Los amantes del vino y la buena gastronomía tienen suerte. Hacen falta más que dos manos para contar los magníficos establecimientos hoteleros en España que son, a su vez, bodegas. Arquitectura y bodegas han estado siempre muy ligados, y en el caso de los hoteles no parece ser menos ahora, pero no fue éste siempre el caso pues hace no tantos año España no contaba con ningún hotel dentro de una bodega. Hoy, sin embargo, observamos como arquitectura, bonitos paisajes agrícolas, contrastes entre vanguardia y tradición se unen como algunos de los elementos que hacen de estos hoteles lugares muy especiales para pasar unos días (divinos). El hecho de que desde Turismo de España se use como uno de los hilos conductores del marketing la idea de “saborea” habla de la importancia de contar en la red hotelera con hoteles como estos.

1. Hotel Pago del Vicario. Ciudad Real

Este hotel se encuentra a pocos kilómetros de Ciudad Real. El edificio del hotel se encuentra a pocos metros de la bodega, que destaca sin duda más por su arquitectura que el propio hotel. Su forma alargada y su iluminación nocturna evocan muchos misterios del vino.

2. Viñasoro – Alcazar de San Juan

En pleno campo manchego, cerca de Alcazar de San Juan y Tomelloso, allí donde las viñas se pierden en el horizonte, nos encontramos este pequeño hotel. Arquitectura tradicional y paisaje entre viñas son sus mejores atributos.

3. Hotel Marqués de Riscal – Elciego. Rioja Alavesa

Posiblemente el hotel en bodegas más fotografiado del mundo, y sin duda uno de los hoteles que más publicidad gratuita recibe en los álbumes virtuales de quienes se asoman por Rioja… y no es para menos. La estructura de su “tejado” se inspira en las duelas de las barricas de roble. El cielo y sus nubes, apoyados por el sol, hacen cambiar los colores de este hotel cada día.

4. Hotel Finca los Arandinos. Entrena, la Rioja

La sencillez y armonía de sus formas nos hace pensar que este hotel bien podría haber sido diseñado por el mismo Steve Jobs. El hotel se funde con el paisaje de viñedos y le aporta a éste cierta magia que, dependiendo de la luz, nos hace pensar en una aparición de otro lugar. Asombroso.

5. Hotel de Enoturismo Mainetes – Cuenca

Volvemos a tierras manchegas y al misterio que guardan las tinajas. Este hotel de arquitectura tradicional está rodeado de un bonito viñedo.

6. Cosme Palacios –Laguardia. Rioja Alavesa

Cosme Palacios es un hotel bodega ubicado en una preciosa Casona tradicional. La piedra de sus paredes, así como la presencia de una zona de bodega cercana a las habitaciones nos hace sentir muy cerca de la historia del vino.

7. Pago de Cirsus – Navarra

Situado al sur de Tudela, Pago de Cirsus ofrece como experiencia, además de dormir junto a un viñedo, el que su edificio esté inspirado en un castillo: su Torre del homenaje lo vislumbra el viajero a la lejanía.

8. Valbusenda – Toro, Zamora

El hotel Valbusenda se encuentra un poco apartado de Toro, donde el campo es campo y la noche se disfruta con estrellas. Podríamos describir este hotel como un meteorito de modernidad caído en el medio de la nada. El hotel impresiona con su spa y su diseño de vanguardia. La bodega está en un edificio a unos 100 metros, el viñedo entre los dos.

9. La Venta de las Estrellas – Valdepeñas

Sin duda un hotel singular. Situado en el campo manchego, este hotel recoge su nombre del trabajo por la agricultura ecológica y la biodinámica que realizan. El hotel propone una experiencia diferente en el campo manchego.

10. Can Bonastre – Barcelona

Este hotel, uno de los pioneros en este concepto de Hotel en viñedo, tiene la fortuna de encontrarse muy cerca de Barcelona. Decimos la fortuna para el hotel, pues su ocupación es alta por este hecho… mala fortuna para el turista que, por este hecho, ve más complicado poder reservar una de sus cuidadas habitaciones. Un entorno agradable entre viñedos y su centro spa especializado en vinoterapia nos aseguran que aquí se vive por y para el vino.

11. Finca la estacada – Tarancón, Cuenca

La Estacada hace de la vinoterapia parte de la oferta de este hotel. Ofrece fantásticas vistas a los viñedos que nutren de uva a la bodega, a la que se baja desde el restaurante del propio hotel. Zona spa y paseos entre viñedos con algunos de los atractivos de este hotel de construcción tradicional.

12. Eguren – Paganos Rioja Alavesa

La extraña arquitectura de este hotel nos hace pensar que, en origen, tal vez no fue la idea el hacer de él un hotel de lujo. El resultado es sin embargo magnífico: las vistas del viñedo desde la altura son impresionantes, como también lo es bajar a la bodega en el mismo ascensor con el que se sube a la habitación.



Hay más hoteles en bodega en España, pero una docena es una docena… No estaría nada mal poder disfrutar de una estancia es uno de estos magníficos hoteles cada mes del año… la cosa iría de uvas, como las que tomamos al comenzar cada año.

Fotografía del hotel Mainetes, en Cuenca, cedida para este post.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Luis Lechuga


Luis Lechuga es Socio en www.turismodevino.com y asesor del OEMV .