¿Te has planteado alguna vez comprar al precio que tú quieres? Sí, hay cosas que tienen un precio marcado y regulado como los libros, por ejemplo, en los que sólo podremos conseguir un 5% de descuento máximo por ley, pero hay otras en las que el capitalismo éste en el que vivimos sirve para encontrar algún recoveco en el sistema y aprovecharnos de la oferta y la demanda.

Justamente ahí es donde para nosotros, cualquier persona de a pie, nos viene de maravilla una plataforma como Biddus en la que podemos hacer compras de todo eso que bien porque lo necesitamos, bien por capricho, miramos una y mil veces. Ya sabéis que en unadocenade nos gusta hablar de proyectos que conocemos y que son interesantes, así que os vamos a hablar de ello.

¿Y ahora os preguntaréis qué es Biddus? Claro, para eso estamos aquí, para explicar lo que puedes hacer allí y los beneficios que puedes obtener.

1. Tú pones el precio

Sí, así de claro. ¿Quieres una estantería para tu oficina? ¿Un nuevo ordenador, tableta o tele? ¿Unas zapas de running? Pues llegas, te das de alta, describes el producto que quieres y pones el precio que estás dispuesto a pagar. Así de sencillo y directo.

2. No tiene sorpresa alguna

Claro, después de lo anterior, estarás diciendo ya, seguro que luego hay que sumar los gastos de envío, los gastos de comisiones de tarjeta o los de la comisión de Biddus pero no. El precio que pones es final, con su envío, sus gastos de manipulación y lo que haga falta. Así de fácil.

3. Sus vendedores están certificados y comprobados

Una plataforma como ésta sólo puede sobrevivir, claro está, si tiene vendedores de confianza. Y justo ahí tienen buena mano, con vendedores que ofrecen productos a los precios que queremos y que, además, se preocupan de conseguir que todo funcione correctamente, comprobando que tienen stock para enviar y enviándolo en los plazos establecidos.

4. Es un proyecto completo

Plataformas de subasta inversa, descuentos agresivos y demás hay cientos. Pero muy pocas hay que ofrezcan todas las posibilidades de compra en una única plataforma, dando además a los compradores el poder real, sin sorpresas y demás.

5. Es seguro

Y como tal, podéis ver no sólo el logo de Confianza Online, plataforma a la que están adheridos, sino que todos los procesos de pago están debidamente securizados y nuestros datos personales convenientemente asegurados.

6. Pagas como quieras

Oye, que si no quieres pagar con tarjeta de crédito porque te da miedo (sigue habiendo mucha gente que no compra por esa razón), tienes la posibilidad de hacer tu pago por transferencia bancaria. Vamos, que si hay que comprobar la cuenta de los dineros no es ningún problema, que se puede hacer sin mayores problemas.

7. El alta es rápida e indolora

¿Te suenan esos formularios enormes con preguntas tan importantes para cualquier tienda como la talla de calzoncillo o qué comiste ayer? Pues no, aquí es todo mucho más sencillo. Nombre de usuario, e-mail, contraseña y, opcionalmente, un teléfono. Porque realmente no hace falta mucho más para conseguir cosas. Y si te da pereza, pues te das de alta con tu Facebook y mas rápido aún. Y desde el momento en el que te des de alta, pues a petarlo y a comprar cosas.

8. El proceso de compra es como el mecanismo de un botijo

Pues sí. Eliges lo que quieres comprar, el precio que quieres poner y ya está.  En realidad, tiene alguna cosilla más, porque tienes que poner el código postal del envío (por ejemplo, para buscar posibles vendedores cercanos y así ahorrar unos eurillos en envíos) y definir un poco lo que quieres. Por ejemplo, es muy importante que si vas a pedir algo de ropa (unas zapas o unas camisetas) pongas la talla, porque no es lo mismo comprarte un 45 (que es el que gasto yo por si me queréis hacer un regalo ahora que se acerca mi cumpleaños, cof cof cof cof cof) que un 40 o una M y una XXL si hablamos de camisetas. O, yendo a cosas más críticas a las que no se suele dar tanta importancia, no es lo mismo un cuadro para una bici de triatlón de talla 62 que de talla 52. Incluso si te da lo mismo

A partir de ahí, entras en un proceso de subasta inversa en la que el que los vendedores que tengan su producto en stock te irán haciendo ofertas y, si alguien te lo ofrece al precio que buscas, lo compras y ya.  Si no pueden llegar al precio que has propuesto, al final de la subasta podrás quedarte con el mejor precio (ten en cuenta que también incluye el envío) o renunciar al mismo.

Ah, y si te da pereza hacer todo el proceso de compra, siempre puedes mirar a ver si alguien quiere lo mismo que tú o poner lo básico que necesitas y el precio a pagar para que te lleguen ofertas con los productos que puedan encajar. Flexibilidad a tope.

 

Tipos de pedidos disponibles en Biddos con ejemplos y todo

Tipos de pedidos disponibles en Biddos con ejemplos y todo

9. Pero tienes más opciones

Que resulta que además de estas opciones, también de vez en cuando se sacan de la manga otras cosas como teles, móviles, electrodomésticos (con dos lotes ahora mismo según escribo esto que son más que interesantes) o material deportivo (hay unas ruedas Continental que me miran con ojitos, si tuviera una bici de carretera, claro).Y los precios son bastante agresivos, con descuentos espeluztaculares en todos los casos y sin sorpresas. Vamos, que incluyen el envío y todo.

10. Detrás no sólo hay una idea, sino personas

Chip. Una idea que se lleva a cabo por varias personas, como Ruth y Juanra, que embarcaron a unos cuantos más en este proyecto que mola y que a buen seguro dará más de una alegría a la gente. Un proyecto emprendedor sólido con bastante gente por detrás y que ha conseguido la atención de varios inversores y que tiene toda la pinta de acabar triunfando. Y si queréis saber más, ellos mismos lo cuentan en una entrevista al Diario de Burgos que salió publicada hace poco.

11. Y encima son de aquí

Que parece que todo lo que mola tiene que venir de allende los mares, porque es más cool todo, pero no, en este proyecto hay trabajando gente de Burgos, de Madrid, de Coruña, de Extremadura y de otros muchos lugares para que tenga el éxito que se merece. Y, os lo digo, se lo merece 😀

12. ¿Y si eres vendedor?

Pues muy fácil. Te das de alta como vendedor o contactar con ellos en su teléfono (pista, está al final de la página) y a empezar a vender como un loco. Ahora tienen 6 categorías (bebés, oficina. electrodomésticos, deportes, electrónica y casa y jardín), pero si no entras en alguna de esas categorías seguro que si hablas con ellos empiezas a vender. Y no, no es un marketplace, olvídate. Esto es un sitio en el que la gente busca productos al precio que quiere y tú puedes hacer contraofertas… o quedarte con el cliente, que seguro que vuelve. Como me ha dicho una amiga, es un Groupon pero sin intermediarios.

Hala, no lo penséis mucho y registraos en Biddus para empezar a comprar al precio que queréis. Que yo ya lo he hecho y, la verdad, mola 😀

Imagen destacada obtenida del vídeo que está en el canal de YouTube de Biddus.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así