No siempre se está receptivo/a, con unas ganas locas por descargar la adrenalina y se habla mucho de como despertar el deseo y acabar en un momento de expansión. Ya sabemos que el sexo genera unos beneficios nada desdeñables como que mejora el humor, tranquiliza, sirve de analgésico e incluso fortalece los músculos y aumenta la circulación sanguínea… Pero ¿Que hacer o decir sin molestar a nuestro amante cuando no hay ganas, cuando no se está para nada?
Aquí van una docena de pautas a seguir si tu amante bandido llega dispuesto a darte una sesión de inmenso placer pero no es el día.

1. Una nota

Lo mejor es ir preparando el terreno, que si un SMS anunciando que has tenido un día terrible, una carta abierta de tu banco diciendo que sube tu recibo de la hipoteca, un impuesto, cualquier cosa que sea un golpe inesperado será un buen efecto de choque. Ya sabemos que en cuestión de sexo todo es mental y la imaginación trabaja mucho a favor, pero también en contra, con lo que una nota de estas características frena el deseo inicial de alguien que vaya entusiasmado. Aunque también hay gente cuya capacidad es infinita y puede poner este tipo de historias en el cajón de “para más tarde, ahora estoy en otra cosa” y seguir con la idea inicial.

2. El escenario

Evitar el dormitorio y el sofá. Si bien estar en el dormitorio es una incitación en sí misma, también puede suceder, y de hecho sucede que una persona con una mente calenturienta está decidida a iniciar su aproximación, puede encontrar morboso cualquier otro lugar de la casa. Y si no recordemos la imagen del cartero llama dos veces, una mesa llena de harina.. lo que se iba a amasar ahí.. no era el pan precisamente!.

3. La postura

Hombros hacia delante, ligeramente encorvado, cabizbajo, nunca mirar a los ojos, si caminas, balanceando los brazos sentado, y haciendo cualquier cosa que no demuestre ningún interés en el atacante. El mandará señales pero lo mejor es ignorarle y nunca mirar ni directamente ni de reojo no queremos desafiarle. Ni tampoco queremos que se sienta rechazado de por vida, es solo por hoy.

4. El lenguaje

Una voz apagada, pero sin que parezca un susurro. Tampoco un tono alto y duro puede pensar que estamos enfadados, ni bajo y ni lastimero. Basta con un respuestas monosilábicas: si, no, vaaa, y onomatopéyicas del tipo bufff, prr todo lo contrario a un ummm que emite una vibración estimulativa alentadora. El umm es el omm del deseo. Seguro que estás haciendo la prueba, prueba, prueba, ¿lo notas?

5. El aroma

Fuera colonias, desodorantes, el olor corporal debe prevalecer por encima de todo eso pero además adornado con otros olores que se producen cuando se realiza algún esfuerzo o se ha practicado algún ejercicio físico previo, pues eso.. una invitación a : “no me toques que no estoy preparada”. Aunque volvemos a lo de varios puntos más arriba, si nuestro par viene con ganas, puede suceder como Napoleón Bonaparte, que días antes de su regreso a casa enviaba un mensaje a Josefina para que no se lavara…

6. El tacto

No se trata de ponerse una lija por el cuerpo, pero otra táctica disuasoria puede ser que no todo este cuidado, es decir, una piel suave, sedosa, sin vello, manicura pedicura perfecta. Aunque, nuevamente, la “naturalidad” puede interpretarse como un toque salvaje que alimenta los instintos más primarios.

7. La ropa

Es decir, nada de ropas insinuantes, cuanto más grande y desgarbado mejor. Vale tanto para ellos como para ellas. No es que la ropa sea casual, sino que la ropa sea cómoda, y no deje a distinguir que hay debajo. tipo chándal, bata, o el uniforme de trabajo ¿he dicho uniforme? Depende de que uniformes tienen su aquel, batas de enfermeras sería como jugar a los médicos, bomberos.. como apagar un fuego interior.. oh, oh.. cuidado.!.

8. La ropa interior

Si por casualidad de las casualidades la primera capa de ropa no fuera suficiente se requerirá estar preparada por si se quita la primera capa. Hablamos de la ropa interior disuasoria consistente en colores, tamaños, formas, cuyo estado de conservación es inexistente y resulta todo menos atractivo. Aunque ya sabemos, lo mismo no incita pero tampoco molesta, sobre todo si dura poco tiempo puesta.

A estas alturas me estoy acordando del chiste del cerdo:

“El orgasmo de un cerdo dura 30 minutos (¡30 minutos!)
Una cucaracha vivirá 9 días sin su cabeza, antes de morir de hambre ( ¡Qué envidia lo del cerdo!).
Algunos leones se aparean más de 50 veces al día (Igual prefiero ser cerdo: más vale calidad que cantidad).
Las mariposas saborean sus propias patas (Algo que siempre quise hacer pero me falta elongación).
El elefante es el único animal que no puede saltar. (¡30 minutos! ¡Qué loco el cerdo!).
La orina de un gato brilla bajo una luz fosforescente (¿Se dan cuenta? ¡30 minutos!)
El ojo de un avestruz es más grande que su cerebro (Conozco gente así)
Las estrellas de mar no tienen cerebro (También conozco gente así).
Los osos polares son zurdos Los perros Pastor Alemán son nacionalistas, la ballena franca es franquista, pero ¿y el cerdo? ¡El cerdo es un maestro!
Los humanos y delfines son las únicas especies que tienen sexo por placer (¿Y qué pasó con el cerdo?)
¿Y si un delfín tiene sexo con un cerdo? ¡30 minutos! ¡Qué fenómeno!
Al fin entendí porqué mi novia me dice: “Eres un Cerdo!”

9. El gusto

Supongamos que es la hora de cenar, habrá que evitar cualquier tipo de comida que sea afrodisíaca que tenga forma, olores, sabores que pueda traernos a la memoria cualquier cosa que estamos intentado evitar. Igualmente nada que suponga comer con las manos ni haya que chupar. El que evita la tentación evita el peligro.

10. Un tercero

Miii, tu madre, miiii tu hermano, miiii tu amigo, miiii tu compañero de trabajo. Es el momento de contestar todas las llamadas del mundo o incluso a escondidas hacerlas. No hay nada que dejar para más tarde. El caso es que se eche el tiempo encima. Encima si.. aunque también puede pasar que no haya llamada que impida que el atacante se coloque encima y con la escusa de que estamos al teléfono nos inmovilice y aproveche para iniciar una serie de movimientos, que nos obliguen a terminar cuanto antes la conversación.

11. Una frase

Una de las frases que más capacidad de frenada en seco tienen en este mundo es “Tenemos que hablar”. Si hay una frase que tenga la capacidad de cambiar un estado de ánimo con la velocidad del rayo es esta. Si no te lo crees, haz la prueba. No falla!

12. Si todo lo anterior falla

Date por fallada. Porque si con todos los pasos que has seguido aún hay vida, no estamos hablando de fantasmas. Y o bien cedes con un rapidín que pasa sin pena ni gloria y eso después de todo el trabajo que te has tomado o cambias de pensamiento y te dejas contagiar por las ganas y lo disfrutas como debe ser.

Porque ¿cuantas veces te pasará que intentarás provocar el deseo porque estás ardiendo y tu pareja no tendrá ganas? En ese caso, solo habrá que darle la vuelta a todo lo que acabas de leer y tendrás un 90% de posibilidades para predisponer a tu favor a tu pareja… eso o .. simplemente no será tu día.

PD este post esta inspirado en una conversación after #BBTGasteiz


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Susana Ayala

Sobre Susana Ayala


Susana Ayala Lanciano, se ha dedicado al turismo rural desde hace más de 15 años. Internet ha sido desde esa fecha la ventana abierta al mundo y ha vivido con especial intensidad los últimos 4 años con la explosión de las redes sociales y no digamos ya con su smartphone, no corre si no vuela con @lacasadepasaron. ¿Tecnológica?No,para nada, solo social por necesidad. Desde su reducto rural sigue por streaming, investiga, conversa y se divierte. Creativa insaciable y apasionada de la comunicación