El mundial de motociclismo está en constante evolución. En los últimos tiempos ha estado dividido en tres categorías en función de las diferentes cilindradas, 125, 250 y 500cc (aunque han existido unas cuantas más, entre ellas las de 50 y 80cc, en las que fueron campeones del mundo Ángel Nieto y Jorge Martínez Aspar).

Actualmente está dividido en tres categorías: Moto3, Moto2 (las dos CRT – motor de 4 tiempos derivado de serie y bastidor prototipo- de 250 y 600cc respectivamente) y MotoGp con mezcla de motos prototipo y CRT de 4 tiempos y 1000cc. ¿Serán la totalidad de los equipos de MotoGp los próximos en utilizar CRT? Parece el desenlace más lógico…pues la verdad es que no está muy claro todavía, habrá que esperar.

Lo que no ha cambiado desde que yo recuerde son los pilotos. Siguen siendo de la misma pasta. Deportistas con talento innato además de mucho trabajo físico y mental para ir muy rápido en cualquier situación, valor y arrojo para intentar sobrepasar adversarios en situaciones poco menos que imposibles y ansia de victoria por encima de todo. Porque no importa si se caen y se rompen por sexta vez la clavícula y el tobillo izquierdo (no hay prácticamente ningún piloto en parrilla que no se haya roto ningún hueso en alguna caída), lo importante es volver a subir a la moto y ganar carreras. Coincidiendo con el Gran Premio de Cataluña de Motociclismo, he aquí una recopilación personal de momentos en los que los pilotos de los que os hablo hacen gala de estas impresionantes cualidades:

1. Kevin Schwantz gana a Wayne Rainey en Suzuka en 1989

Antes de que ninguno de los dos hubiera ganado ningún mundial, estos dos pilotos ya daban espectáculo del bueno. Esta es de las primeras carreras que recuerdo. Impresiona ver cómo van al límite adelantándose una y otra vez. Se puede apreciar la brutalidad con la que las motos de 500cc y dos tiempos entregan la potencia al retorcer el acelerador.

 

2. Frenadas imposibles de Kevin Schwantz

El número 34 de la Suzuki de Kevin Schwantz siempre ha ido asociado a un pilotaje espectacular. Se le recuerda por ser uno de los mejores frenadores. Aquí van un par de ejemplos (los dos casualmente también frente a Rainey). En el primer video se ve como la moto da unos bandazos terribles (a partir del minuto 1:20) y en el segundo como es capaz de recuperar una distancia que puede parecer insalvable en una brutal frenada (nada más comenzar el vídeo)

 

 

3. Duelos Doohan – Crivillé

Mick Doohan es uno de los grandes. 5 veces campeón del mundo de la categoría reina lo pueden certificar. Una caída en los entrenamientos del Gran Premio de Holanda en 1992 (minuto 0:45 del vídeo) hizo que su pierna derecha no volviera a funcionar como debería por lo que se inventó un sistema de frenado de la rueda trasera que se accionaba mediante el pulgar de su mano derecha. Lejos de acobardarse, consiguió el título mundial de forma consecutiva desde 1994 a 1998. Crivillé “sufrió” estos años en el mismo equipo que Doohan, aunque le dio bastante guerra, sobre todo en el 96. Al final, Crivi se pudo hacer con el mundial en 1999, aunque para entonces Doohan ya no era competitivo debido a una dura caída en el G.P. de Jerez de ese mismo año que a la postre hizo que se retirara.

 

4. Duelos Rossi – Biaggi

Max Biaggi llegaba a su tercera temporada en la categoría reina con la idea de llevarse por fin el título mundial, pero tuvo un pequeño problema, otro joven italiano que disputaba su segunda temporada en 500cc llamado Valentino Rossi hizo un mundial impecable desquiciando, como se puede ver en el vídeo, a Biaggi en muchas ocasiones. Era el primer mundial de “Il Dottore”.

 

5. Duelos Rossi – Sete

Rossi no lo tuvo fácil para seguir cosechando títulos mundiales. Los años 2003, 2004 y 2005 fue el español Sete Gibernau el encargado de ponérselo dificil. Aunque Sete ganó bastantes carreras en las tres temporadas no fue capaz de arrebatarle la corona al italiano. 2005 parecía la temporada más igualada, algunos nos hicimos ilusiones con Gibernau, pero Rossi es un maestro tanto pilotando como sacando de quicio a sus rivales, en el vídeo se ve como en Jerez ya empezó a “comerle la moral”.

 

6. Elias derrota a Rossi en Estoril 2006

Toni Elías no tuvo demasiada fortuna en su andadura en Moto Gp. Aún así, en el G.P. de Estoril de 2006 firmó una carrera perfecta batiendo en la misma línea de meta a un Rossi al que esos 5 puntos de menos en la clasificación le hicieron perder a la postre el campeonato a manos de Nicky Hayden. Elías volvió en 2010 a la categoría intermedia y se convirtió en el primer campeón mundial a bordo de una CRT.

 

7. Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo en 250cc

Aunque en la actualidad estos dos pilotos tienen un trato cordial, la mayoría conocemos lo tensa que ha sido su relación desde la categoría de 250cc. Acciones polémicas como la de Sachsenring 2005 (en el vídeo minuto 1:15) en las que cada uno defendía su versión de lo ocurrido al finalizar la carrera fueron calentando el ambiente entre ellos.

 

8. Duelos Rossi – Stoner

Otra pareja que ha tenido sus más y sus menos. Una de las acciones más recordadas entre ellos es el adelantamiento “poco ortodoxo” del italiano al australiano en el sacacorchos del circuito de Laguna Seca en 2008.

 

9. Derrapadas de Stoner

Hace poco nos enteramos que el actual campeón del mundo de Moto Gp se retira al acabar la temporada. Lo hace en el que se supone que es su mejor momento, con dos mundiales de Moto Gp a sus espaldas y, por lo visto hasta ahora, muchas posibilidades de llevarse el tercero. Dice que ya no siente pasión…bueno, si al final acaba yéndose (mucha gente opina que se echará atrás) siempre nos quedarán los vídeos (como el incluído en este punto, digno de ver y escuchar) de sus salvajes derrapadas tanto a lomos de la “inconducible” Ducati como de la “fina” Honda.

 

10. Márquez – Espargaró en Estoril 2012

Moto 2 nos está dejando duelos espectaculares entre los dos pilotos españoles esta temporada, como el de Estoril. Parece que el mundial está al alcance de ámbos, pero recordemos que hay mucha igualdad en la categoría. De todas formas, la finura de pilotaje de Marc y el arrojo de Pol seguro que nos dejan más duelos como este.

 

11. Duelos Rossi – Lorenzo

Otro de los pilotos que le ha plantado cara al campeonísimo italiano ha sido Jorge Lorenzo. Lo ha hecho dentro de su mismo equipo, Yamaha, desde la temporada 2008 hasta la de 2010 en la que consiguió superar a “Il Dottore” y proclamarse campeón del mundo de Moto Gp. Después de esto Rossi dejaría Yamaha para probar suerte con Ducati. En el vídeo se ve uno de los duelos más bonitos entre ellos, en Montmeló en 2009.

 

12. Adelantamientos, derrapes, caballitos…espectáculo en Moto Gp

Moto Gp no está siendo, a mi parecer, tan espectacular como las carreras de Moto2 o incluso Moto3, en las que, en muchas ocasiones, se llega a la última vuelta con varios pilotos luchando por la primera posición. Aún así, es la categoría reina la que más recuerdos nos deja y la que aspira a ganar todo piloto. En este último vídeo se pueden ver momentos memorables y espectaculares de las últimas temporadas de MotoGp, acompañados de buena música.

  
Ha estado bien compartir estos momentos impresionantes del mundial con vosotr@s, seguro que en el futuro se pueden hacer unas cuantas docenas de listas más. Para empezar, ¡A ver que nos ofrece Montmeló hoy!
 
Imagen destacada cortesía de wordman1 bajo licencia Cretive Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Rubén Lucas

Sobre Rubén Lucas


Ingeniero Topógrafo dedicado a los Sistemas de Información Geográfica desde hace más de 10 años, apasionado con todo lo que tiene que ver con la tecnología e informática (soy un 'geek', o eso dice la wikipedia), aficionado a prácticamente todos los deportes pero sobre todo a los que supongan tener una raqueta en la mano (o no, también me encanta la pelota) y a los de motor. No me pierdo una carrera del mundial de motociclismo o de F1. Tampoco puedo evitar girar la cabeza cada vez que me cruzo con una moto, es lo que tiene ser motero desde que fui capaz de girar el acelerador de la Puch Condor de mi padre.