San Francisco es una ciudad que simplemente adoro. Por su cultura, su fisonomía, su gente, sus opciones, sus barrios, su excentricidad y por su comida. Son muchas razones hasta por las cuales hasta me iría a vivir allí.

Quiero compartir una docena de razones por las cuales al menos debéis visitar San Francisco, algunas más obvias que otras.

1. Golden Gate

Ah, el Golden Gate, el Golden Gate, ese puente cliché, sí, ese. Es sencillamente una locura de hermoso que es. Une San Francisco con Sausalito y tiene muchísimo cantidad de tráfico. El puente se puede cruzar en coche, bicicleta o simplemente caminando. La experiencia es sensacional de las tres formas.

Si tienes suerte, puedes tomar un ferry y también lo verás desde abajo en su máximo esplendor. Cualquiera que sea la opción elegida, vale la pena.

2. Alcatraz

Muchas historias sobre la cárcel Alcatraz y sobre cómo sus reclusos jamás pudieron escapar. Se han hecho inclusive series sobre The Rock (como es llamada por algunos), pero la verdad que verla es escalofriante.

Hay excursiones que van hasta la misma isla y también hay ferries que pasan cerca y se puede apreciar la frialdad de la isla.

3. Barrio Chino

San Francisco al estar extremadamente cerca de Asia, tiene muchísima migración china. El barrio Chino es enorme, tiene cientos de comercios en donde podemos encontrar toda la parafernalia de cotillón, pero también hay una cantidad impresionante de restaurantes e inclusive de puestos en la calle que venden desde verduras hasta pescado. La frescura de los productos es la clave.

4. Barrio Castro

Hay que quitarse los tapujos y visitar el Barrio Castro. Es la concentración homosexual más grande del planeta y es la capital Gay de América. Un dato de color, es que está permitido circular desnudo en San Francisco y por el barrio Castro mucha gente lo hace. Aparte de gente desnuda y de gays, hay grandes opciones para comer y sobre todo desayunar.

5. The Mission

Otro hermoso barrio, no solamente combina arquitectura del estilo SoHo de New York, sino que también es un enorme polo gastronómico, hay opciones de distintas latitudes, como comida italiana, española, asiática e inclusive los infaltables pubs.

Otra cosa curiosa de The Mission, es que hay una mezcla absoluta de clases sociales, puedes ver un homeless hablando con un chaval que se baja de un Porsche último modelo.

6. Embarcadero

Es el antiguo puerto, en donde se encuentra una construcción blanca con un reloj e internamente tiene una feria gourmet increíble, podemos encontrar desde vinos, aceites, cosméticos, embutidos y hasta marroquinería. Hay también infinidad de lugares para comer pero la feria en sí, es genial que sale bastante de lo tradicional. Por otro lado, da al mar, y la vista que hay desde ahí es para sacar ingentes cantidades de fotos.

7. Pier 39

Un lugar turístico, en donde también hay muchas opciones para comer, incluida el Hard Rock Café y Bubba Gump. Es un gran paseo comercial en donde podemos comprar souvenirs de todo tipo, camisetas, gorros y réplicas del Golden Gate. Hay también un gran carrousel; es un gran lugar para ir con chicos.

También da al mar y tiene una gran vista de noche.

8. Fisherman Wharf

Está a 5 minutos caminando del Pier 39 y sería como la meca del Clam Chowder. Fuera de los gift shops que abundan (quizás de menor calidad que en Pier 39) hay una abundante cantidad de lugares para comer la comida típica de San Francisco, el ceviche de almeja (o clam chowder!). Son lugares en donde uno come de pie y de los puestos que sale humo, por lo general son los mejores.

9. Cable Cars

Cómo no reconocerlos, son esos pequeños vagones antiguos que recorren las calles y la gente cuelga de los mismos.

El gran secreto de los Cable Cars es cómo se mueven. San Francisco internamente tiene un sistema de cadenas en constante movimiento que circulan bajo tierra. Los Cable Cars cuando están andando simplemente están “abrazando” la cadena bajo tierra que los hace mover. Para frenar, se sueltan de la cadena.

En las calles se escucha el rechinar de las cadenas y de noche, inclusive lo puedes escuchar desde la habitación de tu hotel.

10. Union Square

Union Square es una manzana en donde es más lo que representa como punto de encuentro que en lo que es en sí. Todo se mide en distancia a partir de Union Square, por ejemplo, el Apple Store, a 2 calles de Union Square, Ferrari, a una, Disney Store, a una también, Levi’s, Nike y Macy’s, rodean Union Square y un sinnúmero de lugares para hacer shopping del bueno, se ubican a su alrededor.

Es el mejor lugar para mi para alojarse, hay muchas formas de transporte desde ahí, como el Cable Car, Bart (el underway) e inclusive algunos Buses.

11. Comida asiatica

Mencioné la comida en todos los puntos porque San Francisco es un gran lugar para comer. Su cultura e influencia asiática hace que haya opciones por todos lados, desde comida india, thai, japonesa, china, pakistaní, árabe y vietnamita entre otras.

Recuerdo una semana que estuve ahí y habían pasado 4 días y todavía no había usado ni tenedor ni cuchillo, simplemente palitos.

12. Caffe Macaroni

Este restaurant italiano, es sin lugar a dudas el mejor restaurante italiano que fui. Atendido por Mario, un napolitano que está asentado en San Francisco hace muchos años en donde se puede optar ir por la carta o bien por el modo “sorprendeme” en donde Mario empieza a traerte lo que quiere y cuanto quiere y uno come hasta desmayarse. Mario también acompaña con exquisitos vinos italianos y el ambiente ahí adentro no puede ser mejor.

Para referencias: Caffe Macaroni.



La comida y la bebida definitivamente son un gran atractivo de San Francisco, pero a nivel cultura, paisajes y tecnología, es increíble. Es una ciudad con mucho relieve con lo cual a veces el estado físico para caminarla es necesario, pero se disfruta cada metro de la ciudad. Definitivamente está en mi top 5 de ciudades.



Imagen destacada via Shutterstock.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Diego Varela


IT Program Manager hace algunos años y trabaja en operaciones hace tantos otros. Hice cualquier cosa en el mundo IT, desde programar, testear, administrar bases de datos, administrar servidores y analizar requerimientos por más de 18+ años. Argentino en muy buena ley, aunque he vivido por acá y allá. Los recepcionistas de los hoteles ya me reconocen de la frecuencias que tienen mis viajes.