Emigrar, ¿cuantas veces se os ha pasado por la cabeza? a mi cada día unas cuantas. Está claro que no todo es como ‘Españoles en el mundo’ ni como ‘Callejeros viajeros’ tiene que ser difícil y complicado pero de cobardes nunca se ha escrito nada.

La situación actual de España (6 millones de parados, más del 50% de paro juvenil, 1,8 millones de familias con todos sus miembros en paro..) cada día es menos esperanzadora. Escándalos de corrupción, sobres, cuentas en Suiza tantas cosas que son verdad se niegan y tantas mentiras como los ‘Brotes verdes’ se cuentan como verdades. La situación es límite en muchos casos y la solución que se intenta buscar es la de emigrar.

Una vez que decides emigrar, ¿a dónde te vas? Recopilando un poco de información de la red, os dejo una docena de países que podéis elegir como destino y que seguro que habéis oído que son un destino válido para emprender la aventura. Conozcamos un poco más de ellos.

1. Australia

Ya sé lo que estáis pensando: ‘¡Qué lejos está!’ Pues aunque parezca mentira y con el hándicap de la distancia con España, Australia se está convirtiendo por méritos propios en uno de los destinos más elegidos para emigrar.

Existe la posibilidad de solicitar el visado de estudiante que te permite trabajar un máximo de 20 horas semanales mientras estudias. Si tienes ahorros para pagarte el viaje y la escuela de idiomas allí, con el salario que obtengas de esas 20 horas semanales puedes vivir. Éste visado te permite trabajar esas 20 horas máximas siempre y cuando pagues y asistas a las clases de inglés (lógico por otra parte).

Una vez dominado el idioma siempre está la opción de buscar que una empresa te patrocine y te quiera contratar con el permiso de trabajo normal. No es fácil, pero tampoco imposible.

2. Nueva Zelanda

Al igual que Australia, Nueva Zelanda está más bien lejos de España, pero su tasa de paro (6,8%) también lo está de la de España. También te da la posibilidad del visado de estudiante con la opción de trabajar un máximo de 20 horas semanales. Si además eres mayor de 18 años y menor de 31 años puedes optar a la ‘Working holiday Visa’. Si eres el agraciado del sorteo (sortean 200), éste visado te permite estar por un año en el país y trabajar 6 meses. En Abril se abren las inscripciones.

3. Reino Unido

Sin problemas en cuanto a visados, es una opción más que atractiva. La capital británica es una de las ciudades europeas con mayor número de inmigrantes trabajando. Siendo español tienes los mismos derechos que un inglés a la hora de buscar un trabajo allí.

Para trabajos cualificados hay que tener paciencia al buscar y se requiere un nivel más alto de inglés. Los sectores como el marketing, diseño, publicidad, tecnología, sanidad o finanzas están entre los que más trabajos ofertan.

En cuanto a la búsqueda de empleo, en las RRSS como LinkedIN o Twitter hay mucho movimiento y se renuevan las ofertas a diario. Como curiosidad comentar que si vas a enviar tu curriculum no lo envíes con foto, está mal visto, en los curriculums no se valora el físico sino los méritos.

4. Brasil

País y economía emergentes, es necesario aprender el idioma no como en Chile, México o Argentina donde la barrera del idioma no existe.

Brasil tras ser designado sede los próximos Juegos Olímpicos 2016 y el próximo mundial de fútbol del 2014 ha comenzado una completa reestructuración del país y necesitan personal cualificado en prácticamente todos los sectores. Hay sectores donde la demanda de personal cualificado es más alta que en otros (construcción, ingenierías y energía). En el sector de tecnología e informática se necesita personal cualificado que el propio país no tiene y que además no tiene tiempo para formar, así que se ven obligados a traerlos de fuera.

El tema de los visados al igual que en otros países es complejo. No es fácil llegar de turista y quedarse. El visado de turista es para 3 meses y en caso especiales es posible alargarlo otros 3 meses más, terminado ese plazo es obligatorio abandonar el país. Al igual que en Australia para trabajar en Brasil es necesario que una empresa brasileña te patrocine.

Si estáis interesado aquí tenéis algunas ofertas de trabajo para Brasil.

5. Canadá

Canadá tiene un visado parecido al que se sortea en Nueva Zelanda, se llama el ‘International Experience Canada’, que permite trabajar legalmente en el país. Como el ‘Working Holiday Visa’ de Nueva Zelanda, éste visado está reservado a jóvenes, en este caso, entre 18 y 35 años. Las plazas son limitadas así que hay que estar atento para apuntarse.

6. Estados Unidos

¿El sueño americano? ¿La tierra de las oportunidades? Sí, todo muy bonito, pero en definitiva si no tienes un visado de trabajo lo tienes complicado (pero no imposible).

A diferencia del visado de estudiante australiano (que te permite trabajar un máximo de 20 horas semanales), en Estados Unidos no se puede trabajar a no ser que tengas un visado de trabajo normal. Eso quiere decir que una empresa te tiene que patrocinar sin conocer ‘en directo’ tus habilidades. Si ya de por si eso os parece pasable, si eres un gurú en tu campo el patrocinio asciende a unos 60.000 $, lo que quiere decir que tu contratación es 60.000 $ más cara que la de un ciudadano americano.

Como siempre en temas de visado hay sorteos, en Estados Unidos se llama Green Card. Si te toca y pasas las pruebas (entrevistas, demostrar que no eres una carga para el país, inglés…) pasas a ser un ciudadano americano a efectos de la búsqueda de trabajo.

Existe también la posibilidad nada recomendable de entrar en el país como turista y trabajar en algún puesto no cualificado de manera ilegal con las consecuencias y peligros que eso conlleva.

7. Japón

Trabajar en Asia en general no es nada fácil. Probablemente es mucho más complicado que hacerlo en América y mucho más que en Europa. El trabajo no cualificado no existe para el inmigrante, está reservado a la gente nativa por temas legales. Quitando los trabajos no cualificados las posibilidades se centran en gente preparada con buen nivel de inglés o idiomas asiáticos y con experiencia.

Dentro de Asia los países más desarrollados son los que más demanda ofrecen para trabajar: Japón, Singapur y Corea del Sur.

En cuanto a profesiones, los ingenieros e informáticos nuevamente son los que tienen mayor número de posibilidades de cara a encontrar puestos de trabajo. Otro sector importante es la enseñanza, si sois profesores de inglés titulados es posible que encontréis fácilmente trabajo en Asia.

En cuanto al tema de visados de trabajo hay dos formas de conseguirlo, o bien casándose con un ciudadano japonés o por medio del patrocinio de una empresa.

8. Suecia

Es un país de una naturaleza impresionante en cualquier sitio (incluso cerca de las grandes ciudades). Existen lagos y bosques en los que perderse. En el tema de visados, Suecia es un país miembro de la UE adscrito al Acuerdo de Schengen, por lo que los españoles no necesitan visado para entrar o vivir en este país, lo que si es necesario es solicitar un permiso de residencia.

Encontrar trabajo no es tarea sencilla ya que por lo general piden un nivel de sueco fluido. Hay excepciones pero en esos casos el nivel de inglés debe ser alto.

9. Alemania

El país que está en boca de todos. Conocer el idioma no es del todo obligatorio pero si lo dominas tienes ya mucho ganado. Demandan hasta 22.000 ingenieros hasta el 2014 y personal de la rama sanitaria con mayor urgencia.
En el caso de los médicos, existen diferentes planes de acceso que cuentan con cursos intensivos de alemán de 8 horas al día durante 6 meses pagados junto con el alquiler y la manutención. Pasados esos 6 meses se ingresa en el hospital para ejercer dicha profesión.

10. Holanda

El país de los tulipanes es otro de los grandes destinos para emigrar. País de origen lluvioso, sus propios ciudadanos son los encargados mediante su amabilidad y generosidad, de hacer que este sea un país apetecible como objeto para vivir y trabajar.

Si no sabes holandés necesitas tener un inglés alto. De otra manera, es imposible encontrar un trabajo en Holanda. Actualmente los trabajos más demandados son los de técnico de maquinaria y los de camarero o ayudante de hostelería. Esto es una ventaja ya que el abanico es amplio, cuentes con cualificación profesional o sin ella.

El sueldo mínimo en Holanda es de 1.400 € / mes y como media un trabajador cualificado suele cobrar alrededor de 2.500€ / mes. Es común que tu empresa te pague el transporte público desde tu domicilio hasta tu empresa en forma de dieta.

11. Chile

Si el idioma es una barrera para ti y no estás por la labor de aprenderlo, un país latinoamericano puede ser una buena elección. Chile cuenta con una economía emergente, es culturalmente más cercano y posee amplias bolsas de trabajo cualificado. Además de Chile, Argentina o Perú puede ser unos buenos destinos.

12. Islandia

Si lo que buscas es un sitio tranquilo, Islandia es tu país. Con una población cercana a los 331.000 habitantes, tiene a 9.000 en paro. Cada año va disminuyendo el paro y van a una progresiva estabilización de su economía.

En cuanto a visados, Islandia está también adscrito al Acuerdo de Schengen aunque sin el DNI Islandés (Kennitala) no puedes trabajar. De hecho ya no es solo el trabajar, sin dicho Kennitala no puedes hacer nada, ni abrirte una cuenta bancaria, ni cobrar tu sueldo, ni nada y sólo te permiten estar 3 meses. De otra manera, te deportan. Y ¿cómo se consigue el dichoso ‘Kennitala’? Con un contrato de trabajo.



Una vez tomada la decisión de emigrar hay que ver todas las opciones y elegir la que mejor se adapta a tu formación y a lo que está buscando. Un buen nivel de inglés es imprescindible.

Comenzar a enviar curriculums y organizarte una semana de entrevistas presenciales en el país elegido puede ser una buena opción para comenzar, el proceso es largo y costoso pero viendo como pinta el panorama aquí, hay poco que perder.



Imagen destacada cortesía de CAGATOTA bajo licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Israel Ortíz de Zárate


Se dedica al análisis, desarrollo y arquitectura de Software en empresa de innovación, realiza principalmente aplicaciones de stress y de automatización de tareas en el campo de la aeronáutica y de espacio. Linuxero y appleadicto. Gamer de carnet y geek a tiempo completo. Mente pensante y amago de jugador de baloncesto. Dormir es su pasión.