Amueblar una oficina es un clásico básico del comerse la cabeza. Llámalo oficina tal cual o despacho en tu casa, pero al final acaba siendo un quebradero de cabeza que hace que en muchas ocasiones acumulemos cosas inservibles o a las que no damos uso (inservibles al fin y al cabo), obviando otras que son útiles sí o sí.

No hay que olvidar que en una oficina lo más importante es la productividad, así que necesitaremos algunas cosas que tendrán una utilidad. Algunas son útiles a veces, otras útiles siempre, así que vamos a ver unas cuantas que de verdad van a ser imprescindibles.

1. Una buena mesa

¿Qué es una buena mesa? Pues aquella que nos deja el espacio suficiente para trabajar. Y dependiendo del tipo de trabajo que hagamos, puede ser una u otra (por ejemplo, para quien dibuje, será imprescindible una mesa alta e inclinada). Para los mortales de oficina la mesa ideal tendrá al menos 1,20m de ancho y unos 70 cm de altura para que quedemos bien sentados y en una posición ergonómica.

2. Una silla regulable con ruedas

Si eres de moverte, lo agradecerás. Pero lo importante es que pueda regularse en altura y en inclinación, es decir, que el respaldo se pueda mover. Y es que en no pocas ocasiones nos moveremos y nos tiraremos en la silla (mal). Pero sobre todo, lo más importante es la altura, para poder sentarnos correctamente en nuestra mesa. Y opciones hay para aburrir, pero pensad que ha de ser resistente, algo que en muchas opciones baratas no es que se vea mucho. Ah, y si sois de cadera ancha (que yo lo soy), que os entren las posaderas correctamente, que las sillas estrechas son muy incómodas. Y si añadís un reposabrazos al lote, de maravilla.

3. Cajoneras (cuantas más mejor)

Una cajonera seguramente se os quede corta. Entre papeles a guardar, cables, garantías de aparatos y demás, seguramente una no os haga mucho servicio. Un mínimo de dos en las que podáis organizar todo van a ser imprescindibles.

4. Estanterías

Que sí, que son fundamentales. Los archivadores a la vista con lo que necesitamos son fundamentales y, por lo tanto, serán los primeros en ir a ellas. Pero también libros, alguna bandeja para documentos, cajas en las que vayan cosas… Y, a ser posible, colocadlas no muy lejos de vosotros. Detrás o a un lado, pero nunca al otro lado de la mesa, que luego os tenéis que levantar y se pierde tiempo.

5. Enchufes encima de la mesa

Sí, sí, reíros, pero tener unos enchufes encima de la mesa (aunque sólo sean dos) nos va a dar más de una alegría, y más con la cantidad de aparatos que llevamos encima. Si a esos enchufes además le sumas que tengan unos puertos USB para cargar y conectar a tu ordenador unos cuantos periféricos (ratón, teclado, discos duros), habrás ganado mucho tiempo de productividad y unos cuantos puertos que con la escasez que traen últimamente muchos portátiles, puede ser una opción más que plausible.

6. Un soporte para elevar el ordenador (o la pantalla)

Un truco muy básico para controlar dónde hemos de colocar nuestra pantalla es que esté a la altura de los ojos mientras estamos sentados rectos. Es decir, si nuestro portátil no lo tenemos a esa altura o no tenemos una pantalla de apoyo que llegue a esa altura, deberemos hacernos con un soporte que lo eleve. Y todo para evitar que nuestro cuello se convierta en una piedra, que luego vienen los dolores de cabeza, las molestas, las visitas al fisio…

7. Una papelera

Ríete pero elegir una papelera es difícil. no puede ser muy grande porque muchas veces tiraremos algún residuo orgánico y porque si quieres poner una bolsa para que sea más fácil recogerla no vas a poner un saco de basura industrial. Las ideales son relativamente pequeñas para vaciarlas cada poco y que no se acumule la basura en ellas. Y si es de metal y cerrada para evitar que supure líquidos, mejor que mejor.

8. Un reposapies

Uno de los elementos de ergonomía que no debería faltar en ninguna oficina, para poder colocar los pies en una posición natural, con las piernas flexionadas correctamente y, sobre todo para evitar que nuestra circulación se resienta por culpa de pasar horas y horas sentados cada día.

9. Un flexo

Quizá en una oficina no sea tan fundamental, pero si montas un despacho en tu casa, seguramente te salve la vida para trabajar por la noche, centrando la luz en lo que necesitas. Eso sí, a la hora de elegirlo intenta que la luz no sea demasiado brillante o tenue. Y cuanto más alto, mejor, que ilumine la zona en la que estás y no haga demasiadas sombras.

10.  Un soporte para el móvil

Ahora que todos (bueno, prácticamente todo el mundo) vamos a todos los sitios con el móvil, tenerlo a la vista para cuando nos llamen es prácticamente una obligación. Y si trabajas con temas de marketing online, seguramente necesites ver algunas notificaciones de vez en cuando, así que si lo tienes a mano, probablemente te sirva de algo tenerlo bien visible.

11. Tu propia taza

Pues sí, que eso de andar con botellas o vasos de plástico para beber agua es un atraso. Y además la podrás usar para todo. O incluso para dejar tus bolis o cosas (como ese billete de cinco euros que te va a salvar la vida un día de éstos, lo sabes). Yo personalmente suelo tener dos, una para los bolis y otra para el agua/café/té porque si tenemos en cuenta que prácticamente todas las oficinas tienen un microondas o una máquina de café en la que prepararse algo, siempre viene bien tenerla a mano.

12. Unos buenos auriculares

Si eres una persona que se distrae con el aleteo de una mosca, entonces éstos van a ser tus grandes aliados. Y no va a hacer falta que gastes un gritón de ecus en ellos. Por menos de veinte euros tienes cosas muy buenas de diadema que te permitirán meterte en tu mundo y escuchar tu respiración si los pones sin música. O te permitirán transportarte a la Central del Sonido si es necesario para que no haya ni un solo ruido más alrededor.

Estos son, para mí, los imprescindibles de cualquier oficina y, de hecho, son los que tengo siempre a mano en mi despacho u oficina en la que trabaje (aunque en este último caso se puede prescindir de alguno de ellos). Si necesitas comprar alguno de estos artículos te recomiendo que entres a Livingo, tienen una inmensa variedad de mobiliario para oficina. ¿Echas alguno en falta?

Imagen destacada de Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así