En realidad no estoy tan cabreada con Facebook como el título hace parecer y como algunas personas a mi alrededor. A mí, Facebook me mola. Con reservas en algunos puntos, pero, indudablemente, desde su irrupción, se convirtió en la reina y señora de las Redes Sociales.
Ha plantado en este mundillo, en otro tiempo casi reservado a freaks y nerds, a abuelos y a nietos, a gentes de alta alcurnia, a profesionales liberales y a obreros de la fábrica. Algo tendrá, digo yo…
¿A que encontramos doce razones por las que nos mola Facebook?

1. Somos animales de costumbres

Llevamos tanto tiempo abriendo el face por la mañana para desayunar, que sería complicado abrir, en primer lugar, cualquier otra página.

2. Está todo el mundo

Bueno, va… todo el mundo no… pero casi todo el mundo sí. Está tu madre, tu prima del pueblo, tu amigote de jaranas juveniles, tus compis del cole o de la uni o de aquel curso que hiciste aquel verano. Están tus ex. Están tus primeros ligues… Es el único sitio de la red donde esto pasa, a día de hoy, claro.

3. Somos cotillas

Y, siguiendo el punto anterior, esa vena cotilla que todos tenemos, la calmamos en Facebook. ¿Cómo le ha ido a Perenganita o a Zutanito? ¡Uy, Menganita tiene dos años menos que yo y parece mi abuela! En fin, esas cosas que nos alegran la existencia 😛

4. Desahogo

Pues claro. Cuando estamos hasta el moño, siempre encontramos una palabra de aliento de alguien… aunque sea de un perfecto desconocido que, eso sí, es nuestro amigo en Facebook.

5. Es fácil de usar

No requiere ningún esfuerzo. No hace falta saber informática. Ni siquiera mecanografía. Cualquier persona que sea capaz de hacer el buitre con el dedo índice sobre el teclado (haz la prueba y sabrás a qué me refiero) puede abrir una cuenta y empezar a trastear con ella.
Luego sólo es cuestión de leer: pulsa aquí, me gusta, compartir…

6. Has aprendido a controlar tu privacidad

Estabas harto de recibir invitaciones a la granja de la vaca verde o al horóscopo de la vieja chocha, pero ya has aprendido a bloquear estas invitaciones. También has aprendido a callar el muro cuando ruge. Incluso has hecho alguna lista (o las ha hecho Facebook por ti) y sabes cómo compartir información con unos o con otros.
Estas cosas ya no te pasan y dominas la situación.

7. Descubres cosas nuevas cada día

Las noticias vuelan (los hoax también, lamentablemente), así que, igual que en otras redes sociales que se suponen más inmediatas, te enteras de todo en el momento que pasa.

8. Recuperas amigos de la infancia

Y es que muchas veces es la propia vida la que nos ha separado: unos se fueron a estudiar a no sé dónde, otros se echaron novia o novio y nunca más se supo… Facebook ha vuelto a recuperar mucha amistad perdida en el tiempo. Quizá nada vuelva a ser como era en un principio, pero el que tuvo, retuvo, dice el refrán.

9. No hay aburrimiento

Al menos yo, soy incapaz de aburrirme en Facebook. Siempre encuentro algo que postear, algo que comentar, alguien con quien chatear un rato… Bucear en las páginas, descubrir gente con intereses similares a los míos… Trastear… y, desde luego, volver al punto tres.

10. Activismo

No sólo activismo político. Facebook es una plataforma increíble para hacer activismo social. Doy fe en primera persona. Hace unos años, junto a mi hermano, hicimos una campaña con Médicos sin Fronteras por la que, por primera vez, ellos utilizaron un sistema de aceptación de micropagos. Se pedía un euro por persona y se llegaron a recaudar cerca de diez mil euros, procedentes de todos los lugares del mundo, que fueron directamente a esta ONG.
Denunciar situaciones injustas, pedir ayuda para alguien… Todos estos contenidos se viralizan de una forma increíble.

11. Ni en Facebook son todos malos ni en el resto de redes sociales son todos buenos

Que sí, que Facebook es el mal, que comercian con nuestra información privada y todo lo que queráis… pero, ¿quién nos obliga a dársela?
Con otras formas, menos agresivas, Google consigue los mismos datos o más que Facebook y su lema es “Don’t be evil”. Da igual la forma en que uses las redes sociales, si como entretenimiento o como negocio, en cualquiera de los dos modelos, Facebook es interesante.

12. Participar en programas de TV o radio

Muchos programas tienen páginas abiertas en Facebook con las que puedes interactuar con otros usuarios o con el propio programa, contestando a preguntas que siguen el hilo propuesto en el guión y que luego, los presentadores leen en directo en el programa.

¿Cuáles son tus razones para adorar esta red social? ¿O eres de esos que no puede sufrirla?

Fotografía cortesía de Laughing Squid via photopin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.