¿Saben la película El Hundimiento? Sí, esa alemana que trata sobre los últimos días de Hitler. Quizá no la hayáis visto, pero seguramente sí habréis visto alguna de las mil y una traducciones libres de alguna de sus escenas que pululan por la red.
Pues con los títulos de muchas de las películas que pueblan nuestros cines pasa algo parecido a lo de la parodia.
Traducir mal, como ya hemos visto, puede arruinar una campaña de marketing. En realidad el nombre de algo, su marca, es uno de los pilares básicos del producto.
Hace no mucho tiempo, en España, los que estudiaban, estudiaban francés y no tanto inglés. Quizá entre eso -la supuesta ignorancia del público- y la censura imperante, se trataba adrede de ocultar algunos títulos que hubieran podido resultar chocantes (por decirlo de un modo suave).
Ni lo entiendo de entonces y mucho menos entiendo que ahora se sigan traduciendo algunos títulos que infravaloran al espectador. Digo yo que si un director elige un título para una obra, será por algo…
Es como si las traducciones de los nombres de los cuadros o esculturas a otros idiomas se tradujeran por cosas que les apeteciera a los directores de los museos. Ya no se llama El Pensador (Rodin), a partir de ahora se va a llamar el hombre que se mesa los cabellos…

Casi apetece el reto de adivinar a qué película corresponden, pero con google a mano es demasiado fácil, así que ahí van los títulos:

1. North by Northwest

Con la muerte en los talones, Alfred Hitchcock, 1959
Pues entre el título en español y el original, “Nor-noroeste”, la diferencia está en que el título original da una pista clave para ver la película con otro espíritu. Porque estamos acostumbrados a oírlo así, pero el título traducido bien podría ser una película cómica…

2. Hidalgo

Océanos de fuego, Joe Johnston, 2004
Hidalgo es el nombre del caballo, verdadero protagonista de la película… y no tanto la carrera, ni mucho menos, el terreno sobre el que se corre.

3. Monty Python and the Holy Grail

Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores, Terry Gilliam & Terry Jones, 1974
¿Suponían que no sabíamos lo que era el santo grial o la censura hizo de las suyas?

4. Butch Cassidy and Sundance Kid

Dos hombres y un destino, George Roy Hill, 1969
No es que los nombres de estos dos forajidos fueran muy conocidos en aquel entonces y, ciertamente, es de los pocos títulos que creo que ganan en su traducción, pero me remito a lo que quería contar el director…

5. Groundhog Day

Atrapado en el tiempo, Harold Ramis, 1993
Hoy todos sabemos qué es el día de la marmota y en gran parte se debe a esta magistral película, pero creo que matamos el sentido de la película antes de verla, ¿no?

6. Sound of Music

Sonrisas y lágrimas, Robert Wise, 1965
Y no El sonido de la música, que es como se hubiera debido llamar y que hubiera hecho honor a su género: el musical.

7. The Shawshanck Redemption

Cadena perpetua, Frank Darabont, 1994
Y es que esta peli no va tanto de la cadena perpetua como, precisamente, de la redención o el perdón de Shawshanck, que es el nombre de la prisión… Hay que verla para saber qué quiere decir el título original. De nuevo se lo cargan por completo.

8. High Noon

Solo ante el peligro, Fred Zinnemann, 1952

High noon es mediodía en punto, cuando el sol está en lo más alto. La hora a la que solían ser los duelos en el oeste. Y a partir de ahí, al traductor o al distribuidor les dio por hacer lo que mejor les pareció en aquel momento.

9. Paint your wagon

La leyenda de la ciudad sin nombre, Joshua Logan, 1969
Pinta tu carromato o pinta tu caravana… para referirse a las caravanas de colonos que fundan la “ciudad sin nombre”… Sin comentarios acerca de la imaginación de la distribuidora de la cinta.

10. On the waterfront

La Ley del silencio, Elia Kazan, 1954
La traducción es tremenda, pues el original sería En los muelles… La ley del silencio desgrana íntegramente el argumento de la película.

11. Rosemary’s Baby

La semilla del diablo, Roman Polanski, 1968
¿Y por qué me tienen que decir que el bebé que espera Rosemary es del diablo, así, sin empezar? Arghhh

12. Some like it hot

Con faldas y a lo loco, Billy Wilder, 1959
El título en inglés es un claro juego de palabras entre el “hot” caliente y el “hot” sexy. La película empieza ambientada en un Chicago nevado y gangsteroso y termina en la Florida soleada… Demasiado hot para los tiempos que corrían, me temo…

Podríamos hacer unas cuantas docenas más, me temo… pero ¿Cuáles os parecen más flagrantes a vosotros?
Os recomiendo el blog Traducción y doblaje. Podréis encontrar hilarantes artículos sobre el sinvivir de muchos títulos…
Fotografía destacada cortesía de sugu via photopin cc


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.