A Asturias se la conoce también como “Paraíso Natural”. La auténtica fuerza de Asturias está en su paisaje, la naturaleza es sin lugar a duda uno de sus principales atractivos, sus altas montañas, sus olas y el mar, sus bosques frondosos, ríos, lagos, sus parques naturales constituyen unos auténticos Monumentos o esculpidos por el hombre, pero sí conservados. Sin olvidarnos de su costa con espectaculares acantilados y un sinfín de playas de arena blanca.
Muchos son los planes que podemos hacer en Asturias y van aquí algunas ideas para este fin.

1. Visitar pueblos con encanto

En Asturias nos encontramos muchos pueblos con eso que normalmente entendemos como encanto, aquí te proponemos visitar pueblos costeros como Candás, Luanco,Tazones, Lastres, Cudillero… dónde podrás recorrer su puerto pesquero y disfrutar de su variada y rica gastronomía, con platos generosos. Podrás degustar un excelente pescado y marisco fresco, acompañado de buenos vinos o como no de una buena botella de sidra.

2. Disfrutar de la montaña y la naturaleza

El abanico en este sentido es muy amplio, los Oscos son una zona declarada Reserva de la Biosfera, el Parque Nacional de los Picos de Europa, el Valle del Cuera… Vivir la naturaleza es posible en Asturias, que nos ofrece espacios naturales de gran belleza como son Somiedo, Ponga o la zona del Narcea. En toda esta zona podrás disfrutar de multitud de rutas de montaña.

3. La costa Cantábrica y sus bellas playas

Si hay mucha montaña, la playa no queda atrás. Las posibilidades son muy amplias tanto en la zona de oriente como de occidente: el número de playas es enorme. Destacan por su blanca arena y su agitado mar. Muchas, es cierto, tienen un difícil acceso pero la belleza que nos encontramos compensa sin duda. Merece la pena mencionar la Playa de Torimbia en el concejo de Llanes, la Concha de Artedo, la Playa del Silencio, Gulpiyuri…. Bueno, y otras muchas.
En el concejo de Llanes te recomendaria ver los bufones declarados Monumentos Naturales; son unas chimeneas naturales que se encuentran en los acantilados, todo un espectáculo.

4. Visitar Oviedo, su capital

Oviedo destaca por tener un gran patrimonio cultural. Lo mejor para conocer la ciudad es dejarse llevar por el casco antiguo, que es (para alegría del visitante) completamente peatonal. Allí encontrarás la Catedral y muchos Palacios, la bonita plaza del Fontan, el Palacio del Conde de Terreno. Hay muchos y muy bonitos. En Oviedo se rinde culto al arte, y nos encontramos por sus calles bastantes esculturas de Úrculo, Botero o Linares.

5. Visitar Gijón

Gijón rivaliza con Oviedo, bien se sabe. Más allá de ahondar en diferencias, lo cierto es que una y otra son tan distintas que se complementan. Gijón huele a mar y es una ciudad abierta al Cantábrico. Su antiguo barrio de pescadores, Cimadevilla, nos permite entender el vínculo con el Mar de la Ciudad. Se trata de un barrio con muchas calles laberínticas donde, además podremos encontrar algunos restos romanos y disfrutar de la vista de Casa Palaciegas, como la Casa Natal de Jovellanos. Una visita de interés es el cerro de Santa Calina, que ofrece impresionantes vistas al mar. Allí se encuentra un símbolo de la ciudad. Obra de Chillida, el Elogio al Horizonte. Podemos mencionar más cosas, como La Playa de San Lorenzo o el Puerto deportivo, pero lo mejor, como en cualquier ciudad, es ponerse a andar y dejar que la ciudad sorprenda con algunos de sus secretos escondidos.

6. Descubrir el Prerrománico Asturiano

El prerrománico asturiano o arte asturiano lo podemos encontrar en distintos puntos de Asturias, su máximo exponente declarado patrimonio de la humanidad lo encontramos en la ciudad de Oviedo en concreto en el monte del Naranco dónde se sitúa las Iglesias de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, en esta misma ciudad encontramos también la Iglesia de San Julian de los Prados. En el concejo de Villaviciosa se sitúa San Salvador de Valdedios, y en la localidad de Lena sobre una colina se alza en un entorno de gran belleza la Iglesia Santa Cristina de Lena.

7. Centro Niemeyer en Avilés

Un lugar de encuentro con la cultura, donde la oferta es muy amplia, música, cine, teatro, danza, exposiciones o simplemente recorrer su espacio una auténtica obra de arte del reconocido y prestigioso arquitecto Oscar Niemeyer.

8. El Festival Internacional de Cine de Gijón

Un Festival que se remonta a 1963, dedicado especialmente al cine alternativo y de autor, es una oportunidad única de disfrutar por unos días un cine independiente reconocido a nivel mundial. Este certamen se celebra todos los años en noviembre y el programa es muy amplio no solo es cine, hay conciertos diarios, mesas redondas, cursos, encuentro con directores, fiestas con música en directo…

9. El Descenso Internacional del Sella

Se trata de una prueba de piragüismo a nivel internacional que se celebra todos los años en el mes de Agosto, es un recorrido a lo largo del río Sella entre las localidades de Arriondas y Ribadesella, Fiesta declarada de Interés Turístico Internacional.

10. La sidra

La bebida por excelencia de Asturias. La comarca de la sidra se encuentra en el centro-este de Asturias. Hay un sinfín de lagares, lugar donde se produce la sidra, visitarlos es una opción muy buena para conocer de primera mano el proceso de elaboración de la sidra y por supuesto de degustarla. Esta escapada en Asturias incluye una visita a uno de los lagares más bonitos que hay, una buena forma para adentrarse en la cultura de esta bebida.

11. La gastronomía

Asturias cuenta con una rica gastronomía, con productos de alta calidad, sus pescados y mariscos del cantábrico, sus carnes, quesos, hortalizas, la más típica y conocida la fabada, la oferta de restaurantes y sidrerías donde poder degustar los platos típicos de la tierra es enorme.

12. Los Vinos de Calidad de Cangas

Aunque Asturias no es una región típicamente vinícola, forma sin embargo parte del territorio calificado como Viticultura de Montaña donde encontramos los Vinos de Calidad de Cangas. El clima no aporta quí las horas de insolación necesarias para que el viñedo tuviera mucha tradición. La humedad es amiga de algunas de las peores enfermedades de la vid, y esto lo saben muy bien los viticultores. El cultivo de los viñedos asturianos, asentados en las laderas de las montañas, es además difícil, su cultivo y las labores de vendimia se complican, con la dificultad para vendimiar que podemos imaginar. Tantas dificultades parecen sin embargo estar dando fruto, pues se están elaborando vinos de calidad en el Suroeste de Asturias en los concejos de Cangas del Narcea, Grandas de Salime…

Muchas cosas sin duda. Es curioso que desde los promotores del turismo de Asturias se autodefinan como “guardianes del Paraiso” Lo imaginaba con más horas de sol, posiblemente, pero por lo demás es cierto que hay alguna similitud.

Foto destacada vía Shutterstock.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Luis Lechuga


Luis Lechuga es Socio en www.turismodevino.com y asesor del OEMV .