La música, más allá del plano estético, es un arte que toca las emociones. Por eso un artista tiene que andar con pies de plomo cuando decide vincular su imagen, sus canciones, esas emociones y sentimientos de los que hablamos, a un producto. Y más cuando se trata de intérpretes de rock, un género asociado a la rebeldía, la libertad, la insatisfacción. A lo indomable. Recientemente, hemos visto a Lionel Richie protagonizar un anuncio de cerveza Tap King, desde el fondo de un frigorífico, y nadie le ha pegado cinco tiros en la puerta de un hotel. Pero, en cambio, The Clash, estandarte del punk rock, casi fueron crucificados en vida cuando cedieron ‘Should I stay or should I go’ para que Levi’s Strauss vendiera más pantalones; sin ir más lejos, Thee Headcoats se convirtieron en Thee Stash para dedicarles una adaptación titulada ‘Should I suck or should I blow’. No se pierdan la cara-b: ‘We’re selling jeans for the U.S.A.’. Y aún vayan con más pies de plomo cuando hay cadáveres de por medio. Harían falta los dedos de decenas de miles de manos para contar cuántos se ofendieron cuando escucharon ‘God’, de John Lennon, en un anuncio del Volkswagen Golf.
No obstante, vincularse a una bebida alcohólica nunca ha estado mal considerado en el mundo del rock. Tanto es así, que muchos le perdonan a Loquillo haber alterado la letra de ‘Besos robados’ para cantar en un anuncio de Calisay, ese licor cuyas botellas forrábamos en EGB con pegamento y caracoles de pasta (aka tiburones) para, posteriormente, en un exceso kistch, pintar con pintura dorada el tuneado envase. Bien es cierto que El Loco cantó mejor al Don Perignon (al Chanel y a la cocaína).
Sin salir del país, Los Rebeldes recetaban contra la tristeza y el cansancio cerveza, chicas y rockabilly. ‘Necesito un trago’ es uno de mis rocanroles preferidos de Tequila. ‘Alza tu cerveza’ podría ser un himno de Mägo de Oz. Nacho Vegas prefiere dry martiny y sexo anal. Daiquiri blues es un disco de Quique González. La cerveza Hell Yeah presume de estar elaborada con agua, malta, lúpulo y rock and roll. Es conocida la afición de Axl Rose (Guns’n’Roses) a salir a escena haciéndose el machito al beber a borbotones botellas de Jack Daniel’s rellenas de té…
Quitapenas transitorio, para el común de los mortales, y reclamo de musas, para el artista, el muestrario de tonadas dedicadas al alcohol y a los excesos etílicos es enormemente amplio, desde su primera fermentación y destilado. ¡Hip! Mozo, sírvame en la copa rota, quiero sangrar gota a gota, el veneno de su amor…
La lista es larguíiiiiiiiiiiiiiisima, sí, pero, oh, hoy día apenas se venden discos. Ya no basta con cantar al alcohol, también hay que venderlo. Así, son muchos, al menos tantos como una docena, los músicos, cantantes y bandas que se abrazan a la botella, prestando simplemente su imagen o presentándose en sociedad como productores, por motivos más prosaicos. Hacer caja, entre ellos. I’m feelin’ supersonic, pon otro gin&tonic, Manoli.

1. AC/DC

Bon Scott forjó buena parte de su leyenda a base de borracheras que, por cierto, terminaron con él, ahogado en su propio vómito. Por eso no extraña que el conjunto australiano, estandarte del hard boogie y el rock and roll machacón, haya vinculado su imagen y su legendario logotipo a una cerveza de baja fermentación producida por Wendalinus-Bräu conforme a la Ley de la Pureza de 1516, que dicta que sólo puede contener agua, malta de cebada , lúpulo y levadura. “German beer. Australian hardrock” es el lema de una premium lager alemana, redonda, ligeramente amarga, con gusto a malta, cuyo diseño remite a la portada de ‘Black ice’.

ACDC _ wine

La lucha, en el pasado, del guitarrista Malcolm Young para superar su acción al alcohol tampoco ha sido un impedimento para encontrar a AC/DC en las vinotecas (y en los estantes de bebidas energéticas con su guaraná). También hay vinos cuyas etiquetas reproducen el logo de la banda, títulos de canciones (‘Hells bells’, ‘You shook me all night long’, ‘Back in black’, ‘Highway to hell’) e imágenes de Angus Young. Los elaboran en Australia, y tienen como base las uvas shiraz, moscato, cabernet sauvignon y sauvignon blanc.

Una docena de _ ACDC _ beer

2. Hanson

El trío de Tulsa alcanzó fama en 1997, con el éxito de su pegadizo y saltarín ‘MMMBop’, cuando sus componentes aún eran menores de edad. Era una boy band imberbe, los paparazzis sólo podían capturar imágenes suyas bebiendo mosto y batidos de chocolate, pero el tiempo ha pasado y ahora se les puede ver empuñando botellines de Mmmhops, su propia pale ale. En su momento hicieron público que los beneficios que proporcionara su cerveza serían donados a un fondo de ayuda a los damnificados por un tornado que barrió Oklahoma. No hops, no hope.

Una docena de _ Hanson _ Mmmhops

3. Iron Maiden

La carga de la Brigada Ligera del ejército inglés en la batalla de Balaclava, allá por 1854, inspiró a Iron Maiden, grupo totémico del movimiento heavy metal, a la hora de componer ‘Trooper’. Resulta que Robinson’s Brewery se ha inspirado, a su vez, en el grupo inglés y en dicho himno a la hora de elaborar una premium british beer llamada (cómo no) Trooper; y el baño de sangre en la Guerra de Crimea no resta buen gusto (a lúpulo) a una cerveza de agradable aroma herbáceo y color pardo oscuro.

Una docena de _ Iron Maiden _ Trooper _ bandera

Quienes lo han probado tampoco tienen quejas de Eddie’s Evil Brew, vino chileno, a base de uva merlot, que en su sexta añada (a la venta por 17 libras, en la web del grupo comandado por Bruce Dickinson y Steve Harris) recupera en su etiqueta la portada del recordado ‘Seventh son of a seventh son’, para muchos, su último gran álbum, editado en 1988.

Una docena de _ Iron Maiden _ Eddi'es Evil Brew

4. Jay-Z

Los raperos son tíos duros, deslenguados y altaneros que no dan más miedo porque se pasan el día en chándal. Por eso mola Jay-Z, porque a veces se caga en tus muelas vestido con unos trajes que han seducido a la mismísima Beyonce Knowles. Sin embargo, más que sus grabaciones y su vestuario me gusta D’ussé, cognac auspiciado por el MC yanqui (quien también ha protagonizado el spot de Conjure, otro cognac) y concebido por Bacardi para seducir al público joven. Medio camino ya está recorrido: recuerden cuanto daño hizo a mi generación el lugumba…

5. Kiss

La descomunal lengua de Gene Simmons no refulgiría igual si el bajista de Kiss no hiciera los correspondientes enjuagues con cerveza Destroyer y vino Kiss Zin Fire y Shout It Out. El conjunto estadounidense de rock and roll apadrina esa lager y esos vinos californianos a base de zinfandel y chardonnay.

Una docena de _ Kiss _ wine _ kissrockdrinks.comUna docena de _ Kiss _ Destroyer beer _ kissrockdrinks.com

La cerveza (“The hottest beer in the world”) toma su nombre del célebre álbum editado por Kiss en 1976, así que se recomienda catarla acompañado de tu pareja, mientras suenan ‘Detroit rock city’, ‘Shout it out loud’, ‘Flaming youth’… Deja ‘Rock and roll all nite’ (I wanna rock and roll all night, and party every day!!!) para otro momento, que esa es de otro disco (‘Dressed to kill’).

6. Madonna

De casta le viene al galgo. Madonna Louise Veronica Ciccone (“desde hoy te llamarás Chuchi”, le diría Gila), cada día más fibrosa, parece más bien la hija del propietario de un gimnasio, pero resulta que no es el caso. Su progenitor es bodeguero, regenta Ciccone Vineyard & Winery, en Michigan, y hace nueve años puso ya en circulación Madonna wine, caldos a base de pinot noir, pinot grigio, chardonnay, barbera, Gewürztraminer y cabernet. En el colmo de la originalidad, las etiquetas reproducen una serie de imágenes vinculadas a ‘Confessions on a dance floor’, álbum de la llamada reina del pop.

Una docena de _ Madonna chardonnay

Una docena de _ Madonna flyer

7. Marilyn Manson

Nuestro anticristo de postal tiene estas cosas. Lo mismo le canta a Leviatán y a la
sodomía, la droga, la muerte, el odio, la miseria y la putrefacción, que le da por decirte que bebas absenta Mansinthe, que para algo es suya. A mí no me asustan los 66,6º (666, el número de la Bestia; qué bien traído, Marilyn), ni el diseño de la etiqueta (más propio de un cuento de ultratumba), me dan miedo los posibles efectos secundarios. Que se me ponga la cara blanca… el flequillo pa’llá… los ojos de distinto color… roscas alrededor de los mismos… voz raruna (you can’t smell your own shit on your knees…)… botas de plataforma… ligueros raídos… In goth we trust.

Una docena de _ Marilyn Manson _ Mansinthe _ a lo Van Gogh

8. Motörhead

Snaggletooth, la amenazante cabeza (war pig) que tan rechula queda en camisetas negras del grupo inglés de hard rock, luce orgullosa en la etiqueta de Motörhead Shiraz, un tinto australiano “especialmente seleccionado” del que Brands For Fans dice haber despachado más de 400.000 botellas, desde 2011.

Una docena de _ Motörhead Shiraz _ Motortube
Se exhibe tan orgullosa como la celebérrima verruga que aporta volumen al careto del malencarado Lemmy Kilmister, quien, a su vez, estará requeteorgulloso de no tener que pagar cada vez que empina el codo con la cerveza Bastards (lager) o Motörhead Vödka, otros dos bebedizos, en este caso de origen sueco, vinculados a su sempiterna ronquera y al aplastante sonido de su banda, en activo desde 1975.

Una docena de _ Motörhead _ Bastards 2

9. The Rolling Stones

La banda de rock and roll más grande que ha pisado la faz de la tierra, precursora del merchandising, no iba a quedarse mirando mientras sus colegas presumían de vino. Los fans de Jagger, Richards y compañía también se pueden regalar, en fechas señaladas, botellas de Forty Licks, merlot comercializado por Wines That Rock.

Una docena de _ Rolling Stones _ Forty Licks wine 2

La cosa no queda ahí, pues Sus Satánicas Majestades tienen en las tiendas Crystal Head, una calavera de cristal llena de vodka que conmemora su 50 aniversario. Su precio ronda los 125 euros, pero es que va con su pegatina, su doble CD en vivo… Más barata era Rolling Hop, una lager comercializada por la empresa japonesa Suntory Liquors.

Una docena de _ Rolling Stones _ crystal head

10. Joan Manuel Serrat

Latino, tengo el calor de una copa de vino, cantaba Francisco. Y Joan Manuel Serrat, el cantautor más mediterráneo, puede darle la réplica entonando ‘Tus cartas son un vino’, su adaptación del poema de Miguel Hernández. O, mejor aun, con el calor de un viñedo entero. Y es que el noi de Poble Sec es uno de los propietarios de Mas Perinet, bodega que comercializa caldos como Perinet +Plus, Clos María y Gotia, acogidos a la D.O.Q. Priorat y a la D.O. Montsant. Esta vez ha preferido no llamar a Joaquín Sabina, ni a Miguel Ríos, ni a Ana Belén, ni a Víctor Manuel, y se ha asociado con Alejandro Marsol y Antonio Casado, dos ingenieros técnicos agrícolas y, sin embargo, amigos.

Una docena de _ Serrat _ jmserrat.com

11. Justin Timberlake

Memphis es la ciudad natal de Justin Timberlake. 901 es el código de área de la ciudad estadounidense. Y el cantante estadounidense decidió llamar 901 a su propio tequila de triple destilación, comercializado en estrecha colaboración con la casa Sauza. ¡Ándele! Ésta ha sido la elección del vocalista, compositor, bailarín, actor, productor discográfico y empresario, que nos despistó al incluir guiños al Jack Daniel’s y a Jim Beam, ambos bourbon, en el tema ‘Drink you away’. ¿Por qué tequila? Él dice que su amor por la bebida nacional mexicana nació en una visita al corazón de Jalisco, donde comprobó cuánta “pasión y artesanía” encierra cada botella. Yo creo que es por la pasta, güey.

Una docena de _ Justin Timberlake

12. Whitesnake

Para mí fue un verdadero shock contemplar a David Coverdale sobre el escenario de la sala Rockstar Live; el rockero inglés, ex Deep Purple, se movía bajos los focos cual Raphael de Cleveland, agitaba la melena rubia, me miraba y me dedicaba un repertorio de guiños, caída de párpados y besos que me hacía alimentar la esperanza de ser transparente y que las insinuaciones fueran dirigidas a la mujer que tenía a mi espalda. Is this love? Cuando fui a casa no pude hacer otra cosa que arrojarme a los brazos a Dioniso; descartadas cabernet sauvignon y pinot noir, descorché una botella de Whitesnake, zinfandel californiano producido en asociación con Dennis de la Montanya, y dormí como un bebé. Por algo me había costado 40$. Biba el bino.

Una docena de _ David Coverdale _ whitesnake.com

PD: ojo, he redactado esto mientras observaba, en un estante de mi modesto despacho doméstico, esas viejas botellas de Ambar 1900 con la imagen de Héroes del Silencio en su etiqueta.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Igor Cubillo


Igor Cubillo es periodista, economista y equilibrista, aunque quiso ser domador. Dirige la weg (sic) Lo Que Coma Don Manuel, por aquello de que la gastronomía es el nuevo rock and roll, y da el cante en Kmon, El magazine de los escenarios. Antes, escribió de música, ocio y cultura en El País, Efe Eme, Ruta 66, Harlem, Bilbao Eskultural, Ritmo & Blues, Getxo A Mano (GEYC), Den Dena Magazine, euskadinet y alguna otra trinchera.