenadores estropeados que mucha gente compra para utilizar las piezas que se puedan aprovechar. Así que no lo pienses mucho que igual el disco duro IDE de 200gb que piensas que no vale para nada, le puede servir a alguien para poder mantener en activo un ordenador como el tuyo.

12. Pisapapeles

Si aun así no encuentras ninguna utilidad o posibilidad a tu ordenador viejo, pero no quieres deshacerte de él, puedes usarlo para sujetar papeles. O de tope de puerta. O de sujetalibros. Bueno, esto último ya implica una utilidad decorativa 😉

Pues eso. Que las cosas viejas puede que sean viejas, pero eso no quiere decir que no tengan utilidad alguna. Aprovecha esas cosas que tienes en casa y, si aun así no puedes darles una utilidad, llévalas al punto limpio para que se reciclen.

Y no hace falta que os hable del documental Comprar, Tirar, Comprar, que seguro que ya os ha venido a la cabeza.

Imagen destacada de Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así