Londres es una de las ciudades más visitadas del mundo, pero la mayoría de los turistas se quedan en una visita al British Museum y un par de fotos en el Big Ben.

A los expatriados españoles de Londres, a los chicos trabajando de au-pairs en la capital británica y a los miles de españoles que se vienen a Londres a hacer un curso de inglés en el extranjero se nos salta una lagrimita cada vez que un turista español paga 20 libras por subir en el London Eye.

Este artículo recoge 12 perlitas de Londres, a menudo olvidadas por las guías turísticas, pero que te permitirán hacerte una idea más realista de lo que es Londres y de qué hacemos los “londinenses” que vivimos aquí, más allá de las atracciones turísticas más mainstream que puedes encontrar en cualquier guía.

1. Un museo: Wellcome collection

Este lugar se presenta a sí mismo en su página como “una mezcla de galerías, eventos y zonas de lectura y para comer algo, que te harán considerar lo que significa ser humano”. En realidad, la Wellcome viene a ser una sala de exposiciones “para curiosos”, muy cerca de la estación de St Pancras, que programa diferentes muestras con las temáticas más diversas. Entre las actuales se encuentra “Insectos vs. humanos: ¿Quién es más una peste?”. Imperdible.

La Wellcome Collection se encuentra en 183 Euston Road, muy cerca de la estación de Euston.

2. Una discoteca: The Church

The Church es un clásico de “la fiesta” londinense, aunque mucho más alternativo que los night-clubs alrededor de Leicester Square. En realidad The Church (que para los que no crecieron vieron Muzzy significa “la iglesia”), es un after-hours que tiene lugar cada domingo desde las 12 del mediodía hasta las 4 de la tarde. De ahí el nombre, pues The Church abre sus puertas cuando la gente “de bien” sale de casa para ir a misa.
The Church es un clásico de Londres, muy frecuentado por los auténticos londinenses (de cualquier nacionalidad). Aunque ha cambiado de ubicación 8 veces en sus 30 años de vida, sigue siendo teniendo unos feligreses fieles a la música muy alta, a beber bastante y a pasarlo muy bien. Toma nota, el 80% de los parroquianos de esta iglesia van disfrazados.

Actualmente puedes asistir a esta particular iglesia en Saint John’s Hill, cerca de Clapham Junction

3. Una tienda: Oxfam Charity Shop en Dalston

Las tiendas de segunda mano son un clásico de Londres y una de las formas más típicas de hacerse con ropa “nueva”. A nivel social, en Inglaterra es algo muy respetado comprar artículos en este tipo de establecimientos, y por supuesto donar todas aquellas prendas que ya no utilizamos.

La tienda de Oxfam en Dalston es enorme y tiene una buena colección de artículos de decoración, joyas, ropa y juguetes. Además, tienen una cuenta de Twitter muy activa donde te informan sobre todos los nuevos artículos que adquieren (@OxfamDalston).

Oxfam Charity en Dalston está en 514-518 Kingsland Road. La estación más cercana es Dalston Junction.

4. Un cementerio: Highgate Cemetery

¿Qué tienen en común Douglas Adams, autor de la serie La guía del autoestopista galáctico, y el pensador alemán Karl Marx? Que ambos se encuentran enterrados en el cementerio de Highgate, en el norte de Londres.

El cementerio por sí solo ya merece una visita y es un perfecto ejemplo de camposanto inglés: el hecho de que se considere irrespetuoso cortar demasiado el césped o arreglar las plantas, hace que los cementerios del Reino Unido se conviertan en parques con un cierto toque salvaje plagados de esculturas de mármol. A pesar de tratarse de cementerios, son lugares muy tranquilos y hasta agradables, con un ligero toque de decadencia. A los ingleses, lejos de darles ningún tipo de reparo parece encantarles usarlos para dar un paseo. De hecho, no es extraño ver a personas sentadas en los bancos de los cementerios incluso echando un cigarro. El de Highgate es sin duda uno de los más espectaculares, aunque hay que pagar un par de libras por entrar.

Highgate Cemetery se encuentra en Swain’s Ln. El metro más cercano es Archway.

5. Un mercado: Petticoat Lane Market

“Petticoat” significa enagua en inglés. Cuenta la leyenda que en este mercado, uno de los más antiguos de Londres, “te robaban las enaguas en una punta del mercado, y te las volvían a vender en la otra”.

Petticoat es un mercado en el oeste de Londres, muy cerca del turístico y mucho más caro Spitafields, donde puedes encontrar ropa y artículos de decoración mucho más baratos que en cualquier otro mercado londinense. También muy recomendado si necesitas comprar souvenirs de Londres a precios de fábrica para cuñados y vecinos. Está rodeado de bares y restaurantes para terminar el día con una pinta.

Petticoat Lane Market se encuentra en las calles Wentworth Street and Middlesex Street y la estación más cercana es Liverpool Street. Merece la pena ir los domingos, tiene más puestos.

6. Un cine: Secret Cinema

El Secret Cinema es una de esas nuevas propuestas de ocio que han encontrado mejor aceptación entre los londinenses: Consiste en ir a ver una película en un emplazamiento especial sin saber de qué película se trata. Puede haber actividades relacionadas con la película que se proyecte, o incluso puedes acabar siendo un personaje más dentro del propio largometraje.

El Secret Cinema no tiene una localización fija, y el lugar de proyección se comunica a los participantes por email una vez adquiridas las entradas.

7. Una actividad: Pasea por los canales

Londres tiene una red inmensa de canales que recorren la ciudad de norte a sur y son una buena forma de dar un paseo diferente por el corazón de la ciudad, escapando del tráfico y del ruido.

Un tramo muy recomendable es el que une Little Venice (punto de confluencia de tres canales diferentes, muy cerca de la estación de Paddington) con la estación de King´s Cross. Este paseo, de algo menos de 5 kilómetros, puede completarse en un par de horas y permite ver los barcos-vivienda en los embarcaderos del canal, las mansiones de las orillas, parte del zoo de Londres y Regent´s Park. Además, en King´s Cross se encuentra el Museo de los Canales de Londres, donde puedes enterarte del pasado histórico de esta red fluvial.

Para hacer el paseo por el canal, ve a la estación de Paddington y camina hasta Little Venice.

8. Un bar: Bounce

Bounce (“botar”) es un nuevo concepto de bar donde puedes comer, beber y sobre todo jugar al ping-pong al mismo tiempo. Bounce está equipado con un montón de mesas de ping-pong, y puedes reservarlas por horas para echar una partida mientras te tomas una cerveza. Las mezclas de dos actividades viejunas siempre tiene éxito en Londres y beber cerveza y jugar al ping-pong no podía ser menos.

Bounce está en 121 Holborn, muy cerca de la estación de Chancery Lane.

9. Una obra de construcción civil: La barrera del Támesis

Esta impresionante construcción de 520 metros está compuesta por puertas rotatorias que giran para contener el paso del agua cuando se produce una subida peligrosa del nivel del río Támesis. Completada en el año 1982, la obra tiene un centro de visitantes donde puedes empaparte de información sobre las mareas del Támesis y tomarte un café en la cafetería con vistas al río.

La barrera del Támesis está a un paso de North Greenwich, donde puedes subir en el recientemente inaugurado teleférico de Emirates Air Line, que cruza el río Támesis uniendo la península de Greenwich con Royal Docks. Este teleférico fue inaugurado para los Juegos Olímpicos de Londres del verano de 2012, y permite tomar increíbles de la ciudad, a sólo 4,30 libras el billete sencillo.

La barrera del Támesis está cerca de la estación de Charlton, en el este de Londres. También puedes andar o coger un autobús desde North Greenwich.

10. Una vista de Londres: Primrose Hill

Alejado de las clásicas fotos panorámicas de los turistas subidos en el London Eye o en el recientemente inaugurado Shard (edificio más alto de Europa, precio de la entrada: 25 libras), el parque de Primrose Hill posee una colina lo suficientemente alta para que puedas hacer fotos Londres (London Eye y Shard incluidos). Este parque, no demasiado turístico pero lleno de londinenses, es ideal para hacer un picnic y también para volar cometas. También muchos estudiantes de inglés o trabajadores en corbata se tiran en el césped a comer sus sandwichs a medio día.

Primrose Hill está en Berkeley Lodge, a diez minutos andando de la estación de Chalk Farm.

11. Un monumento: Monument to the Great Fire

Este monumento conmemorativo no es espectacular, pero puede contarte muchas cosas sobre la historia de Londres. De hecho, The Monument es el hito conmemorativo del gran incendio que sufrió la ciudad en el 1.666 (Llamado The Great Fire), que destruyó 13.000 casas y marcó el comienzo de la reconstrucción de una más moderna Londres, con un plan urbanístico definido, calles más anchas y una gran atención a la seguridad que se ha mantenido hasta nuestros días.

El monumento en sí es una columna dórica de 61 metros de altura, sobre la que se sitúa una urna en llamas con dos hojas de oro que simbolizan el Gran Fuego. Siguiendo con el 61, la columna se encuentra a 61 metros del lugar en que se produjo el incendio.

Monument ofrece vistas panorámicas de Londres y puede visitarse siempre que se disponga de una buena salud cardiovascular y 3 libras para pagar la entrada. Se llega a la cima subiendo una estrecha escalera de caracol.

Monument to the Great Fire se encuentra en Fish Street Hill y tiene una parada de metro dedicada: Monument.

12. Una actividad típica que hacer antes de irte: Ir a un pub quiz

Los pubs quizzes son algo muy típico de los pubs de London. Consisten en una especie de Trivial en el que las personas que se encuentran en el bar se organizan en equipos y contestan a las preguntas propuestas por uno de los trabajadores del pub.

Recomendación especial para el pub quiz del Lexington, que tiene lugar cada lunes a las 8 de la tarde. Participar cuesta una libra por persona y el equipo ganador consigue muchas patatas fritas (y el reconocimiento mundial de su saber). Además, está organizado por una ONG y los beneficios se destinan a ayudar a familias en dificultades económicas. Este pub quiz está especializado en preguntas sobre música.

The Lexington está en 96-98 Pentonville Road, cerca de la estación de Angel.

Imagen destacada de la autora.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sandra Crespo

Sobre Sandra Crespo


Sandra Crespo es analista de marketing para EF Education First que ofrece cursos de inglés en Londres. Aunque nació en Madrid, lleva 4 años echándolo de menos desde Londres, donde cuando no está trabajando se dedica a recorrer la ciudad en patines, pintar acuarelas y cocinar recetas de inspiración británica.