En España somos muy nuestros. Será esa manera de ver las cosas, la dieta mediterránea o ese especial sentido del humor, pero lo que está claro es que, de alguna forma, somos diferentes. Y algo muy propio de nuestra cultura son los refranes, dichos populares y proverbios.

Otra realidad de nuestros días es que los españoles no paramos de tuitear, whatsappear y facebooquear (¿existen ya estos verbos?). Es más, dicen que somos el primer país europeo en adicción a las redes sociales (en algo teníamos que ser los primeros, ¿no?). Del Whatsapp ni hablemos, porque de media lo miramos 150 veces al día. Y es que nos hemos vuelto muy 2.0. Por ello, nuestros refranes no pueden quedarse atrás y caer en el olvido, por lo que deben evolucionar y modernizarse. ¿Qué pasaría si adaptamos el refranero español al mundo de las redes sociales, los blogs, los wikis, Whatsapp y otros chismes 2.0?

1. Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, sube las tuyas a Instagram

Está muy de moda el rollito este de llevar barba (de hecho, hasta está mal visto ir afeitado). ¿A qué esperas para hacerte una foto, aplicar un filtro en plan retro y subirla a Instagram? ¡Comparte con el mundo tu elegante vello facial!

2. En casa del herrero, haz check-in, que aún no tienen alcalde

¿Cómo? ¿Un lugar sin alcalde en Foursquare? ¡Corramos hacia allí! Nunca unas elecciones fueron tan baratas…

3. A quien madruga, la hora de conexión del Whatsapp le delata

No se te ocurra levantarte temprano un domingo, porque siempre habrá algún amigo/conocido/contactodelwhatsappengeneral que te dirá eso de “ola, k ase despierto tan pronto?”. Pues tener vida social, gracias.

4. Antes se coge al mentiroso que al cojo, sobre todo, si tiene Facebook

“Cari, hoy no puedo salir, que me encuentro mal y me quedaré en casa”. Vale, correcto. Pero para que tu coartada sea perfecta, dile a tus amigos que no suban las fotos estando de fiesta en la discoteca de turno. Porque además tendrán el detalle de etiquetarte. Braaavo…

5. En Twitter, rectificar es de sabios

En Una docena de… ya hablamos de las múltiples formas que existen de meter la pata en Twitter. Si escribes algo catalogado como “cagada” y tienes muchos seguidores, aunque borres el tweet, el daño estará hecho. Mejor rectificar y rezar para que no te linchen…

6. Fotos que no ves, corazón que no siente

No seas masoca. Si no quieres sufrir viendo a tu ex con su nueva pareja, abstente de entrar en su perfil de Facebook para ver fotos con títulos tipo “con mi preciosa niña en Fuengirola” o “mi nuevo novio es mucho más guapo y mucho mejor en la cama”.

7. El camino se hace al andar, pero mucho mejor con Google Maps

“Sí, no te preocupes, sé llegar al bar”. Bendito seas Google Maps. Pero si te quedas sin batería en el móvil, estás jodido (un caso digno de Cuarto Milenio, improbable con la larguísima duración de las baterías de los smartphone actuales).

8. El que la sigue en Twitter, no siempre la consigue

Dos comentarios para todos aquellos que probáis a ligar en Twitter: 1. Si sigues a alguien con 500 followers, eres uno más. 2. Si no escribes en privado, los tweets son públicos (parece lógico). Abstente de decir cosas tipo “¿Qué te parece si nos vemos esta noche en mi casa?”. Tu madre te podría retuitear…

9. Madre no hay más que una y quiere ser tu amiga en Facebook

Hablando de madres, las de hoy en día también son muy 2.0. Por ello, si la tuya pone en tu tablón de Facebook lo que hay para cenar y tus amigos dan a Like, puedes acabar con invitados en tu mesa.

10. No hay mal que por bien no venga, excepto con el corrector ortográfico

Ya sea escribiendo un mail, en Whatsapp, en tu blog o en cualquier red social, no te fíes del corrector ortográfico, no es trigo limpio. No obtendrás el mismo resultado terminando con “un saludo” que con “un salido”. O bueno, depende para qué…

11. El saber no ocupa lugar, ni en la Wikipedia

Mola mucho un sitio en el que cualquiera puede aportar su granito de arena para enriquecer el conocimiento y difundir la cultura a través de la Red. Pero repito, cualquiera (incluso yo). Si dicen que ha muerto Dani Martín (el exvocalista de El Canto del Loco), quizás no sea del todo cierto…

12. Nunca digas “De esta agua no beberé”, pero si lo haces, aléjate de los smartphone

De los creadores de “La última y nos vamos” y “Si bebes, no tuitees”, si la cosa se te va de las manos, huye de cualquier tecnología. Tus amigos estarán al acecho para inmortalizar tu vergonzoso espectáculo. No creo que quieras ser el vídeo más visto del día en YouTube…



Ya puedes presumir de conocer la versión más contemporánea de algo tan castizo como los refranes y dichos populares. Y tú, ¿añadirías a esta docena algún otro refrán 2.0? ¡Cuéntanoslo!



Imagen cortesía de mkhmarketing, con licencia Creative Commons.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Javier Raposo


Muy de contar cosas, ya sea en blogs, en radio o en el ascensor. Periodista y economista. Reflexiona sobre el mundo en su blog El Descaro Improvisado.