Cada día es más normal utilizar todo el poder del marketing online para hacer campañas o complementar las campañas offline. Las razones son muchas, y entre ellas la principal es la facilidad para medir prácticamente todo lo que pasa en el mundo online, como ya hemos visto con las diferentes herramientas de monitorización, algunas de ellas incluso con sabor español.

Pero para monitorizar cosas no sólo hemos de fijarnos en las herramientas, sino que también hemos de encontrar qué es lo que debemos medir, sobre todo en función de nuestros objetivos, puesto que no es lo mismo la creación de un blog que una campaña determinada o una tienda online.

Vamos a ver unos cuantos de ellos:

1. Visitas

Las veces que se visualiza un contenido. Normalmente cuantas más visitas tiene una web, más éxito tiene. ¿O no?

2. Visitantes únicos

Las personas que visitan tu sitio web. Siempre va a ser inferior al anterior, ya que si es igual, sólo hay dos razones: que el sitio que estás visitando sólo tenga una página (algo que cada vez es más común) o que apenas visiten otros contenidos.

3. Páginas por visita

Ésta es una de las medidas que nos descubren si nuestra web es interesante. Cuanto más alta sea esta cifra, mejor, sobre todo en un inicio, ya que muestra que la gente no sólo nos visita sino que navega por los contenidos, buscando información de interés.

4. Porcentaje de rebote

Ésta es una de las estadísticas que a mí, personalmente, no me parece una verdad absoluta, excepto en el caso de una página de venta. Las razones son muchas: si tu web es un blog, seguramente la gente visite el contenido que acabas de publicar. En el caso de una tienda web, si la gente entra y se va, es que algo estás haciendo mal.

5. Páginas de salida

Otra de las estadísticas más importantes en una web, sobre todo en aquéllas en las que se requiere una acción del usuario. Si la salida se da una vez realizada la compra o la acción, no está mal del todo. Pero si la salida es justo antes de esas acciones…

6. Visitas nuevas

Ésta es una de las medidas de la fidelización (si el porcentaje es bajo y la página de salida es una vez hecha la compra o acción), pero también una buena medida para comprobar si estamos haciendo el trabajo bien, especialmente cuando hacemos alguna campaña para conseguir más clientes o visitas.

7. Número de fans o seguidores

Empezamos con las redes sociales. Esto nos dará una medida (al peso) de si tenemos gente interesada en los contenidos que promocionamos en las mismas. Si tenemos un número elevado de seguidores en Facebook, Twitter, Instagram o lo que usemos, nos permitirá tener un mayor impacto. Pero esto no es una verdad absoluta.

8. Alcance

Esto ya empieza a coger más color en las redes sociales. ¿De qué nos sirve tener 10.000 seguidores si luego la gente no lee lo que posteamos porque tienen unos timelines con muchísima actividad? Esto nos permite saber si nuestros seguidores han visto el contenido, aunque no quiere decir que hayan interactuado.

9. Interacciones

En Twitter son los RT o respuestas, en Facebook los comentarios o Me Gusta (además con el añadido de ese número de “personas que hablan de esto”)… En general comprende cualquier tipo de acción sobre nuestras acciones, de tal manera que si tenemos un número muy alto de interacciones habremos conseguido la piedra filosofal de nuestra estrategia: el engagement.

10. Demografía

Gracias a los datos que facilitamos a las redes sociales, podemos llegar a conocer si quienes siguen nuestra labor son hombres, mujeres, su lugar de residencia, etc. Estos datos no sólo tienen un valor estadístico, sino que nos permitirán hacer que nuestras campañas puedan ser más efectivas gracias a la posibilidad de segmentación.

11. CTR

Todo lo anterior (más o menos) tiene que ver con todo lo que hagamos y nuestro trabajo, con la proactividad, pero esto ya tiene que ver con el tráfico que obtenemos a través del pago. De esta manera, cuando ponemos un anuncio obtenemos una medida, el Click Through Rate, el ratio de clicks en nuestros anuncios, un porcentaje que nos indicará cuántos clicks hemos obtenido en nuestra campaña. Si crees que tu campaña no ha sido un éxito porque ha tenido un CTR por debajo del 1%, quizá te interese conocer cuáles son los CTR habituales, para sorprenderte un ratito 😉

12. Conversiones

Ya que gastas dinero, ¿por qué lo haces? ¿Para vender? ¿Para obtener una base de datos de correos? Sea lo que sea, sabrás que esa campaña habrá conseguido algo cuando tienes unas conversiones realizadas, es decir, si consigues ese objetivo. Esta medida es totalmente económica (no podría ser de otra manera) y supone el coste que te ha costado cada persona que ha realizado la acción que deseabas (obtención de un correo, compra, solicitud de información, etc.).

Dependiendo del tipo de campaña que pongas en marcha, utilizarás varios o todos los indicadores anteriores (y fijo que alguno más), además de alguna de las herramientas de monitorización que ya hemos visto anteriormente.

Por cierto, ¿usáis alguno más? 😉


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así