Breaking Bad es historia del cincuentón que recibe la noticia de que padece un cáncer terminal y se pasa al lado oscuro, a fabricar droga, para ayudar a su familia y una de las mejores series de los últimos años, aunque nadie lo diría, visto que ningún canal serio ha querido pagar por los derechos.
Actualmente, esta serie, que se emite en AMC, va por su quinta temporada de éxitos, entre ellos unos cuantos Emmys para sus dos protagonistas (en concreto Bryan Cranston se ha llevado los de mejor actor en serie dramática en 2008, 2009 y 2010 y Aaron Paul el de actor de reparto en serie dramática), para el director y creador, Vince Gilligan (que también lo fue de Expediente X en los 90) y para Lynne Willingham por el magnífico trabajo de montaje.
En España la han emitido en Paramount Comedy (WTF!) y en alguna autonómica, así que los que no disponen de este canal, siempre pueden recurrir a internet para ver sus, hasta ahora, cuatro temporadas emitidas. Acaban de empezar a emitir la quinta (y última) en EEUU, así que para verla por aquí traducida falta un poco…
No sólo es una serie sobre drogas. Es sobre personas, sobre psicología, sobre filosofía incluso. Son vidas normales puestas en situaicones límite y es dejarse llevar por una mágica exploración de lo que podría ser si…

1. Excelente guión

De esos que te tiene en vilo de episodio en episodio, con diálogos inteligentes entre todos los personajes (incluyendo los secundarios), que sorprende, que te hace reír y te tiene en tensión. Es difícil distinguir entre “los buenos” y “los malos” porque ¿quién lo es del todo? Hay personas que tienen necesidades, motivaciones y deseos distintos y que pelean por conseguirlos.

2. Bien dirigida

Ningún actor, por bueno que sea, actúa por su cuenta. Tampoco un equipo de rodaje… La serie está bien dirigida. Los encuadres son novedosos. Distintos a lo que acostumbramos en otras series. La cámara se sitúa en sitios imposibles para ofrecernos planos de cosas que quedarían ocultas. Y no cansa. Vince Gilligan tiene olfato para las buenas historias y las exprime, en este caso, sin llegar a rozar siquiera la inverosimilitud, pese a lo kafkiano de la historia.

3. Fotografía

Los acpectos técnicos están muy cuidados. La fotografía (el desierto ayuda) es increíble. John Toll, con La delgada línea roja, Casi Famosos o Breaveheart en su portfolio, se sale.
Con ese tono averdosado para los flashbacks y flashforwards y ese uso comedido de planos distintos (llamémosles así).
También disfruto mucho con los timelapses de Albuquerque y del desierto.

4. Música

La banda sonora está estupendamente elegida. Tanto en los momentos de más fiesta, los más grises, los de angustia… todos tienen su representación en esta mini historia de la música de los últimos 60 años, con especial mención para el hip-hop.
En esta lista encontraréis los temas que suenan en la serie. Ah, el tema central es de Dave Porter.

5. Bryan Cranston y Aaron Paul

Pedazo de actores. Ambos.
Aaron Paul (Jesse Pinkman) se sale. Cranston (Walter White, el prota) también, pero me gusta más Paul, es algo personal, quizá gran parte de la culpa la tiene el doblador de Cranston, que es un poco cargante.
Perfectos en sus papeles. Profundos, brillantes y creíbles, pese a todo lo que les va pasando.
Cranston va por el tercer Emmy, Paul ha ganado el de 2010… Insisto en que mucho mejor en versión original.

6. El resto del reparto

No cambiaría ni a uno solo de los actores. Un bravo para la dirección de casting. Todos están magníficos. A todos les “pega” su personaje como si hubieran nacido para el… se supone que de eso es de lo que se encarga el equipo de casting, pero a todos nos consta que no siempre hay esta química… nunca mejor dicho 😉

7. Explorar esos rincones…

… de los seres humanos cuando se nos pone a prueba. La profunda transformación del protagonista, de un apocado profesor de química que no ha tomado una decisión en su vida a un capo del narcotráfico y lo que conlleva.
¿Podemos transformarnos tanto con apenas tomar un par de decisiones, claves eso sí? ¿O está todo dentro de nosotros? ¿El hombre es un lobo para el hombre, tenía razón Hobbes?
Que no nos veamos al límite, vamos, que no tengamos que explorarnos…
Eso sí. Como antihéroe, Walter White es de lo mejor que he visto jamás.

8. Sobredosis… de realidad

Pese a que hay quien dice que nada en la serie es creíble, lo cierto es que todo en ella tiene un por qué.
Hacía muchos años que no veía sexo en la televisión y eso en una película no explícita. Cuando hay sexo es por algo, cuando hay violencia, es por algo. Hasta la propia violencia es tratada de una forma natural, sin aspavientos ni explosiones fuera de lugar.
Walter no es un asesino, pero no le queda más remedio. Lo primero es lo primero. ¿Qué harías tú en sus circunstancias? ¿Serías capaz de apretar el gatillo? Esa evolución vital, desde mi punto de vista, es la clave. Hasta la ropa que visten en cada capítulo tiene su por qué.

9. Promos

Save Walter White y Better call Saul, las dos páginas web que salen en la serie, están creadas de verdad. La primera, la hace el hijo paralítico cerebral de Walter cuando tratan de recaudar fondos para operarle. Ojo a la comic sans y a las estrellitas, no le falta detalle.
La de Saul es también lo más. Es tannn tannn tannn Saul… 😀
Hasta tienen un narcocorrido de factura propia.

Y cientos de fans han adaptado gráficos y creado toda una cultura alrededor de la serie.

10. Materia Gris

O el primer episodio, el piloto. Ríete tú de Tarantino.
No es que el resto desmerezcan, pero el primer capítulo es increíble: ese Walter en el medio de ninguna parte, sin pantalones y sosteniendo una pistola…
Ojo, hay alguno más épico. Todos los finales de temporada son de ommm.

11. Heisenberg

¿Por qué Walter elige a este físico nazi como pseudónimo?
Heisenberg es el papá del Principio de Indeterminación o de Incertidumbre, que viene a decir que es imposible que determinados pares de magnitudes físicas sean conocidas con precisión arbitraria. Vamos, que el mundo es un caos total…

12. Puedes encontrar las cuatro primeras temporadas y están grabando y emitiendo la quinta y última

Empezar a ver una serie cuando están emitiendo la última temporada tiene ventajas, como que, al ritmo adecuado, la verás del tirón.
Hay mucha información en la red sobre la serie, especialmente bueno este wiki, eso sí, ojo porque hay spoilers a cascoporro.

¿Has visto la serie? ¿Estás en ello? ¿Eres fan o la odias (no creo que pueda haber medias tintas)? ¿Te animarás a verla para comentar la jugada?

La fotografía destacada es un fotograma de los créditos de la serie.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.