Dar de comer a según que niño puede convertirse en una pesadilla. Cuando se acerca el final del día y todos vamos estando cansados, las rutinas ayudan a los peques a fluír hasta la cama y a nosotros a que la paciencia resista hasta el último momento.
Una parte importante de este karma es una cena rica y apetitosa. No hay nada peor que un niño emperrado en no cenar cuando ya sólo le queda este pequeño paso antes de marcharse a descansar.
Aquí os dejo unas cuantas ideas para cenas originales (y otras de toda la vida) para superar con buena nota estos momentos:

1. Croquetas

A las croquetas tradicionales (de pollo, jamón, bacalao, bonito, etc) les puedes añadir unas cuantas verduras en tempura. En casa a esto lo llamamos “croquetas del campo”, que no deja de ser un eufemismo como un piano, pero ¡¡comen verdura sin chistar!!

2. Hamburguesa

Nada como una hamburguesa casera para una cena rica rica. Pan de burguer, hamburguesa de potro o de ave (por variar, más que nada), un poco de lechuga, tomate, mayonesa, ketchup y voilà.

3. Tortilla de ración

Hacer una tortilla de patata grande es un auténtico rollo. Entre pelar patatas, freírlas, pacá y pallá… una hora de trabajo. Peeero, hay unas sartencillas ahora en los supermercados de ración individual. Pelar una patata mediana (que es lo que, como mucho lleva la tortilla) se hace en un ratito, se fríe en 5 minutos y la tortilla, de un huevo, está lista en un plis plas!

4. Espinacas a la crema

De todas las verduras y sus formas de preparación, la que más éxito tiene siempre es esta. Si añades unos taquitos de jamón o un poco de pollo desmenuzado a la bechamel cuando la estás preparando, queda una cena deliciosa y sanísima.

5. Merluza a la romana

La verdad es que los rebozados / empanados suelen tener éxito entre los más peques. Este es un clásico. Procuraremos elegir los lomos o la cola para los niños, por ser las partes de la merluza que menos espinas tienen. Los pasamos por harina y huevo y a la sartén. Con un poquito de ensalada de tomate y de rechupete.

6. Sopa

A no ser que tu retoño sea Mafalda, la sopa siempre es una buena opción. Todo lo ligera o contundente que la quieras preparar. De verduras, fideos, letras, pan… Por su versatilidad y su facilidad de preparación, es una cena siempre de diez.

7. Pizza

Desde que venden bases para pizza frescas, es una cena comodín fantástica que tendrás lista en diez minutos. Sobre la base, una capa de salsa de tomate, queso, jamón york y mozzarella. Al horno y ¡ya!

8. Nuggets caseros

Yo lo que hago es cortar en piezas más o menos asimétricas un par de pechugas de pollo sin filetear. Las paso por huevo y pan rallado y a la sartén. Con ketchup, mostaza o salsa barbacoa o la que más les guste a tus pequeños y éxito garantizado.

9. Tortilla francesa especial

La tortilla francesa. Ese gran clásico. Podemos hacerla divertida si cuando estamos batiendo el huevo le echamos hojitas de perejil o alguna otra hierba aromática. También podemos hacerla con jamón y queso, con bonito… Opciones hay mil.

10. Puré de lentejas

También vale de garbanzos. A las sobras de las lentejas (o garbanzos) hay que añadirles agua en abundancia y cuando esté caliente pasarlo todo por el pasapuré. El toque maestro está en los picatostes (cuadraditos de pan, si es del día anterior, mejor, tostados)

11. Salmorejo

Si a vuestros niños les gusta el tomate (a los míos les flipa), el salmorejo es una auténtica delicia y muy fácil de hacer. Para un kilo de tomates (pelados), yo suelo echar unos 250 gramos de pan y a la batidora. Un poquito de aceite y sal y luego, por encima, les puedes echar (de adorno) huevo duro picado, jamón picado o ambas cosas.

12. Ensalada templada de patata

Cueces patatas, las troceas cuando hayan templado. Puedes utilizar para la ensalada los ingredientes que tengas más a mano: atún, aceitunas, gulas… y aliñada está deliciosa.

¿Y a vosotros? ¿Cuáles son las cenas que mejor os funcionan? ¿Las que les hacen hincar el tenedor y el diente y más les gustan?

Fotografía cortesía de rdpeyton, con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.