No me digas que no, quieres que las ventas de tu negocio crezcan. Quizá tu objetivo es expandir tu radio de acción para cubrir una zona geográfica mayor. O introducir tus productos en nuevos mercados. O bien que tu objetivo sea fidelizar a tus clientes, o aumentar el volumen de sus pedidos. Quieres vender más ¿Verdad?
Pero tus recursos son limitados y si te decides a dar un paso quieres empezar a ver resultados lo antes posible…
Te propongo introducir la figura del agente comercial independiente dentro de tu estrategia, y aquí van una docena de motivos que te ayudarán a tomar la decisión.

1. Ahorro de costes

Sin duda uno de los factores más determinantes. Una fuerza de ventas propia requiere una contratación y unos gastos generales que pueden lapidar el beneficio, o al menos retrasar y mucho la consecución de resultados. En estrategias a corto y medio plazo un agente comercial, que asume los gastos de representación (vehículo, combustible, dietas…) y no tiene una abultada nómina pone sobre la mesa una fabulosa relación entre lo que inviertes y los beneficios que puedes obtener.

2. Opción práctica e inteligente

Muchas veces nos complicamos la vida al hacer nosotros mismos tareas para las que no estamos debidamente preparados, por lo que podemos incurrir en un error importante, perder el tiempo y no se efectivos en aquello que estamos realizando. Contar con un agente comercial profesional es lo más práctico para tener una estrategia de ventas funcionando en poco tiempo sin grandes complicaciones.

3. Experiencia comercial

La experiencia que puede aportar un agente comercial se pone de inmediato al servicio de tu marca y producto. Tras el aprendizaje inicial y el estudio del mercado objetivo al cual debe dirigirse usará de forma inmediata su experiencia para la consecución de resultados, y aportar beneficios lo antes posible.

4. Aumento inmediato de la presencia de tu marca

De forma inmediata la presencia de tu marca se va a ver respaldada por las visitas y el trabajo que lleva a cabo un buen agente comercial. Y siempre que alguien siembra tiene muchas posibilidades de recoger frutos… si además quien hace la siembra, cuida el cultivo y es profesional sin duda tu empresa tiene una recolección a la vista.

5. Atención personalizada

Tener atendido de forma constante a un cliente es la mejor manera de poder llevar a cabo una etnción realmente personalizada. El conocimiento de necesidades e inquietudes permite que el agente comercial pueda llevar a cabo una toma de decisiones más apropiada a la hora de ofrecer soluciones y esto es muy positivo para que éste sienta de verdad un trato cercano y personal.

6. Fidelización

Como consecuencia del trato personalizado y a través de un contacto continuo presencial y telefónico, se consigue reforzar la relación de confianza entre las personas, cliente y agente que representa la marca, lo que deriva en algo fundamental a día de hoy para las marcas, sean grandes o pequeñas, la fidelización.

7. Trabajo por el bien común

Un agente comercial conoce perfectamente que la fórmula donde mejores resultados se obtienen es aquella que fomenta el WIN-WIN. Que todas las partes ganen es la ecuación más honesta y recomendable en los procesos de venta. El agente comercial conoce que si el cliente gana y tu ganas, él está realizando bien su trabajo y las relaciones serán duraderas para todas las partes. La mencionada fidelización a través de los beneficios para todos.

8. Él vende mientras tú produces

Al igual que en el punto dos he hablado de lo complicado que puede ser desarrollar una tarea en la que no estamos especializados, es importante saber que mientras te dediques a ello te va a robar tiempo de aquello en lo que sí eres experto y además fundamental para tu empresa. Sin olvidar un seguimiento y un conocimiento de sus tareas comerciales, dejar en manos de un profesional las gestiones de venta te permite ser más productivo y que toda la maquinaria se complemente y se más rentable.

9. Red de contactos

La red de contactos de un agente comercial es un activo fundamental. Esta puede ser propia del sector en el que se mueve tu empresa, o más global, pero sea como sea el profesional de la venta usará su red para potenciar su marca y ayudarse en la consecución de resultados, lo que una vez más da presencia a tu marca y ofrece beneficios para tu empresa.

10. Proactividad

A diferencia de lo que puede pasar con una fuerza de venta propia, la proactividad está asegurada en el agente comercial libre. A diferencia de la desmotivación que puede tener un asalariado si no hay resultados, y el acomodo que puede dar una nómina asegurada, un agente comercial comisionista ha de ir por delante de la situación y no cabe el desanimo ni el dejarse llevar por la situación, está obligado a generar oportunidades de venta. Tener a alguien proactivo es una buena noticia para tu negocio.

11. Productividad

Al hilo de ser proactivo le vamos a enlazar la productividad a la que está obligado el agente comercial. Si tienes a un profesional del cual depende el aumento de tu facturación para recibir su remuneración en forma de comisiones, tienes a una persona totalmente implicada e involucrada, que buscará la máxima productividad para tu empresa.

12. Objetivo perfectamente definido

Pecar de ser multiusos en la pyme y en pequeños productores, tal y como hemos dicho, come recursos y baja la productividad. Establecer un objetivo comercial y ponerlo en manos de un profesional hace que se tenga presente y que se incrementen las posibilidades de conseguir dicho objetivo. La definición de estos la debes hacer tú, como conocedor de lo que tienes y de lo que quieres conseguir, se puede ser ambicioso pero realista, y contar con que el profesional en el que dejas el peso de la estrategia comercial tendrá siempre como fin, ese objetivo propuesto, puedes poner recompensas por consecución del mismo para motivar aún más. Convertirás tu objetivo en el suyo de forma automática y pondrás tu empresa rumbo a su consecución mientras sigues con tu labor dentro de ella.
Es una docena de buenos motivos ¿no crees?
Espero que ahora esté más claro si tu empresa necesita contar con un agente comercial en su estrategia de ventas y expansión. Sin duda hay más factores que condicionan las relaciones entre marca y comercial, pero en términos generales se trata de una relación simbiótica que aporta valor a todas las partes y genera beneficios ¿En qué punto está tu empresa? ¿Quieres crecer? ¿Necesitas crecer? ¿Necesitas vender? Pues dicho queda, hay profesionales que quieren vender tus productos o servicios, y son una buena opción.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Santiago González


Más de 10 años dedicado a la venta, prestando servicios comerciales como empleado y autónomo. Empresario y emprendedor a rebufo de quienes me lo pusieron fácil y dieron la oportunidad. Buscando devolver todo aquello que he aprendido en forma de beneficios y estabilidad empresarial. Apasionado de la comunicación y convencido en que la venta de atracción ha sustituido a la del golpeo. Recientemente escuché en una charla que los cazadores nos hemos tenido que reconvertir en agricultores… y en ello estoy siembra que siembra. Autodidacta, inquieto, curioso, exigente…