Ayer asistí a un curso de Enpresa Digitala sobre Digital Storytelling: aplicación de técnicas narrativas en la comunicación en redes sociales, con Álvaro Andoin, también conocido como @Filmatu como ponente.

El storytelling es la transmisión o expresión de hechos mediante palabras, imágenes o sonidos, a menudo por medio de la improvisación y o el embellecimiento. Un storyteller es un cuentacuentos, una persona que cuenta una historia.
En lo digital, hablamos de que estas personas, storytellers, utilizan medios interactivos, multimedia, para narrar un acontecimiento.

Vamos a tratar de hacer un resumen de la jornada:

1. Los humanos necesitamos comunicarnos

Y, por lo tanto, contar historias. Incluso para sobrevivir. Cuando transmitimos una información de una a otra persona, lleva implícita una historia: desde el niño que le explica a su madre por qué no ha sacado buenas notas en matemáticas hasta la forma en que explicamos a un reclutador en una entrevista de trabajo cómo ha ido desarrollándose nuestra carrera profesional.

2. Móvil y multimedia

Una de las ventajas del storytelling digital es que es portátil, en el amplio sentido de la palabra. Con los smartphones, tenemos vídeocámaras, cámaras fotográficas (además, con bastante resolución) y la posibilidad de compartir el contanido en el instante en el que se están produciendo las cosas.
El contenido se convierte en reciclable y remezclable. Buena muestra de ello son las licencias abiertas, la posibilidad de integración, mediante widgets o apis, de unas aplicaciones en otras.

3. ¿De dónde sacar materiales para contar historias?

Para eso tenemos nuestra capacidad para manejar controladamente la improvisación. El imprevisto, más que connotaciones negativas, tenemos que dotarlo de matices positivos, recuperando el sentido etimológico de la palabra: algo no visto, algo novedoso.
Según Robert Poynton, en su libro “Everything’s an offer: how to do more with less”, hay tres reglas básicas para incorporar la improvisación en narración:

  • Let it go (aparca el yo),
  • Use everything (toma ofertas o aprovecha cada input) y
  • Notice more (sé consciente de las cosas)

4. Storytelling vs corporate speech

La emoción en las cosas tienen tanta importancia, al menos, como las 5 W periodísticas (when, what, who, why, where). Poco a poco y, en la medida en que ésto sea posible, tenemos que “personalizar” las historias que contamos para las empresas o las corporaciones. En cuanto todo se torna humano, se vuelve, automáticamente, más compartible, más deseable…

5. Romper rutinas

Lo vemos hasta en el cuento de caperucita: una niña va de paseo a casa de su abuelita y esta rutina la rompe por el camino cuando le pasan cosas, que si el lobo, que si las flores… pero son adornos para llegar de una introducción al final y la moraleja, que es lo que queremos transmitir en realidad.

http://youtu.be/RS3iB47nQ6E
Otro ejemplo es el de Merton, un tipo que es pianista y en sus conciertos se conecta a chatroulette y va improvisando las canciones según le van apareciendo gente distinta en el chat.

6. Controlar los flujos

Yes and” como concepto. Lo vemos bien en algunos programas de TV estadounidenses. La improvisación y el control de los flujos comunicativos es algo que  los americanos dominan:

http://youtu.be/TdL0XIOgPY4

“Solo cuando uno decide ignorar el contenido es posible comprender exactamente lo que es una narración porque uno se puede concentrar en la estructura”. Keith Johnstone.

7. Anclas

Algo que te sirva para fijarte más en las cosas. Requiere atención y concentración… y experiencia!
Por ejemplo: tratar de recordar la ropa de alguien, tratar de recordar las cosas que te han pasado a lo largo del día. Las anclas sirven para mantener las referencias y que no se nos vaya el hilo de lo que queremos contar.

8. Estructura de una historia

“Con 3 palabras puedes decir lo que quieres, después tienes que salir a pasear o a sufrir un accidente para despertar a la cámara.” (Buster Keaton, vida y obra).

En toda historia encontraremos tres elementos: introducción, nudo y desenlace.
En la introducción tendremos que captar la atención de nuestro público, con preguntas, pidiendo opiniones, dando una información. Al cerebro le gusta la novedad, el contraste. Romper. Lo que hablábamos en el punto anterior sobre romper rutinas. Finalmente, en el desenlace hay que incorporar algo inspirador, que deje buen sabor de boca, la “moraleja” final.

9. Para dar forma a una historia

Necesitamos que acción y actividad interactuen.
En ocasiones, hay gags que se suceden uno tras otro, películas o historias en las que no esperas nada nuevo, esto sirve tanto para los esquemas tradicionales de un James Bond, donde todo es acción, hasta los propios Hermanos Marx donde enlazaban gag tras gag y casi no esperabas otra cosa de sus películas. Hay que procurar introducir actividades que rompan esa rutina.
Para esta ruptura, se usa lo que se conoce como baile del status.
A la gente le gustan los cambios de status: el David y el Goliath, vulnerabilidad, humor cuando se supone que tenemos que ser serios… los guiños hacen que tengamos conexiones automáticas.

http://youtu.be/TTsieCm8n8M
Y llegamos al túnel de las ofertas, como un embudo, en el que vamos cerrando la historia, atando los cabos hasta llegar a una conclusión final.

10. Herramientas web

Storify, las historias orbitan entorno al concepto elegido. Un gestor de contenido donde introducir diferentes elementos multimedia alrededor de algo. Como el concepto de muñeca rusa: una dentro de otra, dentro de otra, dentro de otra…
Por sí mismas, pueden ser historias inconexas, pero con un hilo conductor, ya tenemos una narración completa.
Storywheel, para contar historias alrededor de las fotos. Se crean pases de diapos narrados y se puede integrar con Soundcloud (fotos + audios).
Spotsi, mismo concepto, pero sirve para descubrir historias que están pasando introduciendo la geolocalización como diferenciador. Está en fase beta cerrada, pero se pueden solicitar invitaciones en su web.
Tweetdoc, para crear un pdf con los tuits generados en un evento determinado, siguiendo uno o varios hashtags y en unas fechas determinadas.
Nuevo timeline de Facebook, muro de Pinterest, nueva pestaña de interacciones de Twitter. Todo va encaminado a contar historias alrededor de lo que generamos y compartimos en internet.

Como dice @JeffJarvis, “Cover what you do best, link to the rest” (da cobertura a lo que haces mejor y linka el resto).

11. Aplicaciones móviles para storytelling

Blogging-Microblogging: Posterous, Twitter, Tumblr, WordPress
Fotos: Instagram, Camera + (para edición), Pano, Photogene (editor de fotos), Pixlromatic
Geolocalización: Foursquare, Everplaces
Audio: Audioboo, Soundcloud, Shazam, Soundhound
Audio & vídeo: Soundslides (de pago), Story wheel (IG+audio), Vídeo, V.i.k.t.o.r, Animoto, Viddy
Streaming: bambuser (mobile live video streaming), keek (36 seg)
Edición en línea: imovie (edición básica), 1st vídeo (edición avanzada)
Navegadores: iCab mobile browser (navegador desde el que podemos descargar al itunes por ejemplo desde Jamendo, abrir con el 1st video y editar directamente desde el iPhone).

12. Otras cosas a tener en cuenta

Básicamente hay que tener previsto qué vas a necesitar y qué puede fallar.

  • Micrófonos
  • Baterías extra
  • Cargadores multi usb
  • Conectividad
  • Eye-fi +wifi, tarjeta de memoria para cámaras de fotos, con conexión wifi para enviar directamente las fotos donde quieras.

Y cualquier otra que se os ocurra. Que nunca se sabe 😉

Podéis ver la presentación completa en el Slideshare de Álvaro.
Fotografía cortesía de pasukaru76 via photopin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora freelance en temas de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxAlmendraMedieval. Presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo (en inglés). Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.