Hace unos días pude leer en el periódico una historia que me dejó bastante impactado: ‘Hombre muere tras ganar un concurso de comer cucarachas y gusanos’ ciertamente esto me hizo pensar. Qué cruel es la vida en ocasiones que si ya es una tragedia morir, morir de una manera absurda lo es mucho más.

Me dió por navegar un poco por la red buscando muertes absurdas y cual fue mi sorpresa que esto no es un caso aislado, hay infinidad de muertes registradas a cada cual de manera más absurda. Después de leer un poco sobre el tema, me veo en la obligación de juntar unas cuantas para que al leerlas os sorprendais al menos tanto como yo.

1. Morir por exceso de placer

Michael Hutchence, cantante y vocalista de INXS murió durante una gira de conciertos en el hotel donde estaba alojado mientras buscaba mayor placer asfixiandose a sí mismo mientras mantenía relaciones sexuales.

2. Morir por ser calvo

Esquilo, escritor griego considerado el padre de la tragedia murió de un golpe en la cabeza. Según comenta la leyenda, las águilas lanzaban contra piedras a las tortugas para romperles el caparazón y así poder comerselas. Esquilo caminaba por la calle y al ser calvo (desde la altura) fué confundido con una piedra, el resto de la historia ya se la imaginan.

3. Morir por una naranja

Bobby Leach uno de los pioneros del deporte extremo, capaz de lanzarse por las cataratas del Niágara dentro de un barril (1911) y sobrevivir para contarlo. Murió de una de las formas mas curiosas. Caminando pisó una cáscara de naranja y se rompió la pierna, se le infectó y se la tuvieron que amputar, la operación se complicó y murió.

4. Morir por la barba

Hans Steininger se hizo famoso en austria por poseer la barba más larga del mundo (prácticamente metro y medio). Cierto día de 1567 se produjo un incendio de grandes dimensiones en su ciudad, Hans salió corriendo sin prestar atención a su barba, la pisó, perdió el equilibrio, tropezó y en la terrible caída se rompió el cuello perdiendo la vida.

5. Morir de béisbol

El jugador de los Cleveland Indians Ray Chapman murió jugando al béisbol. Sobre el 1920 era costumbre entre los pitchers ensuciar las bolas que lanzaban a los bateadores para que fueran más difíciles de ver y por consiguiente de batear. En el partido que jugaron los Cleveland Indians de Ray Chapman contra los New York Yankees, Carl Mays lanzó una pelota ‘sucia’ que Chapman no pudo ver y que tras recibir el golpe fatal acabó con su vida.

6. Morir imitando

Yooket Paen caminaba por su granja en Tailandia cuando resbaló y al tratar de evitar la caída se agarró a un cable con la mal suerte que era eléctrico, se electrocutó y murió. Poco después de su funeral, la hermana de Yooket explicaba a unos conocidos como había sido la fatal muerte de su hermana. Al caminar por donde Yooket resbaló su hermana tropezó y se agarró al mismo cable que acabó con la vida de Yooket. El desenlace fué el mismo, muerte por electrocución.

7. Morir por abrazar

El famoso poeta Li Po era conocido por realizar grandes poemas en estado de embriaguez. En una de esas noches, mientras navegaba por el rio Yangt-ze en su bote, vió la luna reflejada en el agua y no dudó en saltar del bote a abrazarla. Murió ahogado.

8. Morir por un robot

Robert Williams se hizo famoso por ser el primer hombre asesinado por un robot. Corría el año 1979, en la planta de Ford de Flat Rock había depósitos de repuestos gestionados por robots. Un día uno de los robots se averió y el bueno de Robert se metió al depósito para devolver una pieza, el robot se reactivó súbitamente golpeandole con su brazo metálico y matándolo instantáneamente.

9. Morir por un cactus

David Grundman y su compañero de piso, decidieron salir al desierto a disparar a cactus. Comenzaron por uno de tamaño pequeño que de un solo disparo se partió por la mitad. Envalentonado por su éxito, David buscó un reto mayor y lo encontró con un enorme cactus de 7 metros de alto y probablemente más de 100 años de antigüedad. El disparo rompió un gran pedazo que cayó sobre David provocándole la muerte.

10. Morir de una ‘panzada’

El luchador ‘King Kong’ murió de un barrigazo de su rival ‘Big Daddy’. En los momentos finales de su pelea allá por el año 1987 ‘Big Daddy’ utilizó su golpe maestro ‘la zambullida de panza’. ‘King Kong’ sufrió un ataque al corazón y perdió la vida en el ring. Posteriormente se descubrió que a ‘King Kong’ poco antes del combate se le había diagnosticado un problema cardíaco. Sea como fuere, ‘Big Daddy’ se culpó por la muerte de su rival y se retiró de la lucha profesional.

11. Morir por ovejas

La granjera Betty Stoobs se quedó sin heno para sus ovejas así que bajó al pueblo a comprar más en su moto. Volviendo con el heno en la parte trasera se dice que unas 40 ovejas hambrientas cargaron hacia el heno tirando a Betty por un acantilado. La granjera sobrevivió al golpe de la caída pero murió al caerle la moto encima empujada por las ovejas.

12. Muerte por paracaídas

Franz Reichelt sastre francés inventó una especie de paracaídas allá por el 1911. Decidió probarlo lanzando un muñeco desde lo alto de la Torre Eiffel (eso le dijo a las autoridades) pero a última hora cambió el muñeco para probarlo él en sus propias carnes. El invento no funcionó y acabó con su vida.



Morir de una manera normal o de una manera absurda, lo importante no es cómo morir, sino como vivir. ¡Aprovecha el momento! 😉



Imagen destacada cortesía de Cristopher Craig bajo licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Israel Ortíz de Zárate


Se dedica al análisis, desarrollo y arquitectura de Software en empresa de innovación, realiza principalmente aplicaciones de stress y de automatización de tareas en el campo de la aeronáutica y de espacio. Linuxero y appleadicto. Gamer de carnet y geek a tiempo completo. Mente pensante y amago de jugador de baloncesto. Dormir es su pasión.