Cada año millones de personas pasan por Londres. Ya sea de paso o con la intención de quedarse, tanto unos como otros tienen un mismo problema: la ciudad es tan inmensamente grande que es imposible abarcarlo todo. Al final siempre queda algo por ver pendiente para una futura visita.

Pero, ¿y si quieres ver todo Londres en un fin de semana? ¿Es eso posible? Algunos destinos son imprescindibles, otros son más curiosos y alejados. Pero si quieres hacerte una idea de la gran imagen que conforma Londres, nada mejor que hacerlo desde alguna plataforma elevada para ver toda la ciudad –o casi.

Éstas son algunas de las opciones disponibles. Los hay de todo tipo: gratis o de pago, pequeñas o grandes, bares o museos, famosas o desconocidas… ¡La elección es tuya!

1. London Eye

Un viejo conocido de las listas de cosas a hacer en Londres. La noria gigante en el Támesis ofrece vistas de Westminster y el centro de Londres desde 135 metros de altura, en un agradable paseo para grandes y pequeños.

Tarda 40 minutos en dar la vuelta, con lo que hay tiempo de sobra para sacar fotos desde todos los ángulos. Eso sí, tan lento como la vuelta en la noria es la espera en la cola. Recomendable sacar la entrada con antelación.

Metro Westminster, entradas desde 20 libras.

Westminster y el Parlamento, desde el London Eye

2. The View from The Shard

Recientemente inaugurado a bombo y platillo como el edificio más alto de Europa, The Shard (La esquirla) es una impresionante mole de cristal visible desde casi todo Londres. No es de extrañar que, por tanto, su plataforma sea la más alta de Londres –y de Europa occidental- a 244 metros de altura, el doble que el London Eye. El edificio en sí, con 310 metros, es el más alto de Europa.

Desde tan alto y con vistas de 360° no es extraño que crezca en popularidad. The View from The Shard va camino de convertirse en una de las atracciones más visitadas y ha sido testigo de varias proposiciones de matrimonio –la primera de ellas, a los diez minutos de inaugurarse al público.

Metro London Bridge, entradas desde 25 libras.

La catedral de St. Paul (dcha) y la TATE Modern (izda)vistas desde The View from The Shard

3. Primrose Hill

Justo al norte del Regent’s Canal, esta colina ofrece buenas vistas del Regent’s Park, el zoo que alberga y el famoso West End londinense. La mayoría de iconos de la ciudad son visibles desde Primrose Hill. Y además es gratis. Se puede combinar con una visita al mercado de Camdem.

Metro Camdem Town o Chalk Farm. Gratis.

4. Emirates Air Line

Inaugurado para los Juegos Olímpicos de 2012, el teleférico del este de Londres añade una nueva forma de ver la ciudad desde las alturas. Los tickets empiezan desde las 3.20 libras pero pueden cargarse en la Oyster (tarjeta de transporte) si dispones de una –recomendable. Se puede combinar con una visita al O2 Arena.

Metro Greenwich North, desde 3.20 libras por trayecto.

5. Escalar el O2

Éste es para aventureros. ¿Recordáis la escena inicial de la película de 007 “El mundo no es suficiente”? No me refiero a la visita de James Bond a Bilbao. Hablo de Pierce Brosnan dislocándose el hombro colgando de un edificio con forma de cúpula blanca con púas amarillas.

Bueno, pues ese edificio –el O2 Arena- está abierto al público y puede escalarse. Con un arnés, para evitar sucesos a lo 007. El O2 también alberga conciertos, así que es un buen combo a realizar si vais a asistir a un evento. Ofrece unas vistas inmejorables de la City londinense –y 360° alrededor.

Metro Greenwich North. Escaladas desde 25 libras.

6. La torre Oxo

¿Qué mejor que ver Londres mientras degustas una buena cena? En el octavo piso de la Torre Oxo tienes un restaurante que ofrece alguno de los mejores platos de Londres. Si sólo quieres beber algo, puedes ir al cocktail bar. Eso sí, lo que gastes aquí va a depender de tu apetito.

Metro Temple y cruzar al otro lado del río; precio dependiendo de lo que consumas.

7. Frank’s Cafe & Campari Bar

Hablando de bares, una de las mejores cosas de Londres son sus terrazas al aire libre en las azoteas de los edificios. Para disfrutar de una combinación de pintas y vistas destaca el Frank’s Café. Situado encima de un parking en Peckham el bar lleva cuatro años entre los favoritos de los londinenses. Vistas desde el sur hacia la City difíciles de mejorar.

Parada de tren de Peckham Rye, entrada gratis.

8. Southbank Centre

Después de patearte la ciudad visitando todo lo que hay entre Tower Bridge y Westminster, nada mejor que acercarse a Southbank para tomar unas pintas en alguna de sus múltiples terrazas. Destino común de londinenses después del trabajo y de turistas de paso, las vistas al río Támesis son espectaculares. Pero quizás en este caso sea mejor mirar hacia la terraza y mezclarse en la relajada atmósfera que se respira.

Metro Waterloo, entrada gratis.

9. Greenwich Park

Otro posible combo: visitar el meridiano de Greenwich y ver Londres desde un punto emblemático. Subiendo hacia el observatorio de Greenwich, las vistas son inmejorables –especialmente en un día despejado. En primera plana el Colegio Naval y el parque de Greenwich, después aparecen en el horizonte los edificios altos de la City. Y ya de paso, se puede hacer una visita al observatorio y poner en hora nuestros relojes. 

Metro (DLR) Cutty Sark o Greenwich, gratis.

La vista de la City londinense desde Greenwich

10. Parliament Hill

Algo alejado y a menudo olvidado, ésta es uno de los mejores puntos desde donde ver Londres. Una placa en la cima de la colina indica la dirección de cada unas de las atracciones londinenses. En un día claro se puede ver el latido de la City con sus altos edificios en la distancia. Y cuando es brumoso, el centro de Londres parece flotar en una nube entrecortada de niebla de su propia creación. 

Metro Hampstead Heath, gratis.

 

11. Alexandra Place

El lugar donde se celebran las famosas carreras de coches sin motor bajando una colina, es también un buen lugar desde donde observar Londres, su ciudad financiera y más allá. Desde aquí se emitió la primera señal de televisión la década de 1930, por lo que éste es el origen de la BBC.

Metro Wood Green, gratis.

12. Museo TATE

El mirador de la TATE no tan alto como los otros, ni con vistas tan amplias como los otros. Pero ofrece una combinación imposible de resistir. Para empezar, es el mejor sitio desde donde fotografiar el Millenium Bridge y la Catedral de St. Paul al fondo. Pero además, añade el atractivo de estar situado en el cuarto museo más visitado del mundo –por algo será. ¡Y es gratis!

Metro Mansion House o St. Paul’s. Gratis.

 

Cualquiera de las opciones mencionadas aquí te va a dar una buena idea de lo grande que es Londres. Y gracias al perfil bajo que tiene, es fácil hacerse una idea de su extensión. Sea como sea, apuesto a que tendrás que volver de nuevo para verlo todo. No te preocupes, Londres engancha y es capaz de sorprender hasta al más veterano de los viajeros.

 

Imágenes del autor, cedidas para esta publicación.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Javier García Marcos


Javier es un periodista freelance que escribe sobre política. Ha vivido en Irlanda, Reino Unido, Nueva Zelanda, Palestina y Estados Unidos y viajado a más de 40 países. Geek de todo, desde ciencia a historia, cuando no está con la mochila a cuestas o haciendo fotos por ahí, es que está en el bar preparando la próxima aventura.