La ciencia ficción no siempre fue mainstream en el cine tal como lo es ahora. Hubo un tiempo en el que lo más que podía verse en una pantalla de una sala eran invasiones de malvados extraterrestres y ataques de monstruos gigantes creados como consecuencia de la irresponsabilidad nuclear de la raza humana.

Por suerte, gracias a algunos estudios y cineastas pioneros, la ciencia ficción llegó a tomarse en serio por parte de la industria y de los espectadores a finales de los años 70. Como resultado de ello, en la actualidad nos encontramos cada año en cartelera un buen puñado de títulos que usan los recursos y clichés del género para atraer al público con propuestas casi siempre no muy innovadoras.

¿Estoy llamando basura prescindible a la mayoría de películas de ciencia ficción que se estrenan en la actualidad? Probablemente. Para demostrar que no soy un amargado gafapasta me he propuesto un reto: encontrar ejemplos de obras destacables de la historia del cine que me hagan desear haber nacido en otra época o viajar en mi TARDIS para poder disfrutar de sus estrenos.

1. Forbidden Planet (1956)

En el siglo XXIII un cruzero espacial de Planetas Unidos es enviado a Altair IV para investigar lo sucedido a la expedición que, hace 20 años, tenía que establecer allí una colonia. Al llegar encuentran a un superviviente de la misión, el Doctor Morbius, y su hija. Leslie Nielsen (Comandante Adams) no sólo tendrá tiempo para investigar lo ocurrido sino que atraerá con sus encantos de galán a Altaira, la hija del Doctor (la bella Anne Francis). A destacar el genial Robby The Robot, todo un icono de la ciencia ficción desde su aparición en este film.

2. 2001: A Space Odyssey (1968)

¿Es la evolución de la especie humana algo natural o hemos recibido alguna ayuda por parte de una inteligencia superior desconocida? ¿Estamos solos en el Universo? ¿Qué es ese monolito que han encontrado en la Luna? Stanley Kubrick dirige una obra maestra visual creada a partir de un relato corto de Arthur C. Clarke y que daría pie a una de las principales sagas de ciencia ficción de la historia de la literatura.

3. Solyaris (1972)

Nuestra limitada mente no es capaz de concebir seres inteligentes distintos a nosotros y en el planeta Solaris ocurre algo que ha afectado de forma inquietante a los miembros de la estación espacial. Se trata de una adaptación de la fantástica novela de Stanisław Lem por Andrei Tarkovsky, el cineasta ruso más importante después de Eisenstein. Aunque alejada un poco de la obra original conserva gran parte del mensaje de la misma.

4. Star Wars (1977)

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana… había un malvado Imperio Galáctico y un grupo de rebeldes empeñados en destruirlo y luchar por la libertad. Naves espaciales, guerreros Jedi, la Fuerza, George Lucas y FOX hicieron posible este hito del género que cambió para siempre la historia del cine y la cultura pop. May the Force be with you!

5. Star Trek: The Motion Picture (1979)

En Paramount (como en otros estudios) quisieron sacar provecho del éxito de Lucas y su, considerada por la crítica, película infantil de sábado por la tarde sin interés. El resultado fue cancelar el proyecto de una nueva serie de Star Trek y retomar las aventuras del Capitán Kirk, el señor Spock y el Doctor McCoy en un largometraje de corte excesivamente clásico dirigido por el veterano Robert Wise.

6. Blade Runner (1982)

¿Qué es ser humano? En esta historia ambientada en un futuro distópico donde se crean seres orgánicos artificiales inteligentes, la respuesta a esa pregunta no es nada fácil. Basada libremente en un relato de Philip K. Dick, Blade Runner fue un fracaso absoluto de público y crítica en su estreno pero consiguió ser elevada a film de culto y uno de los pilares fundamentales del género en los años 80.

7. Total Recall (1990)

Una trepidante aventura que integra elementos del cine de aventuras y acción en un futuro donde los injertos de memoria y los viajes a Marte son más baratos y seguros que pagarse unas vacaciones en Alicante. Arnold Schwarzenegger en su mejor momento como héroe de acción, giros inesperados de guión y misterios alienígenas completan un cóctel explosivo que ha logrado mantenerse muy bien con el paso del tiempo.

8. Twelve Monkeys (1995)

¿Es James Cole un loco o realmente proviene de un futuro postapocalíptico en el que una plaga ha acabado con la Humanidad? Cuando Bruce Willis hacía buenas películas tuvo la oportunidad de coincidir con Terry Gilliam en esta producción que juega a la ambigüedad con el espectador de forma brillante hasta el último segundo de la cinta.

9. Gattaca (1997)

Eugenesia, manipulación y discriminación genética. En pleno apogeo de la decodificación del ADN y de la oveja Dolly, Andrew Niccol sacó a la luz esta maravillosa historia de superación del ser humano que augura un futuro terrorífico en el que la sociedad marca nuestras limitaciones desde el momento de nuestra concepción. «There is no gene for fate.»

10. The Matrix (1999)

Neo sabe que vivimos en una cárcel que no podemos percibir y busca la respuesta a la pregunta: ¿Qué es Matrix? Matrix es control pero también una película que mezcla géneros, repleta de referencias con unos autores influenciados por los cómics, el manga, el anime y las películas de kung fu. Todo un hito del género que sirvió de inspiración a multitud de copias baratas de su estética y efectos especiales innovadores.

11. Donnie Darko (2001)

Richard Kelly aprovecha el trasfondo de una paradoja temporal para tratar multitud de temas y personajes de un típico pueblo estadounidense en el marco de las elecciones presidenciales de 1988. Todo ello con un logrado tono de thriller psicológico y un guión ejemplar que no deja ningún cabo suelto.

12. The Man from Earth (2007)

La ciencia ficción no requiere de grandes efectos o presupuestos para llevar a la pantalla una gran historia que atrape al espectador. Jerome Bixby concibió una historia sencilla basada en los diálogos, un puñado de personajes y un hecho extraordinario como pilares de un film completamente brillante en su desarrollo.

Grandes o pequeños presupuestos, altas o bajas pretensiones, historias más o menos complejas, sutiles o grandilocuentes. Podemos encontrar todo esto en muchas grandes películas de ciencia ficción y cada una en su estilo es única e irrepetible. Todas son hijas de su tiempo y de unos autores concretos e irrepetibles.

Desde los estudios de Hollywood intentan crear productos prefabricados sin alma que atraigan a millones de espectadores y en muchas ocasiones lo consiguen. En otras, las menos, un buen film dirigido por un director con estilo propio y un guión solvente se abre paso entre esta maraña industrial audiovisual para mostrarnos verdadero potencial de este género. Debemos celebrarlo y pasar la voz siempre que esto ocurra.

Imagen correspondiente a un fotograma de Star Trek: The Motion Picture (1979) © Paramount Pictures.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Ramón Rey

Sobre Ramón Rey


Licenciado arrepentido en Física y fanboy de Apple. Me interesa la tecnología, soy un amante del cine y apasionado de la ciencia ficción. Desde 2006 me dedico a publicar podcasts (actualmente en Esta peli ya la he visto) y también a promocionar el podcasting en general, lo que me ha llevado a ser editor en Podcastellano.