Estás tan ricamente con tu vida y, de pronto, te sorprendes a ti mismo haciendo una serie de cosas y repitiendo una serie de patrones que podrían ser considerados tics, todos ellos relacionados con internet. Desde aquí quiero decirte que no estás solo, querido amigo lector (querida amiga lectora). Somos muchos los que, de un modo un otro, vivimos enganchados a esta cosa.

Por ello, hoy os proponemos un sencillo test para comprobar vuestro nivel de adicción a internet. Bueno, a internet o a socializar online… o a como queráis llamar a esto que nos pasa a algunos cuando no tenemos una pantalla (del tamaño que sea) delante.

1. No sin tu móvil

Es lo primero que haces por la mañana y lo último que haces por la noche, según te levantas de la cama lo coges por banda y ya no lo sueltas. Bien pegadito, en tu bolsillo, en la mano, no vaya a ser que se escape.

2. Compruebas las notificaciones cada cinco minutos

Lo de tener el móvil a mano no es por otra cosa que por comprobar, cada cinco minutos, si tienes una notificación nueva. El 99,9% de las notificaciones que te llegan a lo largo del día te dan absolutamente igual, pero ese 0,1% ¿eh?

3. A veces cada menos tiempo

Claro que estás metido en harina y el tiempo no existe, así que no te das cuenta de que no han pasado ni cinco minutos desde la última vez que has mirado las notificaciones. Es más, el teléfono no se ha actualizado. Te sientes frustrado.

4. Te despiertas por la noche a mirarlas

Un ejemplo extremo de lo anterior es abrir el ojo cada dos o tres horas en mitad de la noche para ver si tienes alguna notificación. Si este punto se te va de las manos, manéjalo con cuidado, porque la cosa empieza a ser grave.

5. Si sabes que no vas a tener conexión te entran sudores

Vas a cruzar un desierto, vas a volar en avión, vas a meterte en una cueva… Te parecen todas ellas situaciones llenas de estrés, pero no por lo aventurero, sino porque vas a estar n horas desconectado. Es como si se abriera un abismo ante ti y te dejara sin respiración.

6. Si no tienes conexión, compruebas que efectivamente no la tienes cada minuto

Como no te parece suficiente la certeza de no tener cobertura en el medio del desierto y no te fías, por si acaso, a cada rato la compruebas… no vaya a ser que una onda esté pasando justamente por allí.

7. Antes de viajar, te aseguras la itinerancia

Consigues un bono razonable de precio o, en caso de no existir, directamente, según pones pie a tierra, te compras una tarjeta SIM del país al que vas, que suele salir más barato, además.

8. Perteneces a más de 5 grupos de Whatsapp

El de los amigos del colegio, el de los amigos de la uni, el de la pandi de ir a vinos (o de pintxopote, como dicen por otro lares), el de los padres y madres de la clase de tu hijo, el de los padres y madres de la academia de tu hijo… por si hay avisos urgentes… Uf… ¿seguro que es necesario?

9. Entras en pánico si alguien toca tu móvil

Dejas el móvil encima de la mesa y algún despistado te lo toca para moverlo. ¡Desdichado! ¿Qué has hecho? Gritas mientras mutas a troll de las cavernas… Da igual que tengas diecisiete contraseñas y desactivadas las notificaciones en la pantalla de origen. Con las cosas de comer no se juega, ea.

10. Espías

¿Quién no ha jugado un poco al inspector Gadget? Que levante la mano el que no ha buscado en google a algún ex, el que no ha cotilleado su perfil de Facebook o su página de About.me.
Que yo no digo que no sea normal hacerlo, conste… pero hay algo aquí que se nos está escapando claramente de las manos.

11. Baterías

Antes de salir de casa cargas todos tus aparatos y compruebas que los llevas al 100% de su capacidad. Además tienes una (o dos) baterías portátiles para recargar en caso de que se te acabe. Por supuesto, vas con el cablerío por el mundo, no vaya a ser…

12. Crees que no estás enganchado

Cada noche te dices que lo tuyo es normal, que todo el mundo lo hace y que lo tienes todo bajo control, pero te equivocas. Hay vida ahí fuera… o eso dicen.

Llegados a este punto, es hora de descifrar los resultados:
Más de 4 respuestas positivas, ándate con cuidadín.
Más de 6 respuestas positivas, háztelo mirar 😛

Foto vía Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.