Hoy en día las habilidades técnicas se presuponen. Quien más y quién menos tiene una carrera (puede que un master) o es capaz de demostrar una capacidad suficiente como para desarrollar su trabajo de una forma digna.

¿Cómo destacar entonces entre otras personas que compiten por un puesto de trabajo? Demostrando ser capaz de hacer cosas que van más allá de lo evidente, que complementan tus habilidades técnicas y que no todo el que haya estudiado lo mismo que tú es capaz de hacer. Las conocidas como soft skills

No es nada nuevo. En las entrevistas de trabajo nos hacen test psicológicos, nos hacen preguntas que pueden sonar extrañas o ajenas al puesto y nos ponen en situaciones un poco surrealistas a veces porque quieren comprobar si disponemos de algunas de estas habilidades que son cruciales para todo gran profesional.

1. Comunicación

En todos los trabajos, independientemente de su naturaleza, tenemos que interactuar con personas. Nuestra habilidad para transmitir correctamente lo que necesitamos y escuchar lo que ellos necesitan es fundamental para llevar a término un proyecto de la forma más eficiente posible.

2. Negociación

No es una habilidad que deban desarrollar solo los perfiles comerciales. Las negociaciones se producen continuamente en todos los ámbitos de la vida: negociamos qué vamos a ver en la televisión, negociamos los tiempos de nuestras tareas, negociamos presupuestos…

3. Resolución de conflictos

Del mismo modo que las negociaciones, los conflictos surgen continuamente, es parte de relacionarse con los demás. No gestionarlos adecuadamente puede generar muchos problemas que no tendrían por qué existir. Y si, evitar un conflicto es una estrategia de resolución de conflictos que no siempre resulta ser la correcta.

4. Finanzas

Un control de finanzas básico es muy importante para poder tener éxito en casi todos los ámbitos de la vida. Saber algo de contabilidad, cómo funciona el dinero, cómo funcionan los números de una empresa nos proporcionan una visión que nos permite una visión diferente de lo que nos rodea.

5. Productividad

No podemos crear más tiempo así que la única forma de hacer más cosas es saber aprovecharlo. Productividad personal normalmente significa la habilidad para discernir lo importante de lo trivial y la capacidad para ejecutar aquello que debe hacerse evitando dispersarse.

6. Gestión de personas

Ser un líder no significa mandar, es a la vez simple y complejo. Requiere habilidades de coordinación, de comunicación y de empatía. Saber alcanzar el equilibrio y comprender cómo funciona un equipo puede ayudarnos tanto a ser buenos líderes como para ser miembros valiosos de un equipo.

7. Gestión de reuniones

No basta con sentarse en torno a una mesa para hablar de un tema. Cada buena reunión tiene su agenda, su desarrollo, sus objetivos y el manejo adecuado de los tiempos. Es una de las habilidades que más rápida y directamente impactan sobre nuestra forma de hacer las cosas.

8. Motivación

Motivación puede entenderse tanto como la capacidad de motivar a otras personas como la de mantenerse uno mismo motivado. Una persona media con muchas ganas de hacer algo es infinitamente más efectiva que una persona brillante que no tenga ganas de hacerlo.

9 .Resolución de imprevistos

Es una pregunta bastante típica en las entrevistas de trabajo. Una persona capaz de resolver imprevistos es una persona capaz de responder adecuadamente ante situaciones que, dicho sea de paso, se dan con más frecuencia de la que nos gustaría admitir. Por eso es una habilidad tan valiosa para los empleadores.

10. Capacidad analítica

Cualquiera puede leer un gráfico o una tabla de excel pero no todo el mundo puede ver las conclusiones, las acciones o el plan que se esconde detrás de los números. Más aún, no todo el mundo puede leer una situación y analizarla de verdad. Es una habilidad rara, que se desarrolla entrenando y que aporta un valor inmenso.

11. Hablar en público

Compartir conocimiento es cada vez más importante y hablar en público es una de las formas más frecuentes de hacerlo. No basta con tener poca vergüenza y ser capaz de hablar frente a un grupo de personas, hablar en público implica alcanzar con éxito los objetivos que te motivan a enfrentarte a tu audiencia.

12. Adaptabilidad

En un mundo que cambia cada vez más deprisa la habilidad para adaptarse (lo que muchos llaman gestión del cambio), es una habilidad que cada vez buscan más los departamentos de recursos humanos. Máxime cuando tendemos a trabajar por proyectos en vez de vincularnos a una empresa de por vida.

Hay muchas más habilidades de este tipo, casi todas centradas en ser capaces de entender el mundo que nos rodea y en la inteligencia emocional. Fijaos en su importancia que cuanto mejores son los departamentos técnicos de una empresa más se demandan los perfiles con habilidades no técnicas.

Como veis, son habilidades útiles para el trabajo e imprescindibles para la vida privada. En el peor de los casos, desarrollar una soft skill te ayudará a tener una vida mejor 😉

Foto vía Shutterstock.



Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Daniel Grifol


Soy especialista en SEO y Desarrollo Web y un completo apasionado de la Productividad Personal, aunque lo que más me gusta de mi trabajo es poder aplicar mis conocimientos a la dirección de equipos y la gestión de proyectos.