La historia es lo que nos ha traído hasta aquí.
Todos los conflictos, batallas, guerras e intrigas políticas que han ocurrido tienen su reflejo en nuestro día a día. Desde nuestro cómodo siglo XXI creemos que esos conflictos no tienen nada que ver con nosotros, que ocurrieron porque la gente era muy mala, porque se juntaron muchos malvados sobre la faz de la tierra o porque eran todos muy brutos. Nosotros no tenemos nada que ver con eso, y con ese pensamiento tranquilizador y reconfortante seguimos con nuestra vida.
La II Guerra Mundial supuso un cambio radical en la configuración del orden mundial. Afectó a todo el planeta, bien por el conflicto en sí mismo bien por los movimientos migratorios provocados por él, como es el caso de América Latina. Toda la organización política y geoestratégica deriva de la II Guerra Mundial, de su origen, su desarrollo y su final.
Conocer la II Guerra Mundial es pasar miedo. No pasó hace cientos de años. No ocurrió entre pueblos “bárbaros”. Gente normal, como nosotros, con sus vidas organizadas y convencidos de que su zona de confort estaba asegurada no vio las “señales” que 70 años después nos parecen tan evidentes. No vieron llegar el final de una manera de ver la vida. Sin saber cómo, un día tenían una familia, una casa, un trabajo y un país… y al día siguiente no tenían nada. Nada.
A continuación, traigo 12 libros (novelas y ensayos) para conocer y entender la II Guerra Mundial… y también para reflexionar..

1.”Una princesa en Berlín de Arthur” Solmssen

.
Sobre el periodo entreguerras que llevó a los nazis al poder. Las reparaciones que los alemanes tenían que pagar por la I Guerra Mundial, la inflación brutal, los judíos ricos contra los que la población fue manejada en contra, la creciente influencia del nacionalsocialismo, etc. Es una novela, no es historia. Hay amoríos y todo, así que es un libro accesible para todo el mundo, sin necesidad de ser un friki del tema.

2. “Historias de Berlín” de Christopher Isherwood

Agrupa “Adiós a Berlín” y “Mr. Norris pierde el tren”. Es Berlín en los años 30, la época del cabaret y los años locos. Como en el de la princesa, hay una burguesía rica formada por muchos judíos y una masa proletaria cada vez más empobrecida y que simpatiza con el partido nazi, al que ven como una fuerza capaz de sacar al país de la situación de crisis en la que se encuentra. Es un clásico y ahora mismo debería estar de mucha actualidad porque lamentablemente la situación en Alemania en aquellos años se parece mucho a lo que ocurre ahora en Europa.

3. “Stalingrado” de Anthony Beevor

Una de las grandes batallas de la IIGM y donde los alemanes empezaron a perder la guerra. Según avanza el libro vas pensando que malísimos son los alemanes… luego cuando están allí enfangados en mierda, pasando un frío de mil pares, comiendo gatos y muriendo como chinches, mientras los rusos se vengan a base de bien, piensas pobres alemanes. Millones de hombres muriendo por los delirios de Stalin y Hitler. Aterrador pero a la vez muy entretenido y apto para todo el mundo.

4. “Berlín, 1945. La caída” de Anthony Beevor

El 2 de mayo de 1945 la ciudad de Berlín se rendía a los rusos y la II Guerra Mundial prácticamente terminaba en Europa. El libro no solo trata la batalla por la capital del III Reich, repasa la ofensiva aliada contra Alemania en 1945, aunque Beevor se centra bastante más en el avance del ejército ruso que atraviesa toda Prusia Oriental y en las atrocidades que fueron cometiendo en venganza por las realizadas anteriormente por la Wehrmacht cuando dio comienzo la Operación Barbarroja.

5. “La batalla del día D” de Anthony Beevor

Éste ya es para más frikis. La batalla del Día D es una especie de lucha de verduleras con los americanos, los ingleses y los franceses discutiendo por ver quién era más importante y mandaba más, mientras los rusos la iban montando por el frente oriental y los alemanes se defendían como podían. Los otros dos libros de Beevor son más “históricos” podríamos decir y éste es más táctico. La mejor parte es el desembarco propiamente dicho, en las playas de Normandía. Beevor va contando cómo fue en cada una de esas playas y pone los pelos de punta como miles y miles de hombres se dejaron la vida antes de haber siquiera avanzado 20 metros por la orilla.

6. “Vida y destino” de Vassilli Grossman

Grossman fue corresponsal de guerra ruso. Estuvo en Stalingrado y en el avance soviético alemán. Este libro es una novela con un mogollón de personajes y es complicada de seguir. Una vez que consigues engancharte, se pasa mal. Rusos, alemanes, rusos disidentes, las familias, el hambre, la desconfianza, el poco valor de la vida. Su máximo valor es que es la historia contada por alguien que estuvo allí.

7. “Una mujer en Berlín” Anónimo

Son los diarios de una mujer desde el 20 de abril hasta el 22 de junio e 1945, es decir desde que los rusos comenzaron a entrar en Berlín hasta que llegaron los americanos. Es un libro estremecedor. El instinto de supervivencia es más fuerte que todo lo demás. Impresiona como en cuestión de días se puede pasar de vivir en la civilización más sofisticada a prácticamente ser bestias preocupadas por comer y no morir. El paso de vivir en una sociedad organizada y con unas normas a vivir en una jungla de pura supervivencia es mucho más pequeño de lo que pensamos.

8. Sin destino de Imre Kertész

.
El Premio Nobel húngaro estuvo en Buchenwald con 15 años. Cuenta su experiencia con distancia, con una frialdad que resulta estremecedora. Es muy emocionante cuando relata cómo fue volver de un campo de concentración, sobrevivir y tratar de volver a hacer una vida normal, cuando eso ya es imposible. Para bien o para mal, sobrevivir al campo te marca para siempre.

9. Diario de Helen Berr

Es el diario de una judía francesa en Paris desde abril de 1942 hasta marzo de 1944 cuando es detenida junto a sus padres y deportada a un campo de concentración donde morirá en 1945 poco antes de la liberación del campo por los ingleses. En un principio es el diario de una joven como cualquier otra, estudia, tiene amigos, hace excursiones, entra, sale…etc. La primera pista de lo que de verdad ocurre, de cuál es la “realidad” aparece cuando se ve obligada a llevar la estrella amarilla identificadora. Da miedo ver como la fatalidad le va cercando y cómo le puede pasar a cualquiera por muy a salvo que crea estar.

10. “A puerta cerrada. Historia oculta de la II Guerra Mundial” de Lauren Rees

Trata sobre los tejemanejes políticos de la IIGM. Comienza por el pacto de no agresión firmado entre nazis y soviéticos en 1939, pacto que Hitler se saltó en 1941 cuando decidió invadir Rusia. El libro se centra en las negociaciones entre Churchill, Roosevelt y Stalin desde el primer encuentro entre los dos aliados en 1942 cuando firmaron la Carta del Atlántico de la que luego pasarían olímpicamente. Es un libro muy recomendable, Rees escribe muy bien. Maneja la información y los datos de manera amena y hace interesante un tema que podría ser enormemente farragoso.

11. “Auschwitz. Los nazis y la “solución final” de Lauren Rees

Espeluznante, pero lo recomiendo muchísimo. Comprobar hasta dónde es capaz de llegar la maldad humana da escalofríos y comprobar cómo todo lo que conoces y das por supuesto en tu vida, puede serte arrebatado hasta despojarte de toda tu dignidad humana es sencillamente sobrecogedor. Los testimonios reales de nazis que lo justifican y de las víctimas que cuentan los horrores padecidos son acojonantes. Leyendo esto te das cuenta de la tremenda trivialización que es El niño del pijama de rayas.

12. “Maus” de Art Spiegelman

Para terminar un comic… mejor dicho EL COMIC. Maus es el comic creado por Art Spiegelman a partir de la historia de su padre, Vladek Spiegelman. Vladek era una judío polaco que vivió la invasión alemana de Polonia, la vida en el gueto, pasó por Auschwitz y consiguió a base de ingenio, tesón y mucha suerte sobrevivir y llegar a América donde inició una nueva vida con su mujer, que increíblemente consiguió también sobrevivir al Holocausto. El comic no cuenta sólo la historia de Vladek, cuenta también las complicadas relaciones entre padre e hijo y cómo la condición de superviviente de Vladek empaña toda su vida y sus relaciones con los demás. Incluso condiciona la forma de ver la vida de Art que nació en América años después de terminar la guerra. Maus es una maravilla, no solo por la historia sino por cómo decide Spiegelman reflejarlo en el papel. Los judíos son ratones, los nazis son gatos, los polacos son cerdos, los suecos son renos… etc… Es el único comic que ha ganado el Premio Pultizer…pero eso da igual….es una maravilla y espectacular.



Hay muchísimos más, la lista es casi infinita, pero estos son algunos de los que recomiendo porque he leído y porque creo que ayudan a comprender la fragilidad de nuestra vida, de nuestro planteamiento vital que creemos a salvo de cualquier eventualidad.



Fotografía cortesía de Templar1307 via photo pin cc.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Molinos


Un día abrí un blog... Pensamientos. Libros. Frivolidades. Críticas destructivas. Recomendaciones. Indignaciones. Perfiles. Cuentos "didactivos". Grandes momentos etílicos. Despellejes. Documentales. Filosofía de garrafón. Conversaciones. Recetas. Maternity. Y más... Finalista de los Premios Bitácoras y de los Premios 20Blogs 2012. Cosas que (me) pasan .