En los últimos tiempos la crisis ha azotado con dureza a numerosas familias de todo el mundo. Han sido y todavía son momentos difíciles donde hay que apretarse el cinturón para poder seguir adelante. Uno de los principales problemas que ha generado esta situación es el impago económico. En particular ya fue una de las causas clave para generar todo el proceso catastrófico global, pues la morosidad de las hipotecas estadounidenses fue lo que desató todo el descalabro sublime. Contando obviamente con el maquillaje financiero que habían realizado los bancos y analistas de calificación.

Esa corriente que azotó a todos los países no se paró en absoluto, especialmente en España, donde muchas personas habían pedido prestamos no sólo para afrontar sus pagos regulares sino también para extras que podían ser evitables. De nuevo con el visto bueno de las entidades financieras y sus supervisores. A todo ello se le suma el desconocimiento legal de todo este proceso así como lo relacionado con ello. Éstos son algunos consejos para que tu búsqueda de información legal sea todo un éxito.

1. Piensa antes de buscar

No ‘escupas’ lo primero que se te pasa por la cabeza cuando quieres buscar por algún término específico. Si por ejemplo estás buscando la solicitud de lanzamiento judicial en procedimientos de ejecución hipotecaria, trata de segmentar y concretar lo que estás tratando de buscar para ahorrar tiempo en lecturas que no te aportan la información exacta que precisas.

2. Ten claros los objetivos

¿Cuáles son tus necesidades? Debes dar respuesta a esta pregunta siempre que intentas encontrar información legal. Se trata de un sector muy amplio y con muchas particularidades. Define bien tu objetivo para hallar la mejor solución a tus dudas.

3. Conocimiento previo del tema

Internet te ofrecerá millones de respuestas a tus consultas pero… ¿eres un experto en la materia que desea consultar algún aspecto concreto de la ley? ¿O eres un particular que únicamente necesita información sobre un tema específico?

4. Concreción de lo que estás buscando

Tras estos primeros 3 puntos ya puedes empezar a concretar tu búsqueda e intentar apuntalar por aquellos términos que te van a ser de utilidad para encontrar lo que buscas.

5. Elección de palabras y términos

Determina la complejidad de tu búsqueda. Verás que buscar por depende qué términos puede darte múltiples resultados, y más en asuntos legales y jurídicos. Sé preciso y ‘tira del hilo’ para aquellas búsquedas que sí te interesan.

6. Amplía el abanico de posibilidades

Si crees que necesitas más fuentes o detalles más concretos de tu consulta, trata de ampliar el abanico de resultados filtrando por otras palabras clave relacionadas o términos sinónimos que puedan ofrecerte una mayor información sobre esa búsqueda específica.

7. Usa la plataforma adecuada

¿Buscadores? ¿Directorios? ¿Blogs? Como ya habrás definido bien tu segmentación, acude a la herramienta que más provecho te va a dar. Como más ajustes tu búsqueda a la herramienta mejores resultados encontrarás. ¡Y más rápido!

8. Atento a los distintos puntos de vista

Puede ocurrir que tu consulta tenga distintas opiniones o se presete a ser un tema de discusión y/o de polémica como por ejemplo la eutanasia. No te quedes con lo primero que lees y echa un vistazo a todos los recursos que encuentres.

9. No creas todo lo que lees

Un poco en la línea del anterior punto, Internet es una fuente de información donde no toda ella es contrastada o válida para lo que necesitas. Sé cauteloso y lee bien todo lo que encuentras para no llevarte un disgusto.

10. Filtra todas las búsquedas que te han parecido útiles

De todas las ventanas que hayas abierto con los enlaces más interesantes, filtra aquellos que realmente vas a necesitar. Aunque todos hablen de lo que estás buscando, no todos tendrán el enfoque y punto de vista que necesitas.

11. Evalúa los resultados finales

Tras una primera criba, evalúa los resultados con los que te has quedado. Analiza las fuentes de donde proviene la información y asegúrate de que aquello que te dicen es lo correcto o cierto.

12. Quédate con la mejor información para tu búsqueda

Después de realizar todos estos pasos llegarás al fin de tu búsqueda. Quédate con la mejor información para tus consultas. ¡Puedes estar tranquilo! Tu elección sea seguramente la mejor solución para tus dudas legales.

El desconocimiento de las leyes así como la realización de acciones por cuenta propia puede suponer a la larga algo negativo que pueda beneficiar al infractor, por eso lo mejor es contar siempre con la información adecuada que te guiará en todo momento sobre los pasos a realizar así como la documentación necesaria para ello. A veces los procesos son lentos, pero llevando los pasos de la forma correcta tarde o temprano se alcanzará una solución muy satisfactoria.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Omni Fago

Sobre Omni Fago


Me alimento de series, películas, libros... Cualquier cosa que me echen menos comida. ¿A que soy adorable?