Hace tiempo una amiga castellanoleonesa se sorprendió cuando en Facebook me declaré fan de Castilla y León. Yo, que no era castellanoleonés. Que cómo se me ocurría. Que por qué. “Porque sí” no valdría como respuesta para abarcar la verdad de una región mayor que Portugal.
Pero Castilla y León no ha cumplido aún los treinta años como comunidad autónoma y dista de comportarse como un ente homogéneo. Aquí cada uno es de su madre y de su padre. De su pueblo, de su comarca o de su provincia y pare usted de contar.
Cómo estará la cosa que tiene que llegar un extremeño -que lleva una década por estos pagos- para dar doce razones para visitar Castilla y León. En un puente, en Navidades, en Semana Santa, en verano o cuando sea: hay Castilla y León para todos.

1. Ávila

Ávila
Su capital es conocida por sus murallas medievales (quizás las mejor conservadas de España) y por ser la cuna de Santa Teresa de Jesús. Pero una visita a la provincia no debería ignorar las montañas de Gredos o pasar por alto poblaciones como Arévalo, Madrigal de las Altas Torres, El Barco de Ávila o Arenas de San Pedro.

2. Burgos

Burgos
En Burgos entra a la región el Camino de Santiago, una espiritualidad que parece plasmarse en los principales puntos de interés de la provincia: los monasterios de Oña, de Silos o de las Huelgas, éste junto a la capital donde sobresale su catedral, también Patrimonio de la Humanidad. Es imprescindible, además, conocer Atapuerca y Las Merindades.

3. León

León
Quien vaya a León capital sabrá que siempre faltarán palabras para describir la fascinación que producen las vidrieras de su catedral gótica, los frescos románicos de San Isidoro… o tapear en el Húmedo. Es más que recomendable salir de la ciudad para perdernos en Babia, subir a los Picos de Europa, adentrarnos en El Bierzo o dedicarle un día a la bella Astorga.

4. Palencia

Palencia
Quizás sea la gran olvidada de la región, aunque el auge del Camino de Santiago ha sido una inmejorable promoción para enclaves como Carrión de los Condes, Frómista o la propia capital, a cuya catedral se le apoda “la bella desconocida”. El Canal de Castilla y Aguilar de Campoo, a los pies de la Cordillera Cantábrica, bien merecen una escapada.

5. Salamanca

Salamanca
Es muy difícil no caer rendido ante la Ciudad Dorada, famosa por su universidad y la vida que ésta le insufla. La provincia, aún así, no debería pasar desapercibida, sobre todo cuando cuenta con una joya como Ciudad Rodrigo o comarcas como Las Arribes del Duero y Las Batuecas, donde cada pueblecito es un pequeño tesoro.

6. Segovia

Segovia
Muchos identifican Segovia con la santísima trinidad encarnada por el alcázar, el acueducto y el cochinillo. Vale, es una combinación ganadora, pero no es menos cierto que tanto l capital como la provincia ocultan otras maravillas: los Palacios Reales de La Granja y Riofrío, el mudéjar que abunda en la provincia o villas como Cuéllar, Sepúlveda o Pedraza.

7. Soria

Soria
Que sea la provincia menos habitada no le resta ningún aliciente. Es más, quizás se lo sume. Es fantástico alejarse de la masificación turística y descubrir el Cañón del Río Lobos, la Laguna Negra, Numancia, Gormaz, Berlanga de Duero o El Burgo de Osma. Y Soria capital, por supuesto, una pequeña y coqueta ciudad donde la vida pasa a otro ritmo.

8. Valladolid

Valladolid
En el centro de la región se alza su ciudad más poblada: el casco histórico de Valladolid no destaca demasiado, pero el antiguo Museo Nacional de Escultura y otros rincones puntuales ya justifican el viaje. En la provincia, casi llana en su totalidad, sobresalen localidades como Tordesillas, Peñafiel, Medina del Campo o Urueña.

9. Zamora

Zamora
La capital provincial, rebosante de románico, es una urbe tranquila que se revoluciona en Semana Santa. Sea entonces o en cualquier otro momento, Zamora bien vale una misa. Eso sí, ya que estáis no dejéis de visitar otros lugares de la provincia: Benavente, Toro o las comarcas de Sanabria y Sayago.

10. Su cultura

Cultura
Hay pocas autonomías que concentren tanta cultura como Castilla y León, donde siglos de historia tienen su reflejo en un patrimonio único -no hay estilo artístico sin representación-, con hasta ocho elementos considerados Patrimonio de la Humanidad (Ávila, Segovia, Salamanca, Las Médulas, la catedral de Burgos, los grabados de Siega Verde, Atapuerca y el Camino de Santiago). Y la riqueza cultural crece si hablamos de gastronomía: ternera de Ávila, lechazo castellano, cochinillo segoviano, vinos del Duero y un largo etcétera.

11. Su paisaje

Paisaje
O, mejor dicho, sus paisajes. Hay más Castilla y León que las típicas llanuras interminables de la meseta. La Naturaleza se ha portado fenomenalmente con una región rodeada de montañas y surcada por ríos que a menudo discurren por verdes valles. Además, cuenta con hasta quince parques nacionales, regionales o naturales, prueba de la diversidad de su fauna y su flora. De acuerdo, el clima puede ser extremo en invierno, pero el frío, la nieve y la niebla son parte de su atractivo y del carácter de la región.

12. Su paisanaje

Paisanaje
La tierra hace a la gente y la gente hace a la tierra. Se dice de los castellanoleoneses que son recios, secos, austeros y poco dados a la ostentación. Pero apenas se dice que, a cambio, son sacrificados y hospitalarios como pocos: puede costarte establecer contacto de inicio, pero cuando te ganas a un castellanoleonés sabes que es para siempre. Y eso, en los tiempos que corren, es un don que no se prodiga demasiado en nuestra sociedad.

Como habréis comprobado, es imposible resumir en sólo doce puntos todo lo que Castilla y León puede ofrecer a quien se acerque a cononocerla. Es más, yo diría que hay tantas Castillasyleones (?) como visitantes… o comentaristas de esta docena de razones.

Todas las fotografías son del autor y cuentan con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Fer Díaz

Sobre Fer Díaz


Persona humana, dentro de lo que cabe. Historiador. Medievalista. Viajero devoto y fotógrafo aficionado. Hablo de todo en ferdiazgil.tk, hablo de Historia en aquifuetroya.com, hablo de Twitter en otroblogsobretwitter.wordpress.com y hablo de lo que sea en @ferdiazgil