Desde que tengo uso de razón el baloncesto es una parte importante de mi vida y como tal, mi sueño siempre ha sido jugar en cualquier competición de la Federación Española de Baloncesto (FEB). En teoría a mayor categoría, mayores recursos, mayor seguridad, mejor gestión. Hace años cuando la crisis no golpeaba con la fuerza que lo hace ahora, no se percibían cosas que ahora por desgracia están saliendo a la superficie.

He recopilado unas cuantas razones por las que en mi opinión el baloncesto en categorías FEB está muriendo, vamos a echarles un vistazo.

1. Crisis

Está claro que la crisis mundial que vivimos actualmente también afecta al baloncesto. Los gastos de inscripciones se reducen pero no lo suficiente. Cada día desaparece un equipo nuevo, en cualquier categoría ya sea baloncesto masculino o femenino.

Los patrocinadores privados son especies en extinción y el dinero público no es que fluya precisamente hacia el deporte.

2. Cánones

Los famosos cánones. No se han reducido hasta que no han visto desde la federación el problema de que podía peligrar su negocio. Se reducen pero siguen siendo abusivos para un gran número de equipos. Es fácil encontrar en prensa cantidad de artículos de equipos que buscan desesperadamente un patrocinador que se haga cargo de esos gastos sin suerte.

3. Organización

Es un gran negocio. Los equipos pagan prácticamente todo; arbitrajes, fichas, campos, desplazamientos y además una pasta por inscribirse. Es la organización perfecta, de gasto 0% y beneficio 100%.

Por ejemplo en liga Adecco Plata (temporada 2012/2013 con 11 equipos) les saldría mejor juntarse a esos 11 en una liga paralela evitando otros gastos.

4. Gastos

Gastos, gastos y más gastos. Varía entre categorías y hay diferencias entre masculino y femenino, pero la cantidad de gastos de una temporada en categoría FEB son desorbitados. Se piden requerimientos profesionales a equipos amateurs. En los últimos años la gran mayoría de equipos inscritos en ligas FEB obtienen sus presupuestos de dinero público, cada día más recortado.

5. Jugadores que emigran

Cada vez es más común ver jugadores de categorías FEB que se buscan la vida fuera. ¿A qué se debe esto? Pues una de las razones es la seguridad de cobrar a final de mes y la de falta de oportunidades en España. Al haber cada vez menos equipos, hay menos oportunidades de progresar. Es sencillo.

6. Subir / Bajar

Otra cosa que se ve cada día, es que el mejor no es el que sube, y el peor no es el que baja. Se puede ver desde la ACB hasta ligas menores como 1ª Nacional del País Vasco. Aún está reciente el caso del Lucentum de Alicante o el Club baloncesto Atapuerca. Vender la plaza, comprar. El mercadillo está servido.

7. Reestructurar

Como cada verano, se habla de reestructurar las ligas. En busca de disminuir los gastos. Hace unos años se reestructuró satisfactoriamente el grupo norte de liga EBA dividiéndolo en dos subgrupos. Se habla de desaparición de categorías, de nuevas categorías, de tantas cosas que rara vez se llevan a cabo. Grupos con 8 equipos, categorías con 11 repartidos por toda España son cosas que se ven hoy en día.

8. Prórrogas

En los últimos años lleva siendo habitual, que una vez finalizado la fecha de inscripción de equipos, la FEB prorrogue el plazo para ‘ayudar’ a los que les falta algo para inscribirse. Si fuera algo puntual, se podría entender pero una, dos y hasta tres prórrogas cada año hace ver que quizás la ayuda que se necesita no es ampliar las fechas sino bajar los requisitos.

9. La Base

Las categorías FEB del baloncesto español son la base del futuro baloncesto, si no se cuida ¿qué va a ser del futuro? A pesar de que intenten vender que las categorías FEB siguen creciendo es complicado crecer cuando cada vez hay menos equipos y por lo tanto menos oportunidades de jugar.

10. Equipos que no pagan

Contratos firmados pero incumplidos. Jugadores que amenazan con plantarse. Siempre pasa y es difícil poner remedio. La inseguridad que provoca este tipo de situaciones hace que los jugadores duden cada vez más en marcharse fuera a jugar.

Esto pasó hace medio año. Hay ejemplos como el del Torrevieja Baloncesto o el Cartagena que desaparecieron en mitad de liga por problemas económicos.

11. Maltrato

En general el baloncesto se maltrata, y el femenino más. El último ejemplo es la final femenina del europeo. En el que por cierto se ganó por si alguno no se ha enterado todavía. Por lo menos se emitió la final, eso sí, por Teledeporte. Si no hay respeto ni en una final europea, no esperemos que se respete el baloncesto del día a día. Triste.

12.Multi-inscripciones

CB Valladolid, equipo ACB, equipo que ahora mismo, mientras escribo este post, no se sabe aún si saldrá en la máxima categoría del baloncesto español o en liga EBA. Equipos de categorías menores que al no saber si darán por buenos sus números se inscriben varias categorías para si no entran en una entrar en otra. ¿Estabilidad de ligas FEB?



Éstas sólo son un puñado de razones que directa o indirectamente afectan al baloncesto en general y a las categorías FEB en particular. El baloncesto se está muriendo y no hace falta ser un entendido para verlo.



Imagen destacada cortesía de baloncestotecnico bajo licencia Creative Commons.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Israel Ortíz de Zárate


Se dedica al análisis, desarrollo y arquitectura de Software en empresa de innovación, realiza principalmente aplicaciones de stress y de automatización de tareas en el campo de la aeronáutica y de espacio. Linuxero y appleadicto. Gamer de carnet y geek a tiempo completo. Mente pensante y amago de jugador de baloncesto. Dormir es su pasión.