Pues sí. Hacer un Máster en Digital Business es lo más. Y no lo digo porque sea profesor de uno junto a otros colaboradores de esta santa casa como Emiliano Perez Ansaldi o David González Calleja en el que se imparte en la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio de Valladolid, sino porque realmente es una especialidad que hoy día es más que necesaria si se quiere hacer cosas en Internet de las llamadas de negocios.

Así que como veo que lo estáis deseando, paso a enumerar unas cuantas razones para hacer un máster de éstos.

1. Los negocios en Internet son negocios pero…

Sí. Justo. Los negocios en Internet en realidad no se diferencian mucho de otros negocios que vemos en nuestro día a día: mover un flujo de caja, ganar dinero, tener producto, etc. Pero tienen una serie de especialidades que hay que conocer, dado que cada vez hay más competencia en prácticamente todos los ámbitos. De hecho, si os fijáis, el Máster no se llama Máster en Internet Business, sino Máster en Digital Business, con lo que podemos deducir que en realidad tiene un carácter más amplio, y puede ir de montar un nuevo negocio en el que Internet sea el principal canal de ventas o de pasar tu empresa que está completamente offline al mundo online de una manera mucho menos traumática de la que lo harías con tu MBA.

2. Justo: adaptación al entorno digital

Ésta es una de las cuestiones que más suele fallar en muchas empresas. Todo “lo digital” es relativamente nuevo y eso implica que haya aún muchas empresas que necesiten dar el paso al mundo online, con una web del siglo XXI (sic), con información detallada y concreta de su actividad e incluso con cosas que pueden parecer muy básicas como la geolocalización. En un máster como éste se da una base técnica notable, pero también se ofrecen otra serie de conocimientos muy importantes, que son útiles de cara a internacionalizarse (si se estima necesario) y controlar todas las operaciones de tu empresa.

Asimismo, la atención al cliente varía. Los clientes son cada vez más exigentes en todo lo relacionado con sus pedidos y ahí es donde hay que hacer un mayor esfuerzo para captarlos, pero también para retenerles.

3. Verás todas las áreas importantes de gestión

Ya hemos adelantado la parte logística y la de atención al cliente, pero también muchos procesos internos han de variar. La incorporación de posibles medios de pago instantáneos como Paypal o las simples tarjetas de crédito, hacen que la gestión contable varíe, dado que conllevan unas comisiones por gestión que pueden dar al traste con nuestros márgenes operativos. Pero también hay otra serie de cuestiones que afectan, y mucho, a nuestro día a día: la velocidad de trabajo de nuestros proveedores, los procesos de envío y el seguimiento para nuestros clientes, la automatización de muchos procesos para que no haya problemas…

4. Muchos cuentan con profesionales en activo y de prestigio

En el caso que nos ocupa del máster en el que soy profesor, hay muchos y muy buenos profesionales con más horas de vuelo de las que os podáis imaginar. Pero para que un MDB sea bueno, no sólo ha de contar con excepcionales analistas o especialistas en SEO, usabilidad, desarrollo y demás, sino que también mola contar con otros profesionales, como juristas, economistas, directivos de empresas, psicólogos, creativos, diseñadores, profesionales de las presentaciones… Vamos, que echéis un vistazo al claustro de profesores para comprobar que efectivamente vais a ir a un Máster en Digital Business y no a un cursillo de adaptación tecnológica. Que no todo es tecnología.

Especialmente si hablamos de ideas de negocio que requieran de inversores. Por eso es tan importante contar con esos otros perfiles que igual has pensado “para qué voy a necesitar un psicólogo o alguien que me enseñe a hacer presentaciones o a ser creativo”. Pues mira, para ser diferente y además explicarlo como debe ser.

5. Trabajarás en equipo

Una de las cosas más útiles de un máster es la posibilidad de trabajar con el resto de personas que lo están cursando. No pienses que te van a robar la idea porque caerás en la típica equivocación. La economía digital se basa más en la colaboración que en la competencia y, sobre todo, es importante ver otros puntos de vista que nos puedan acercar al objetivo que queremos. Es decir, gracias a este trabajo con el resto de miembros de tu equipo, así como los debates que surjan con otros equipos, tu idea crecerá y mejorará. O incluso puede que tengas que desecharla y empezar de cero con otra idea porque haya mucha competencia, apenas haya público objetivo rentable para esa idea de negocio que tengas, o porque directamente no se sostiene en términos económicos y de inversión.

Es decir, es importante que te des cuenta que para un negocio digital no vas a volar solo, bien porque necesitarás más gente para trabajar o porque necesites en algún momento alguien que ponga “unas perres” para que tu negocio salga adelante sin contar con la financiación de los bancos.

6. ¿Te suena eso del “lean”?

Léelo “liín”, no “lean”. Algo que es fundamental para cualquier empresa, y más hoy día, es que sea ágil. Justamente eso es el tema lean, gestión correcta de los recursos. Y si no hay especialistas en estos temas, te encontrarás con que tu empresa en el paso del off al on empezará a tener dualidades y procesos duplicados, que perjudicarán los resultados económicos y generarán tensiones entre áreas de negocio (¿acaso realmente hay áreas de negocio online y offline cuando pueden ir de la mano?). Aprenderás a tener la estructura realmente necesaria para ese negocio, a ajustar los recursos que necesitas y a escalarlos adecuadamente. Todo ello desde un punto de vista estratégico. Que esto del lean es estrategia pura y dura.

7. ¿Y lo ágil?

También. Porque si haces una gestión de tus recursos de manera correcta gracias a los métodos que te ofrece el lean, serás el rey si además incorporas métodos ágiles. Aunque estos métodos ágiles suelen identificarse con la aceleración de procesos tecnológicos (especialmente programación) en una empresa permiten realizar testeos de una manera impensable no hace tanto tiempo, de tal manera que puedas poner en marcha una línea de negocio para conocer sus posibles resultados prácticamente con un chasquido de dedos.

8. Lo legal también es importante

Aquí poco se puede decir. Desde las preocupaciones básicas de cualquier cliente o persona que se acerca a un negocio digital (protección de datos, seguridad en las transacciones, responsabilidades) hasta otra serie de cuestiones que pueden tener mucha incidencia en lo que hagamos. Desde la ley de cookies (que lo único que hace es generar inseguridad en 10 de cada 10 usuarios normales de internet) hasta el dichoso canon que está en todas las conversaciones. Pero también porque este asesoramiento legal es fundamental en materias de impuestos, regulaciones de otros países o, ya no digo nada, en sectores regulados.

9. Incluso verás pasos del on al off

Y esto lo meto porque justamente uno de los profesores del Máster en Digital Business de la Escuela de Negocios, Carlos Andonegui, ha escrito una maravillosa exposición de cómo se da el paso del on al off, es decir, el paso contrario al que habitualmente estamos acostumbrados. Y porque igual os parece muy fácil cuando en realidad plantea unos retos muy grandes.

Pero es que cada vez más el público reclama que lo digital tenga una vertiente física, algo real y físico que tocar. Como ya pasó con una entidad financiera hace unos años, cuya estrategia se ha mostrado como un éxito, aunque algunos bocachanclas decían que sería un fracaso.

10. Aprenderás y comprenderás la importancia de la analítica web

Aquí sólo os voy a decir lo que dijo MJ Cachón en el pasado WordPress Valladolid: la analítica web es la base del marketing online.

Nada más que decir, señorías.

11. Y del SEO, el marketing de afiliación, el desarrollo web…

Y a partir de ahí, otras muchas cosas. El SEO para que nos encuentren, el marketing de afiliación para llegar allá donde no pensemos que podríamos tener una oportunidad de negocio y establecer una red de colaboraciones WIN-WIN, detectar las verdaderas necesidades que ha de cubrir nuestra web y que los proyectos de desarrollo no se nos vayan de las manos pidiendo a nuestros proveedores cosas fuera de presupuesto, hacer campañas que nos ofrezcan un retorno real y adecuado, trabajar nuestra política de comunicación con contenidos adecuados a nuestro público… Vamos, que también hay una vertiente técnica que se verá y que es fundamental que tú, como estudiante de un MDB, conozcas para que al llevar a cabo tus proyectos propios o en alguna empresa, no te des de bruces con la cruda realidad.

12. Saldrás preparado para comerte el mundo

Sí, y esto es así. Algo que parece que es monopolio de los MBA, pero que en las dos promociones que he tenido la suerte de dar clase he visto y que da gusto. En todas han salido proyectos que han funcionado, otros que no, pero al final todo el mundo ha llevado a cabo su idea con mayor o menor suerte. Y sin entrar en el mundo de la burbuja emprendedora que tan bien retrataba Carlos Otto lanzando la pregunta en el titular de su artículo: ¿A cuánta gente estamos lanzando a emprender para que se arruine?. En un MDB se enseña a la gente a crear o desarrollar negocios en un entorno digital, a tomar decisiones estratégicas a medio y largo plazo teniendo en cuenta los recursos con los que cuentan y el factor crecimiento. Incluso se les enseña a conocer cuándo un mercado está estancándose o a detectar movimientos de mercado de actores que puedan dar al traste con su negocio (seamos serios, cualquier cosa que toque Amazon o Google acaba siendo migajas para los demás). Es decir, se desarrollan unas habilidades que pueden llegar a ser más completas que las de otros programas que se suponen más orientados a la gestión.

Así que no te lo pienses mucho y echa un vistazo a este tipo de programas. Yo ya te he recomendado Máster en Digital Business y no voy a recomendarte otro más porque aquí sí me puede el ego y, según parece, no soy tan mal profesor 🙂

Imagen destacada de Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así