A nadie le gustan las mates. Ni la química. Ni la física. Cuando las estudiamos todo el mundo se pregunta: ¿pero para qué quiero yo saber esto si no lo voy a necesitar nunca?

La ciencia está presente en nuestras vidas mucho más de lo que creemos. Todo el mundo utiliza y/o aplica, de manera inconsciente y casi a diario, leyes y teoremas que explican comportamientos de la naturaleza que consideramos ‘naturales’.

Sin querer explicar en qué consiste cada ley ni demostrarlas matemáticamente, aquí van una docena de leyes aplicadas a la vida diaria:

1. Primera ley de Newton

“Todo objeto se queda en reposo o a velocidad constante a no ser que ejerzamos alguna fuerza sobre él.”

Está claro, estamos parados y para andar tenemos que hacer el esfuerzo de caminar, y gastamos energía, para andar con el coche hay que acelerar, y si dejamos de hacerlo nos paramos (rozamiento).

La velocidad constante la podemos encontrar sólo en entornos sin rozamiento, por ejemplo cuando vamos a patinar sobre hielo.

2. Segunda ley de Newton

“El cambio de movimiento es proporcional a la fuerza impresa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime”

Pues eso, si te empujo, te mueves más o menos dependiendo de con cuánta fuerza te empuje, ¿no? Además, te mueves en el sentido en el que te he dado el empujón. Otra clara.

3. Tercera ley de Newton

“Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: quiere decir que las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto”

Continuamente estamos aplicando esta ley, cuando nos apoyamos en una mesa, por ejemplo. Este video habla por si solo:

4. Efecto Magnus

El efecto Magnus es el que explica, entre otras cosas, los efectos que coge el balón de fútbol, la pelota de tenis cuando la liftamos…

Básicamente explica cómo se comportan estos objetos cuando lo golpeamos con más fuerza por un lado y el impacto no es uniforme.

Si queréis fardar un poco cuando estáis viendo los partidos con los amiguetes, podéis leer un poco más en la Wikipedia, lectura fácil.

5. Efecto Doppler

Otro efecto para deportistas, y es que este efecto al que puso nombre el señor Christian Andreas Doppler (si, en aquellos tiempos no eran muy originales con los nombres de las leyes y los teoremas, que le vamos a hacer) explica por ejemplo cómo se mide la velocidad de saque en los partidos de tenis, la velocidad de chut de los futbolistas…

Y para los más dados en velocidad, también explica cómo funciona el radar que os saca fotos todas las mañanas cuando llegáis tarde al trabajo. Podéis leer este post en el que se explica con un poco más de detalle el efecto.

6. Segunda ley de la termodinámica

Esta ley que tiene como enunciado formal “La cantidad de entropía del universo tiende a incrementarse con el tiempo.” puede asustar con eso de la entropía…pasemos del tema.

Nos explica el porqué cuando juntas agua fría y agua caliente, la temperatura final es una temperatura más baja que la que tenía la caliente y más alta que la que tenía la fría. Osea, que cuando juntas dos objetos que están a diferente temperatura, se igualan. ¿Así mejor?.

O cuando abres la puerta de casa y tu padre grita: “Cierra la puerta, que entra frío!”. Técnicamente le podrías contestar, en base a esta ley, que el frío no entra, sino que se escapa el calor.

7. Principio de Arquímedes

Este es fácil, ¿no? Cada vez que nos bañamos o nos tiramos en bomba en la piscina, la de agua que sacamos fuera…o al untar la galleta en el café, siempre se nos cae un poco a la mesa.

Aquí tenemos a Arquímedes y su Eureka!

8. Ley de gravitación universal

Con este nombre tan contundente podemos explicar porqué en el hemisferio sur van boca abajo y no se caen, o porqué cuando saltamos volvemos a caer al suelo, a ser posible con los pies. 🙂

Si queréis fardar un poco más aparte del efecto Magnus, podéis añadir que esta ley también es de Newton o que a raíz de la misma se puede saber que para escapar de la fuerza que ejerce la tierra sobre nosotros (gravedad), hay que correr a 11.2km/s, por si queréis ir entrenando.

9. Principio de Bernoulli

El señor Bernoulli explicó con unas fórmulas como se comportan los fluidos. Por ejemplo, se explica porqué un río cuando es muy ancho el agua va más despacio y cubre menos y cuando es más estrecho el agua se acelera. Conceptos como caudal, cauce…

Hablamos de ríos pero podemos hablar de una botella también, claro.

10. Fuerza de Coriolis

Esta fuerza nos dice cómo los anticiclones y las borrascas giran en sentidos contrarios según estas en el hemisferio norte o en el sur.

O más de andar por casa, nos explica lo mismo pero en con el desagüe del lavabo o el agua de la taza del water. En un retrete perfecto y sin rugosidades, en el ecuador el agua no debería de girar para irse por el desagüe. 🙂

11. Ley de gases ideales

Cuidado con las ollas a presión con esta ley, que cuando calentamos la olla, ¿qué aumenta? la presión, ¿no? Y luego hay que dejarla enfriar para poder abrir la tapa, ¿no? Pues eso.

12. Fuerza centrífuga

Cuando vamos en el coche y cogemos una curva, esta fuerza nos lleva para afuera, y tenemos que agarrarnos para mantenernos en nuestro asiento.

No te digo nada si nos montamos en una montaña rusa…

Y vale ya de física por hoy, pero, ¿a qué os gusta un poco más?

Foto vía Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Urtzi Barandiaran


Consultor de SAP en Oreka IT, empresa que creó en 2009 junto con otros compañeros. En Tictacblogs, su blog personal, habla sobre tecnologías, un poco de ciencia y humor tecnológico en general.