El pasado 22 de mayo, se celebraba en el parque tecnológico de Álava la cita que todos los años organiza Araba Enpresa Digitala para ponernos los dientes largos sobre lo que nos viene. En la edición de 2014 de ‘Internet. Lo que conocías ya es historia’, Javier Eguíluz y Miguel Sánchez desgranaron en tres horas un panorama que suena en muchos casos increíble, pero años el que suscribe tampoco se imaginaba hace 20 que se podría leer este artículo en un teléfono móvil en plena calle. Así que igual nos quedamos cortos…

1. Los mítines en 3D

El personal anda asombrado con el éxito de la política 2.0 de Podemos, la proyección  mediática de Pablo Iglesias, etc, etc.  Bueno, bueno, tranquilos. En la India ya están en la política 3D y eso es lo que viene: Narendra Modi ganó las elecciones en su país natal con una campaña en hologramas: llegó a dar hasta 140 mítines simultáneos.

2. Periodistas virtuales

Así que para cubrir la campaña se necesitará echar mano de un algoritmo, porque los periodistas virtuales lo hacen mejor que los humanos, tal y como ya se preguntaba Wired hace dos años. Más en serio, ya hay webs, como narrative science que tirando del big data y otras herramientas son capaces de elaborar informes coherentes.

3. Dinero sin intermediarios

Y pagaremos nuestras transacciones, ya todas en Internet , con monedas virtuales, como el famoso bitcoin que uno no acaba todavía de comprender, por muchos vídeos didácticos que nos presenten, aunque la idea de que desaparezcan bancos y brokers siempre es interesante.

4. Se acabó el jet lag

Y se podrá por fin disfrutar de los mejores lugares del mundo sin necesidad de moverse de casa, porque ya estarán nuestros robots para transmitirnos todas las sensaciones.

5. Disrupción

Con este concepto, que todavía no está en el diccionario de la RAE (lo que ya es indicativo), Eguíluz y Sánchez aluden a estos fenómenos que reflejan el cambio de paradigma. Vamos, que hay que ponerse al día, porque los usos tradicionales de vehículos, alojamiento o banca sufrirán una transformación radical gracias a Internet. Nos moveremos en comunidad, nos alojaremos en casas particulares y llevaremos todas nuestras tarjetas en una asociada al móvil.

6. Diseño compartido

La llegada de las impresoras 3D nos permitirá generar nuestras propias casas y automóviles, siempre desde una creación común.

7. Fin de la privacidad

Porque sí, mal que nos pese, vamos a un mundo en el que la privacidad desaparece, como bien sabe la NSA por muchas propuestas que nos quieran vender en las que nadie nos puede rastrear (como la cuenta de correo que propone protonmail, de origen suizo, pero hasta allí también se llega y si no, que se lo pregunten a Bárcenas) o que podemos vivir sin dejar huella (como el teléfono que se autodestruye).

8. Lectura rápida

Para ahorrarnos tiempo en esta nueva vida tan atareada que se nos presenta en algunos momentos, se están creando interesantes herramientas para leer más rápido. Es cierto que no sirven para leer a Heidegger, aunque, todo hay que contarlo, tampoco lo leíamos en papel.

9. China

Y nuestro futuro virtual e internético pasa por el gigante asiático, que ya es el referente, aunque los occidentales seguimos mirándonos al ombligo. Para comprender las dimensiones del uso de Internet en China, esta infografía cuenta con sencillez la pugna entre los consorcios Tencent y Alibaba, con cifras en sus servicios de e-comerce, mensajería y pago que dejan a la altura del betún a Amazon, eBay, Whatsapp o PayPal.

10. Wearables

Otro palabro que tenemos que ir incorporando a nuestro vocabulario. Los wereables son aquellos dispositivos que incorporamos a nuestras prendas o a nuestro cuerpo. Entre los que vienen, yo me quedo con estos dos: el primero, creación del omnipresente MIT, supone el fin del braille, mientras que el segundo nos salva a quienes parece que escribimos en nuestras pantallas táctiles con guantes de boxeo.

11. Internet de las cosas

Internet nos servirá también como  canal de coordinación de todos los electrodomésticos e instalaciones de nuestras casas inteligentes. Se acabó eso de dejarse la olla en el fuego y recordarlo cuando el olor a humo te llega al trabajo a 200 kilómetros de tu casa. En el impulso a estos nuevos dispositivos hay que referirse a tres propuestas vascas, que no todo se va hacer en China o en Silicon Valley: Wattio, Domoalert y Symplio.  Aunque, la que mola es esta madre controlatodo: Sensemother.

12. Mi favorito

Y para cerrar esta docena de nuevos horizontes que se nos presentan  y que nos pareceran antiguos antes de que lo pensemos, me quedo con este anillo de superpoderes con el que me imagino cocinando un marmitako virtual.

Foto vía Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Txema García Crespo

Sobre Txema García Crespo


Filólogo de vocación, periodista de oficio y apasionado por Internetl, desde los tiempos de los modems a 56 kbs. He escrito en el periódico El País, en la revista Euskal Herria y en los últimos años he tratado, como director de Marketing y Comunicación, de dar a conocer Metaposta. buzón electrónico y caja fuerte en Internet que ya cuenta con 40.000 usuarios. Ahora, ando trasteando con eldiarionorte.eseldiarionorte.es y eldiario.eseldiario.es, entre otras historias.