Este año el Boss y su banda vuelven a la carretera. Les espera una larga gira por estadios y festivales y a principios de verano visitarán Sevilla, Madrid, Barcelona y San Sebastián para presentar su nuevo trabajo, Wrecking Ball. En mi caso los veré por segunda vez en el estadio de Anoeta (la primera fue en Barcelona 2008), y si puedo en un futuro asistiré a muchos más conciertos.

Todo el mundo debería ver a Bruce Springsteen por lo menos una vez en la vida. Aquí van una docena de razones por las que creo que deberíais hacerlo:

1. El Jefe

Que le llamen el Boss no es casualidad. Una trayectoria de más de 40 años le contempla, llenando estadios allá donde va y dando una lección musical al alcance de muy pocos hoy en día. En septiembre cumplirá 63 primaveras, pero está en su mejor momento y le quedan cuerda, discos y conciertos para rato. Toda una vida dedicada al rock n’ roll.

2. The E Street Band

Esta brillante e inigualable banda ha acompañado a Bruce en casi toda su carrera, excepto un paréntesis entre 1988 y 1999, en el que trabajaron por separado. Aparte de acompañar al Boss, también lo han hecho con Bob Dylan, Meat Loaf, David Bowie, Ringo Starr y un largo etcétera.

Puro talento el de Steve Van Zandt (guitarra), Patti Scialfa (guitarra y coros), Garry Tallent (bajo), Max Weinberg (batería), Roy Bittan (piano), Charles Giordano (órgano) y Nils Lofgren (segundo guitarra). Se echará mucho de menos en esta gira a Clarence Clemons, mítico saxofonista de la banda, que nos dejó el año pasado.

3. Born in the USA

Se trata del álbum más vendido de toda la carrera de Springsteen, uno de sus más famosos y referencia musical indiscutible de la década de los 80. Un Bruce más maduro con respecto a sus primeros años, que dejó para la historia himnos como Dancing in the Dark, Glory Days o el tema que da nombre al disco, Born in the USA.

Ronald Reagan utilizó este trabajo para hacer campaña política, a lo que Bruce le respondió diciendo que ese no era el objetivo que quería. El tiempo ha demostrado que se trata de un disco, y sobre todo, de una portada muy patrióticos, y de un símbolo perpetuo del orgullo yankee.

4. Discografía y premios

Cómo monstruo de la música que es, el de New Jersey tiene un extenso repertorio de álbumes, nada más y nada menos que 18. El primero lo grabó en 1973 (Greetings from Asbury Park, N.J.) y ya en el 75 cosechó un rotundo éxito con Born To Run, uno de sus mejores trabajos. En 1980, The River le catapultó al Número uno y a mediados de la década se consolidó como la estrella del rock que es con Born in the U.S.A. y Tunnel of Love.

Comenzó el nuevo siglo con The Rising, uno de sus discos más sentimentales, y sus trabajos posteriores han demostrado que su música está en un excelente estado de salud. En la gira de este verano
presentará su nuevo álbum, Wrecking Ball, en mi opinión un disco más comprometido que sus anteriores y con un sonido más genuino. Veremos qué tal suena en directo, pero puedo afirmar sin lugar a dudas que es su mejor disco de los últimos años.

Todos estos trabajos han convertido al Jefe en todo un fenómeno de masas, más de 20 Grammys e infinidad de premios hacen que se lo haya ganado por derecho propio.

5. Su voz

Esa voz rasgada y rota tan característica es una de sus señas de identidad. Se reconoce rápidamente porque no hay otra igual en el mundo del rock. Sobrecogedora, te golpea y se mete en el alma. Es maravillosa.

6. Incombustible

Lo que más me llamó la atención cuando lo vi hace cuatro años, fue la energía inagotable, tanto en el Jefe como en la E Street Band. Pocos conciertos he visto con tanta entrega en cada tema, en cada estrofa, durante prácticamente tres horas y sin apenas descanso. Mucho tiempo y muchas canciones, un repertorio completísimo que no deja indiferente a nadie. En una palabra, brutal.

7. Sencillez

Al igual que no se trata de uno de un artista excesivamente excéntrico, Bruce tampoco necesita grandes montajes ni juegos de luces en sus shows. La clave está en él mismo y en su banda. Sin grandilocuencia pero con una grandeza inigualable. Un sonido atronador que roza la perfección.

8. Lleno asegurado

Estadio que pisa, estadio que llena hasta la bandera. Agota todas sus localidades en tan solo unas horas, tanto en multiusos de aforo más reducido como en campos de fútbol de hasta 100.000 personas. Es emocionante ver la grada y la pista a rebosar vibrando con el rock del Boss.

9. Streets of Philadelphia

Una de sus canciones más míticas. Ganadora del Oscar en 1994 a la mejor canción original por la mítica película “Philadelphia”, protagonizada por Tom Hanks y Denzel Washington. Para Bruce es uno de sus temas favoritos. Para mí también.

10. Influencia

Es un grande de la música de todos los tiempos, y como no podía ser de otra manera ha influenciado a numerosos artistas de todos los estilos. Desde Bon Jovi hasta Dire Straits pasando por la mismísima Lady Gaga. Así mismo, el propio Bruce bebe de influencias como Elvis Presley, Bob Dylan, James Brown y Hank Williams. Sus directos son una lección que no conviene perderse.

11. Auténtico Rock n’ Roll

Como acabo de decir, sus conciertos son todo un acontecimiento. No es un músico de rock cualquiera. Él es el rock. Un monstruo de los escenarios que mezcla el rock n’ roll más clásico con unas pinceladas de folk y country reproduciendo un sonido único. Ha nacido para esto, y sin olvidarnos de por supuesto la brillante banda que tiene detrás, Bruce Springsteen es un mito del rock de nuestro tiempo.

12. Rebelde con causa

Aparte de ser un rockstar, el Jefe es un tipo concienciado. Su música siempre ha estado marcada por los acontecimientos. Se trata de un patriota convencido , y a finales de los 70 sus letras se llenaron de angustia, una desilusión palpable tras la Guerra de Vietnam.

En 2002 no dudó en solidarizarse con las víctimas del 11-S en The Rising, unas letras para la esperanza después de la tragedia y el durísimo golpe que recibió la sociedad norteamericana.

Por último, y en este nuevo disco (Wrecking Ball), el cantante azota con furia al sistema financiero, versos hastiados y comprometidos en estos duros tiempos de crisis. Bruce nunca se ha callado, es rock con mensaje.
 
Estas son algunas de las razones por las que creo conveniente ver al Boss por lo menos una vez en la vida, pero creo que hay muchas otras. La clave es que cada uno saque sus propias conclusiones cuando le ve. Tanto amantes del rock, como de la música en general. Creo que quién más, quien menos, conoce alguna canción de Bruce y disfrutaría en un concierto. Personalmente, cuando lo vi en directo me enganchó aún más, es un genio y tiene un directo explosivo y atronador que roza la perfección. Bruce ha nacido para esto.
 
Imagen destacada cortesía de manu_gt500 via photopin cc bajo licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Ignacio Aranburu

Sobre Ignacio Aranburu


Soy bastante freak, aunque a mí me gusta llamarme simplemente geek. Intento dedicarme a la informática, me apasionan las nuevas tecnologías y todo lo que contenga electrónica en general. Aparte de estar enganchado a Internet y al mundo 2.0, me encanta el deporte, disfruto viendo buen cine y soy un festivalero en potencia. Mi adicción es la música, sobre todo pop y rock en casi todas sus vertientes, la electrónica y las bandas sonoras. Desde hace no mucho cuento mis vivencias musicales en midnightinberlin.