No hace falta que os recuerde que el domingo hubo elecciones en Andalucía y Asturias, ¿verdad? Vale que en Twitter todo fluye rapidísimo, pero ha sido anteayer, creo que deberíamos acordarnos.

La verdad es que las citas electorales con Twitter son mucho más divertidas que antes, puesto que vas viendo muchas cosas. Desde tweets proféticos que no van a ningún lado, información seria y veraz con menos del 1% escrutado, ganadores que al final pierden (porque poco dura la alegría en casa del pobre) y mucho, mucho fanboy que haría palidecer el fanboyismo alrededor de Apple.

Aunque he estado en este último grupo, la verdad es que se me ha ido pasando y ahora estoy mejor de lo mío, lo cual me permite hacer cosas como este post que espero os resulte molto facile e divertente.

1. Apertura de mesas

2. La baja participación

3. Profecías a las 16:30 hora zulú

4. La hora de la comida

5. Ya no queda nada para cerrar los colegios

6. La verdadera protagonista

7. La bruja Lola y los sondeos

8. Datos fiables

9. A contrapié

10. ¡¡Lapokalisis!!

11. Bipartidismo FTW!

12. Hora de apagar

Hay más, muchos más porque hay gente que tiene muchísimo ingenio. Seguro que falta el vuestro, así que ya estáis dejándolos en los comentarios 😉

Imagen destacada de James Cridland, con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así