En los últimos dos años se ha puesto muy de moda esto del crossfit; se trata de un deporte que, contrario a los que muchos piensan, no tiene nada que ver con el entrenamiento de gimnasio que todos conocemos. De hecho, ni siquiera se practica en un centro ‘al uso’, sino que normalmente están en naves dentro de polígonos industriales.
Efectivamente, no suena muy acogedor, pero los Box, así se les llama, en realidad son el sitio perfecto para ponerse en forma sin depender de las máquinas. El crossfit es una disciplina deportiva que tiene su origen en los cuerpos de élite estadounidenses, y que combina el trabajo completo de todo nuestro cuerpo con una alta intensidad en los entrenamientos.
Sin duda es algo que merece la pena probar. Aquí van una docena de motivos para que te animes con el crossfit.

1. Está de moda.

Como el ser hipster o jugar al pádel. Practicar crossfit ahora es lo que se lleva; seguro que tienes amigos, vecinos o familiares que te han dicho eso de “pues me he apuntado a crossfit”. Por algo será, ¿no? Aunque solo sea por socializar un rato con gente conocida o por tratar con nuevas personas, apúntate. Puedes ser cool y estar en forma a la vez.

2. No necesitas nada.

El equipamiento para crossfit es muy básico: una camiseta (como quieras), un pantalón (corto y cómodo) y a funcionar. Por lo menos para empezar. Luego ya entrarás en el mundillo de cogerte una camiseta crossfitera molona, unos guantes para las pesas, etc. Tampoco hace falta leerse libros sobre el deporte. Si quieres tener un mínimo de información, en Crossfit Paradise hay un montón de consejos para empezar.

3. Entrarás en una tribu.

El ambiente que se vive en un box de crossfit no tiene nada que ver con lo que se suele ver en un gimnasio corriente. Todo el que hace crossfit siente a sus compañeros como tal, como una verdadera tribu. Tanto es así que cuando están en otra ciudad, se pasan a ‘visitar’ los box del sitio donde estén, les invitan a entrenar con ellos, etc. En un gimnasio tienes suerte si el monitor de turno te hace caso un cuarto de hora cada mes.

4. Participarás en la Spartan Race.

Es una de las carreras más populares de los últimos tiempos, y eso que se celebra en España desde hace un par de años. Se trata de una carrera de obstáculos, por supuesto, con origen americano, que presume de ser de las más duras del mundo.
Se trata de una cinta muy popular de cualquier crossfitero, una aventura para la que te preparan específicamente en los gimnasios durante los meses anteriores a que se celebre la prueba. En cuanto te apuntes al box, te liarán para que les acompañes. Acepta 😉

5. Aprenderás una nueva forma de entrenar.

No hay nada parecido a esto en otro sitio. Es decir, los gimnasios normales no tienen planes de entrenamiento parecidos (aunque incluyen clases de ‘crossfit’, no es lo mismo) ni hay entrenadores personales que te preparen para algo así. El Crossfit está pensado para practicarse en un box, con monitores certificados y herramientas como el remo, las gomas, el kettebel, etc.

6. Funciona.

No es solo postureo. Esta disciplina deportiva te da los resultados que esperas, si lo que quieres es reducir grasa y aumentar masa corporal (lo típico cuando vas al gimnasio corriente). Los ejercicios son duros y las rutinas algo pesadas, pero desde luego el resultado merece la pena.

7. Es muy divertido.

Entrenar no tiene por qué ser una ‘obligación’ o algo para lo que sea necesario fuerza de voluntad. Los crossfiters disfrutan de que les toque ir al box por la tarde a darle duro a las pesas o las flexiones. No pasa nada, los ejercicios te retan constantemente, y es imposible aburrirse.

8. Deporte siempre en compañía.

Al contrario que cuando vas al gimnasio a entrenar sin más, haciendo crossfit nunca estarás solo. Siempre se practica haciendo ‘clases’ con más gente y un monitor que te va guiando en los ejercicios. Socializarás más y estarás más entretenido. Se acabó lo de hacer deporte enganchado a unos cascos todo el rato.

9.También ejercitas la cabeza.

No solo entrenas brazos, piernas abdominales… También pones ‘fuerte’ la mente. A medida que avanzan las clases, tu entrenamiento te ayudará a superar mejor los retos, mejorar tu capacidad de sacrificio e ir avanzando de nivel. Terminarás clases de mayor nivel y cada vez aguantarás más peso.

10. Puedes practicarlo cuando quieras.

El crossfit no es un deporte de temporada. Se disfruta todo el año. No importa la estación en la que estemos, ni el tiempo que haga ese día. Todos los box están tapados y cuentan con lo mínimo para que tus entrenamientos se realicen con plena normalidad. La única diferencia es que cuando el tiempo acompaña se suelen aprovechar las partes exteriores del centro para realizar ejercicios como carrera continua o el remo.

11. Evitas la monotonía.

Es muy complicado que te canses del crossfit. Hay ‘enfermos’ que incluso actualizan la página de su box a las 12 de la noche solo para saber el entrenamiento que les espera al día siguiente. Y es que nunca repites: siempre hay un ejercicio nuevo que probar, una parte concreta de tu cuerpo que ejercitar y un nuevo reto para superar.

12. ¿Por qué no?

Los gimnasios aburren. Son monótonos, solo hay máquinas y, exceptuando algunas clases que ahora están de moda, el resto son horas de entrenamiento en solitario con la música puesta. ¿Qué hay de malo en probar algo nuevo? Es sano, te pone en forma y, por si no estás convencido, tienes otras 11 razones encima para convencerte.

¿Qué hace falta para empezar a hacer crossfit? Simplemente echarle ganas, asistir a unas primeras clases de iniciación, donde te enseñarán la técnica básica para no hacerte daño en los ejercicios, etc. Nada más. Y merece la pena. ¡Estas doce razones anteriores deberían haberte convencido!

Imagen destacada aportada por el autor. Licencia desconocida.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Jorge García Gómez


Soy muy de blogs. Me gusta el marketing online, la creatividad y las buenas ideas. Me niego a ver cómo el mundo se apaga. Editor de Empadelados, blog de pádel para aficionados de todos los niveles