Desde que @maripuchi me llamó para liarme en esto del unadocenade tengo que reconocer que he pasado por las clásicas fases de:

Negación y Aislamiento: Que no, que ni por el forro, que mejor no me reengancho al chat que dejamos a medias y lo dejo estar.

Ira y Furor: Pero ¿quién ****nes me mandaría a mí meterme en esto?.

Negación y Pacto: Que no, de verdad, que muchas gracias. De todas formas ¿cada cuánto serían las colaboraciones?.

Depresión: Y ¿de qué **ño (para que haya paridad con el ****nes de antes) escribo yo?

Y, por fin, aceptación: ¿cuándo empezamos?

Y aquí estamos, cuando menos tú y yo.

Hay una palabra que me provoca rechazo/panico, una palabra que ha venido a sustituir a las clásicas “predicador”, “experto”… o, si lo prefieres, “listo de los cojones”.

GURÚ.

Una palabra sánscrita que tiene dos partes “Gu” significa oscuridad, “Ru” entidad disipadora Vamos, “entidad que disipa la oscuridad de la mente”. Casi nada. Y es que, frases tipo “yo soy la luz del mundo” siempre me han provocado, cuando menos, escalofríos. Por eso me gustaría empezar nuestra relación haciéndote la primera docena de lo que no me gustaría ser

1. El Nostradamus

“… y cuando el décimo focusgroup alcance la categoría de un look&feel con las implicaciones de un racional, vendrá de allende las fronteras un chiefoficcemanager que, aliado con los mercados…” tan críptico que no hay por dónde cogerlo. Y de eso se trata.

2. El Ariasnavarro

Se basa en añadir la coletilla “ha muerto” a cualquier tendencia/elemento/soporte. Puede ser “la televisión ha muerto”. “el banner ha muerto”, “facebook ha muerto”… Está bien porque es categórico e impresiona. Lo que nunca te dirá es lo que viene después.

3. El Mamma Mía

Cuántas veces te decía tu madre “te vas a caer, te vas a caer”. Y claro, cuando al final te caías, venía el “¿ves? Ya te decía yo” Este gurú siempre acierta, es como comprar siempre el mismo número de la lotería. Aunque es posible que toque justo la semana que no has comprado. “Vuelven los spots con coreografía, Vuelven los spots con coreografía, Vuelven los spots con coreografía…” Y al final vuelven. O no.

4. El Gordodelalotería

Viene del anterior. Este sabe perfectamente lo que va a pasar, y lo que hace es un powerpoint que guarda, por supuesto ante notario, en un USB encriptado y que nadie podrá abrir hasta después del sorteo. Entonces se verá que su capacidad de predicción. Confía en que luego nadie se acuerde. Eso sí, como un día le salga….

5. El e-vidente

Internet es su “evangelio apócrifo” particular. Una inmensa fuente de sabiduría de la que tira sin recato alguno. Mejor si es de alguna fuente que esté en algún idioma que nos resulte exótico al común de los mortales españoles. Por ejemplo, el inglés. También se llama “hacer anuncios copiando los videos del youtube”.

6. El Toy

“Toy de jurado en Cannes”, “Toy en El Sol”, incluso “Toy en la T4”. El check-in es su particular “don de la ubicuidad” y facebook/Twitter/Foursquare su panel de salidas y llegadas. El caso es que nunca está donde tiene que estar. Es decir, haciendo campañas. Aunque a los clientes se les facture como si sí.

7. El Vamosamorirtodos

Apocalíptico donde los haya, siempre creyendo que los cuatro jinetes están subiendo en el ascensor. La profesión se va al garete, esto no tiene solución… lo que nunca cuenta es que si hemos llegado hasta aquí es porque nos lo hemos buscado nosotros mismos, regalando creatividades, viviendo de las comisiones de los medios y de los márgenes en producción.

8. El Cuántollevo

Apellidado Cuántomequeda al más puro estilo de niño en una tienda de chuches, vive en “on line”,(y antes en los cupones respuesta de las campañas de marketing directo) apuesta por la calidad de los contactos frente a la cantidad. Pero se pasa el día contando y recontando sus followers/contactos/amigos/fans/+1 … y alardeando de ellos.

9. El Tenaleidi

Jamás se moja. Si hay una palabra que maneja con tremenda soltura esa es “escenario”. “La inversión publicitaria en campañas para dispositivos móviles crecerá de manera vertiginosa de aquí a 2023… eso siempre que manejemos un escenario de crecimiento sostenido en el cual…”

10. El Guru(gú)

Busca entrar en el “olimpo” de los gurús por todos los medios, como se amontonan en ese monte los subsaharianos que ven en nuestro país el paraíso soñado. Utiliza mucho las técnicas del etiquetado en fotos (si es alguien con posibles tipo el Toy y recorre festivales, congresos y demás eventos) o tirará de retuits, “meneos” y comentarios en redes y blogs del tipo “brutal”, “excelente reflexión”, “lo comparto”…

11. El Vintage

“Esto en los 80 se hacía mucho mejor” “ahora todo es más complicado” “pero si en internet sólo hay colgaos”, “la tele siempre será la tele”… vive del cualquier tiempo pasado fue mejor y le siguen todos aquellos para los que, efectivamente, cualquier tiempo pasado fue mejor.

12. El Pongaquísugurú…

Esta te la dejo a ti, porque estos unadocenade me gustaría que fuesen tan tuyos como míos.

Y entonces ¿qué quieres ser? Dirás. ¿Qué me voy a encontrar aquí? Pues simplemente, eso que ahora se llama storyteller y antes cuentacuentos. Un contador de historias, un cronista de lo que veo en mi día a día, de lo que aprendo de los demás, de lo que gusta en comunicación. Y de lo que me disgusta. Sin predecir futuros impredecibles ni vivir de nostalgias falseadas por el Bourbon de Mad Men y la farlopa ochenteramovidamadrileñista.

Y si, encima, nos divertimos por el camino… pues mejor que mejor.

¿No te parece?

Imagen cortesía de totalbhakti, con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Oscar Bilbao

Sobre Oscar Bilbao


Socio fundador de Herederos de Rowan y profesor en ESIC e ICEMD. Ponente en seminarios y congresos (a nivel nacional e internacional) sobre marketing directo y cultural, creatividad, comunicación, etc. Autor de “Los nietos bastardos de Warhol” y “Estimado lector” (cómo escribir cartas de marketing directo efectivas) ESIC 2004.