El temible día se cerca. Muy pronto una mano ¿inocente? desvelará quién será esta Navidad tu amigo invisible. Y lo ves venir. Otra vez. Tu cuñado. El de las caritas cuando desempaqueta el socorrido jersey.

Pero como sabes y sufres su afición por lo de la enología -con cuántas lecciones de cata te obsequia cada Nochebuena- este año estás decidido: no fallas. Aquí van algunas ideas vinícolas con las que descorcharle, sin mucho esfuerzo, una sonrisa.

1. Coravin

Es uno de los accesorios más de moda y está avalado por catadores de gran prestigio mundial (Parker, Jancis Robinson,…) Un dispositivo que permite degustar cualquier vino sin tener que descorchar la botella. Tu cuñado podrá servirte una copa de ese Rioja del 64 que tiene bajo llave y volver a guardarlo para que el vino siga envejeciendo naturalmente. Todo un invento que, eso si, te exigirá rascarte el bolsillo.
Coravin

2. Estuche de aromas

Como no terminas de creerte que sepa distinguir los frutos rojos, el cedro o las hierbas silvestres cada vez que mete la filosa en la copa, cierra los ojos e inicia su retaila de adjetivos y elementos botánicos, es hora de que, de verdad, se entrene. Un set de aromas para ejercitar su olfato y reconocerlos. Por fin va a hablar con conocimiento de causa…

3. Sacacorchos profesional

Estás harto de escucharle jurar cada vez que le toca abrir una botella. Es hora de que tire ese sacacorchos de publicidad ya (sin casi) oxidado. Hay magníficas opciones en el mercado con un diseño innovador, elegante y, sobre todo, muy funcional. Con uno de estos, si rompe el corcho, será su culpa.

4. Termómetro de vino

¿Cuántas veces le has dicho que sirve el tinto demasiado frío? Ahora, con este accesorio, no tiene excusa. Lo saca así….porque quiere.

5. Oxigenador

Como el hombre anda siempre sin tiempo y sirve el vino sin concederle el suficiente tiempo para que ‘se abra’ y muestre todas sus características y virtudes, qué mejor que facilitarle la labor. En 30 segundos, listo. Los hay que incluyen sistemas antigoteo, enfriador y tapones-bomba.
Oxigenador Nuance

6. Una escapada

Sabes que la va a gozar. Eso de pasear entre viñedos, catar, dormir en una bodega, un picnic, maridaje…Toda una experiencia que agradecerá y recordará mucho tiempo. Dos opciones fáciles: optar por los cofres y cajas con packs enoturísticos o dejar que una agencia especializada le organice el planazo. En Rioja, por ejemplo, opciones como Thabuca, Rioja Wine Trips o El Educador en Vinos son garantía de éxito. Recomendación: acompaña a tu cuñado.

7. Copas…distintas

¡Cuánto está dando de sí el ajuar de su madre! Es hora de que renueve sus copas…y lo sabe. Melchor puede optar por un juego de copas tradicionales, Gaspar por unas pintadas a mano y con diseños exclusivos y Baltasar por unas sólo aptas para pecadores como él. Que también las hay.
Copa Lolita New York

8. Vinoterapia

Aquí las opciones también se multiplican. Como los beneficios antioxidantes de los polifenoles para prevenir el envejecimiento de la piel. Desde un tratamiento en un centro especializado hasta productos cosméticos elaborados a base de uva. Si no le cuidas tu….

9. ¿Jugamos?

¿Aburrido de que la sobremesa de Navidad sea una maratón de pocha o bingo? Hay alternativas vinícolas. Un juego de mesa con preguntas relacionadas con el mundo del vino, un kit para crear los aromas que más habitualmente encontramos en los vinos,…En este capítulo, disculpad por la ‘autopromo’, no me resisto a convertiros en bodegueros gracias al videojuego para vuestro móvil o tablet ‘El Jardín del Vino’. Es gratis. Y puedes demostrarle a tu cuñado que vendimias, trasiegas y embotellas más rápido y mejor que él.

10. Club de Vinos

Si es de los que le gusta probar -sabia elección- vinos de diferentes zonas y estilos, prueba a obsequiarle con una suscripción a un Club de Vinos. Sus expertos seleccionan, normalmente cada mes, varias referencias y se las mandan a su domicilio. Vinoselección, Bodeboca o Wineissocial son tan solo algunos (buenos) ejemplos con los que tu cuñado se acordará de ti, para bien, cada mes.

11. La bodega en casa

Si es de los que guarda sus tesoros vinícolas en el trastero y los somete, cada estación, a un durísimo cambio climático, un armario conservador para casa puede ser una buena opción.Las hay de todos los tamaños, prestaciones y, por supuesto, precios. Estará encantado, al menos hasta que descubra que puede tener una verdadera bodega en su casa.

12. Sexo di…vino

Imagina su cara cuando abra, con perdón, el paquete. Una botella de vino, un lubricante, unos huevos masturbadores,…Sexo di Vino ofrece una caja mágica que marida, de forma elegante, el placer del vino con el placer terrenal. Hay múltiples versiones: para él, para ella, parejas, gays, lesbianas,… ¿Te atreves? Disfrutarás y disfrutará.
Sexo Divino



Tú decides. Jersey o universo vinícola. Sea cual sea tu elección, amigo invisible, no olvides servirte estos días una copa de vino y brindar por un gran 2016. ¡Feliz Navidad!



La imagen destacada corresponde al estuche de aromas al que se hace referencia en el segundo punto.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Samuel Fernández

Sobre Samuel Fernández


Samuel Fernández es Licenciado en Ciencias de la Información. Tras dedicar muchos discos en Radio Gorbea y cantar muchas canastas y goles en Álava 7 TV, Punto Radio y El Correo, en 2008 se incorpora al grupo bodeguero La Rioja Alta, S.A. como Responsable de Comunicación. Ahora escribe, piensa, cata, tuitea y, sobre todo, disfruta (mucho) en una casa tan centenaria como innovadora.