Como pasará en cualquier otro sector profesional, los que nos dedicamos al Derecho oímos a menudo un buen número de tonterías jurídicas: esas frases, expresiones o términos muy frecuentemente mal usados, muchas veces por los medios de comunicación. Ni yo ni ningún colega aspiramos a que todo el mundo sepa de Derecho, pero al menos si esta docena sirve para que alguien deje de decir alguna de ellas, encantado estaré.

1.- Delito penal

El Derecho Penal trata sobre los delitos (y las faltas). Es decir, si hay un delito, es penal, no hay categorías de delito, entre las cuales la más grave sea la penal. Como dijo Ramoncín en un reciente reportaje en el que le mostraban su firma falsificada: “esto es un delito… pero delito penal, ¿eh?”. Hay actos ilícitos, que pueden o no ser penales; pero si hay un delito, es penal, no pongamos el adjetivo.

2.- Te voy a poner una querella criminal

Prácticamente igual que la anterior, como se suele decir para amenazar, parece que si la querella es criminal, es más grave, o asusta más. Pues no, todas las querellas son criminales (o sea, penales), porque con ella se ejercita la acción penal, es decir, se lleva ante la justicia al que estimamos que ha cometido un delito (un delito penal, claro :p).

3.- Le voy a denunciar por no pagarme el salario

Esta es parecida a las anteriores. Las denuncias lo que hacen es poner en conocimiento de la policía o de los jueces la comisión de un delito, o en conocimiento de la administración la comisión de un acto ilícito. Si alguien no te paga el salario (o cualquier otra cosa) lo que debes hacer es demandarle, porque las demandas son las peticiones que se hacen ante la justicia civil.

4.- Voy a demandarle por rayarme el coche

La contraria de la anterior, lo que tienes que hacer (y con esta terminamos las diferencias entre demanda, denuncia y querella) es poner una denuncia.

5.- Te voy a denunciar por injurias y calumnias

Por lo general el autor de esta frase habrá dicho “demandar”, pero bueno, nos centraremos en saber qué son las injurias y qué son las calumnias, que a la gente le gusta mucho mencionarlas de seguido (supongo que porque saben que ambos son delitos contra el honor, ejem). Habrá veces que se hayan producido las dos, pero una cosa son las injurias (por resumir, los insultos), y otra las calumnias (la imputación de un delito sabiendo que no es tal). Si te llamo hijo de xsfr€! te injurio, si te digo que has robado el Códice Calixtino, te calumnio.

6.- A un primo del concejal de urbanismo le han recalificado un terreno

Cuando un terreno pasa, por ejemplo, de ser rústico, a ser urbanizable (por supuesto por interés público, no penséis mal), lo que se hace es reclasificarlo, no recalificarlo. Sí, esta es más técnica, pero no pasa nada porque nos la aprendamos, y además quedamos estupendamente.

7.- Le han despedido por causas disciplinarias, no tiene derecho a paro

No tiene nada que ver con el hecho de que un despido sea improcedente o no, con el derecho a cobrar el paro. Otra cosa es que causes baja voluntaria en una empresa, pero eso no es un despido.

8.- El FC Cabreros del Monte ha rescindido el contrato de su entrenador José Moundriño

Lo que han hecho es resolver el contrato, no rescindirlo. Pero lo de rescindir, que es otra forma de extinción del contrato, suena muy bien.

9.- Se ha condenado al presunto asesino

Se suele pecar en los medios de comunicación de calificar como delincuentes a personas no condenadas. Pero también pasa lo contrario, excederse con el “presunto”. Si se le ha condenado, ya no es presunto, ya se puede decir que es asesino.

10.- El magistrado del juzgado número 6

Los magistrados son cada uno de los miembros de un tribunal, que es ese órgano judicial formado por una pluralidad de miembros. Los juzgados, por contra, son órganos unipersonales en los que trabaja el juez. Con lo cual, en el “juzgado número 6” hay un juez, no un magistrado.

11.- Le han pillado en un fragante delito

Termino con un par que son diferentes. Esta no es sobre términos mal empleados, sino directamente mal dichos. Puede que haya delitos muy bien olorosos, como robar en una perfumería, pero cuando se le pilla a alguien con las manos en la masa se le pilla en flagrante delito.

12.- ¡Me acojo a la Quinta Enmienda!

Sirva esta como ejemplo de lo que nos dejamos llevar por las películas americanas al hablar de cuestiones jurídicas, y es que hay muchos que se creen que los juicios en España discurren con la teatralidad que nos enseña Hollywood. La Quinta Enmienda no es algo universal, sino que forma parte de la Constitución de los EEUU,y en ella se recogen una serie de garantías, entre ellas el derecho a no declarar contra uno mismo (que es por lo que suele salir en las películas), derecho consagrado en el artículo 24 de nuestra Constitución.

Seguro que conocéis alguna más, o tenéis dudas sobre si algo es o no una tontería jurídica, así que aprovechad los comentarios.

Imagen de Elyce Feliz en Flickr bajo licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre David González Calleja


Abogado, desde 2002 asesora a empresas, particulares e instituciones en los aspectos jurídicos de las tecnologías de la información: Protección de Datos, Propiedad Intelectual, Comercio Electrónico, Redes Sociales y todo aquello que relacione al Derecho y la Tecnología. Profesor de la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, es conferenciante habitual en charlas de formación y divulgación sobre los aspectos jurídicos de la TIC.