Ya está aquí iOS7. Bueno, no del todo, pero casi, casi. De hecho, la beta 6 que ya tengo instalada en mi iPhone 4S muestra que el desarrollo está casi acabado y, salvo opinión en contrario de desarrolladores con problemas (que parece que no hay demasiado ruido negativo), el día 10 de septiembre junto con los nuevos iPhones chonis dorados y de plástico, podremos descargarnos el iOS7 a nuestro móvil.

Un paso adelante muy raro el dado por Apple con esta nueva versión del sistema en la que junto al minimalismo blanco de muchas aplicaciones y una variación más que evidente en las fuentes del sistema, nos encontramos con muchas novedades muy a lo Android o inspiradas directamente en el mundo jailbreak, así que vamos a ver qué nos encontraremos a partir del día 10 de septiembre en nuestros móviles.

1. Interfaz

Un cambio más que radical. Fuentes más limpias, mucho blanco, botones redondeados, teclado con fondo blanco… La interfaz seguro que a más de un purista le va a parecer de juguete. O no, porque si es muy fanboy seguramente esté encantado.

He de reconocer que la nueva interfaz me gusta y mucho porque es más sencilla y simple, sobre todo con ciertas mejoras que ha incorporado al apartado de accesibilidad, como la posibilidad de que haya aplicaciones que aumenten o disminuyan el tamaño de letra en función de nuestras necesidades (y vista, claro), y que es una de las novedades que más se ha comentado por ahí. Ah, os recomiendo desactivar parte de las animaciones si no queréis marearos.

Eso sí, negar que la interfaz es muy Android, igual es negar lo evidente. Al igual que ciertos iconos que han cambiado tanto (y han aumentado de tamaño, introduciendo la paginación en las carpetas) que igual te llevan a confusión. Especialmente el de las Fotos y el Game Center si tienes la vista un poco perjudicada.

Ah, y muchos pensaréis que Spotlight ha desaparecido. Nada más lejos de la realidad, sólo tenéis que situaros en el springboard (la pantalla de los iconicos) y con cualquier dedo tirar hacia abajo. Algo que nos enseñan en este vídeo:

2. Correo

Si queréis castigar a alguien que haya usado una Blackberry, ponedle un iPhone y a los diez minutos os lo tirará a la cabeza. Que Mail para iOS no es la mejor aplicación de gestión de correo lo sabemos todos y pocas novedades trae. Bueno, una que me parece bastante interesante y útil: ahora cuando empiezas a escribir una dirección de correo, te señala en negrita el campo de coincidencia. Es decir, cuando me mando mails a mí mismo con cosas (enlaces, por ejemplo) al empezar a escribir esteban me señala en negrita que el campo de coincidencia es ése.

Eso sí, la aplicación parece ir más fluida (algo que se traslada a todo el sistema) y la descarga de correo cuando se tienen varias cuentas parece haber mejorado bastante.

3. Safari

El cambio de interfaz llega a Safari y lo hace más atractivo si cabe. Ahora sólo tenemos una caja en la que podemos escribir la URL o buscar directamente, acceder a la navegación privada se puede hacer directamente de la selección de pestañas (algo que antes era un coñazo porque había que activarlo en los Ajustes), y las pestañas se agrupan en vertical en lugar de horizontal como hasta ahora. Y, una cosa, parece ligeramente más rápido y estable que la anterior versión (por ejemplo, tarda algo menos en cargar la home de aqueste vloj con su slider y todo). Os hablo desde el punto de vista de usuario, ¿eh? Aunque igual es un rollo de autosugestión, vete a saber.

4. Notificaciones

Una de las cosas que más me molestan (y consume batería) es el tema de las notificaciones. Esa ventanita que te impide acabar un tuic, ese texto que sale en la pantalla de inicio o esas tiras. Pero es verdad que sin ellas no podemos vivir (o sí).

El diseño ha cambiado sustancialmente ya que se ajusta a la interfaz (fondo blanco, texto en negro, botones con texto en azul) y las tiras se quedan ahí fijas hasta que las hagamos caso leyéndolas o cerrándolas, simplemente desplazándolas hacia arriba para ocultarlas.

Junto a esto, tenemos la posibilidad de añadir al Centro de Notificaciones una pestaña llamada Hoy en la que veremos nuestra agenda de manera más visual que hasta ahora con el listado, y además la posibilidad de ver todas las notificaciones o sólo las no leídas. Una buena mejora que para quienes tenemos una agenda de mierda nos viene de maravilla.

5. Pantalla de bloqueo

Una de las peores cosas que tiene hasta ahora iOS es que la pantalla de bloqueo efectivamente es de bloqueo. Y desde la primerísima versión de iOS en el mundo del desarrollo alternativo se ha intentado aprovechar esta pantalla para incorporar muchísimas mejoras. Ahora Apple recoge la mayor parte de todas ellas y las incorpora en la nueva pantalla de bloqueo. De hecho, para desbloquear el móvil ahora se mueve toda la pantalla desde la izquierda, en lugar de aparecer los botones de bloqueo. Algo que es un ligero acierto, aunque el botón como tal haya desaparecido.

Las notificaciones podremos leerlas en la pantalla de inicio con el movimiento habitual y las novedades comentadas anteriormente. Pero la gran sorpresa está en la parte inferior de la pantalla. Junto al ya habitual botón deslizante para acceder a la cámara, tenemos una sorpresa. Si situamos nuestro dedo en el borde inferior de la pantalla y arrastramos hacia arriba nos aparecerá un centro de control desde el que podremos acceder a muchas funciones: modo avión, activar o desactivar el WiFi, el Bluetooth, el modo de no molestar o la rotación de pantalla, el control de la música o el brillo y otras cosicas mucho más interesantes como el temporizador (especial para cocinillas o enfermos del GTD, vamos esto último perfecto para mí), la calculadora, la cámara y… TACHÁN, la linterna.

Se acabó llegar a gatas a casa un sábado de borrachera a oscuras. Ahora puedes llegar a gatas, pero sabiendo que no te vas a hostiar con ningún mueble y despertar a toda la familia.

6. El cierre de aplicaciones es más fácil

Junto con el tema de Spotlight, esto es una de las preocupaciones que más me acuciaron. Al presionar dos veces el botón de incio, la multitarea te va a mostrar el icono de la aplicación y una vista previa de la ventana. Si haces como yo, dejarás apretado el icono de la app que quieres cerrar y… nada. No, realmente es más fácil. Simplemente arrastra hacia arriba la ventana de la aplicación hacia arriba y esa app que consume recursos en segundo plano se cerrará. Incluida la que estás usando, algo que hasta ahora no se podía hacer.

7. Facetime

Pues sí, Facetime, eso que nos intenta meter por los ojos Apple en todos sus anuncios tiene aplicación por separado. Y para diferenciarla de la aplicación de llamadas, la muestra en negro. Si alguien ha usado alguna vez Facetime, que me lo diga, porque los enfermos solemos usar Skype o Hangouts. U otras soluciones para videoconferencia.

8. La cámara

Aluvión de novedades. La primera de ellas, aparte de la interfaz, es la rapidez. ¡¡VA A TODA HOSTIA!! En el iPhone 4S tarda unos dos segundos en iniciarse, es decir, lo de siempre, pero si quieres tomar muchas imágenes seguidas, lo puedes hacer en un abrir y cerrar de ojos, porque las va tomando de seeguidillo como un pasodoble. Vamos, que no tengas miedo a darle mil veces seguidas al botón porque vas a tener una instantánea en menos de medio segundo y encima con la cámara utilizable. Algo así como una reflex.

Pero no es sólo esto lo que ha cambiado. Ahora tienes varios filtros para dar vida a tus fotos, el botón disparador es redondo y se ha añadido a las fotos habituales y panorámicas un modo 1:1 especial para Instagramers (vamos, fotos cuadradas). Justo foto cuadrada más filtros es lo que incorpora esta foto que hice el viernes:

¿Mola o no mola?

9. Consumo de datos más detallado

Ahora cuando vas al consumo de datos aparte de los datos generales, te salen también los de las aplicaciones. Algo que no es moco de pavo para saber qué aplicación deberemos dejar para cuando tengamos wifi si tenemos un plan de datos de los escasos. Y sí, tanto Twitter, como Facebook o Instagram hace que vuelen los datos.

consumo-datos-ios7

10. AirDrop

¿Os acordáis de aquél momento en el que decíais oye, te comparto la foto por Bluetooth, ¿cómo se llama tu móvil? y que no podías hacer en tu iPhone hipster? Bueno, pues eso se acabó. Ahora tienes AirDrop para enviar archivos por Bluetooth o Wifi. Igual ya después de tantas versiones del sistema no está mal que se use el Bluetooth para algo más que para usarlo con el manos libres del coche.

11. Bye Bye, skeumorfismo

Por fin. Una de las cosas que más afeaban el sistema (tanto iOS como Mac OS) era este palabro. Es decir, hacer que algo digital se pareciera a su homólogo analógico. Los contactos como si fueran una libreta, el blog de notas como una de esas hojas amarillas asquerosas con líneas rojas, la calculadora a las que nos regalaban de publicidad para ver cuánto nos estaban tangando con el cambio a euros y la mierda de la agenda, especialmente.

Ahora ya no. Todo esto tiene la misma interfaz que el resto del sistema. Ya era hora.

12. Y aún hay espacio para mejoras

Pues sí. Alguna cosilla es mejorable. Por ejemplo que cuando tienes aplicaciones no compatibles abiertas se tarden en abrir o que la multitarea no vaya tan fluida como antes (al menos así me lo parece). Eso y que al desbloquear el teléfono con una aplicación abierta la interfaz se gripa un poco y, de hecho, parece que se ajusta desde la resolución de un iPhone 5. True story. Bueno esto también es un 1st World Problem, la verdad. Sobre la duración de la batería no os puedo decir mucho, porque como la reviento todos los días, pues igual ni lo noto.

Bueno pues eso, que iOS 7 parece que va en la buena dirección y que nos encontraremos mejores maneras de aprovechar nuestros móviles. Si he de quedarme con una mejora, quizá me quede con la cámara. A los fotógrafos hipsters nos va a encantar, ya lo veréis.

Ah, y si queréis probarlo sin ser desarrollador y tenéis una ligera pericia en los dedos y en el entendimiento aquí os explican cómo hacerlo. Eso sí, bajo vuestro propio riesgo, claro.

Imagen destacada de Kārlis Dambrāns con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así