Para ser un buen líder, hay que, principalmente, ser un gran motivador, y un motivador lo es por muchas cosas, por ser un gran conocedor de su equipo, por saber tatar a cada uno como debe y sobre todo por sacar el mayor rendimiento de su gente en las situaciones más extremas.
Este es el caso que veréis en el punto 12, el resto de frases las he ido utilizando a lo largo de mi vida como líder de equipos:

1. No importa cuántas veces ta caigas sino cómo seas capaz de levantarte

 

2. Aprende de tus errores, analízalos, busca sus causas y se capaz de transformarlos en fortalezas

 

3. Cuando me dices que no puedes hacer algo, ya hay otra persona interrumpiéndote diciendo que está hecho

 

4. Para llegar al éxito no pretendas hacerlo de repente, siembra poco a poco para recoger finalmente el fruto deseado

 

5. Fracasar es duro, no cabe duda de ello, pero no intentarlo no debe pasársete por la cabeza tan siquiera

 

6. Si no te valoras tú, no valorarás nunca tu tiempo, y, hasta que no valores tu tiempo nunca harás nada con él. Y es que el tiempo es lo más valioso que tienes

 

7. Aprende a escuchar, hazlo, por eso tenemos dos orejas y una sola boca, para escuchar el doble de lo que hablamos

 

8. El secreto del éxito es tener confianza en uno mismo. Si quieres puedes y si puedes… HAZLO, pero hazlo ya

 

9. Si hace lo que has hecho siempre no llegarás más lejos de lo que siempre has llegado. Haz más y llegarás más lejos

 

10. Contra el miedo escénico hay dos buenos antídotos, el conocimiento y la acción, aprende constantemente y aplica dichos conocimientos

 

11. Si eres capaz de desafiar un gran fracaso, sin duda podrás obtener un gran éxito

 

12. Todo buen motivador debería aprenderse casi de memoria este texto, es un fragmento obtenido integro de la película Un Domingo Cualquiera de Al pacino:

La verdad es que no sé qué decir. Quedan tres minutos para la batalla más grande de nuestra vida profesional. Todo se reduce a hoy. O bien nos rehacemos como equipo o nos desmoronamos. Centímetro a centímetro, jugada a jugada, hasta que estemos acabados. Estamos en el infierno, caballeros. Creedme. Y podemos quedarnos aquí y que nos den una puta paliza, o bien podemos luchar y abrirnos paso de nuevo hacia la luz. Podemos salir del infierno centímetro a centímetro.
Yo no puedo hacerlo por vosotros. Soy demasiado viejo. Miro a mi alrededor, veo estos rostros jóvenes y pienso. Quiero decir… He tomado casi todas las decisiones equivocadas que un hombre de mediana edad puede tomar. Yo, eh… Me pulí todo mi dinero, lo creáis o no. Di la espalda a todo aquél que me amó alguna vez. Y últimamente no puedo ni mirarme al espejo.

¿Sabéis? Cuando te haces viejo te lo quitan todo. Es parte de la vida. Pero sólo aprendes en el momento en que empiezas a perder cosas. Descubres que la vida es un juego que se mide en centímetros.

También lo es el fútbol. Porque en cada partido, en la vida o en el fútbol, el margen de error es tan estrecho. Quiero decir… medio paso demasiado tarde o muy pronto y no llegarás; medio segundo demasiado lento o muy rápido y no lo atraparás. Los centímetros que necesitamos están por todas partes. Están en cada descanso del partido, en cada minuto, en cada segundo.

En este equipo luchamos por ese centímetro. En este equipo nos dejamos la piel y destrozamos a todo el mundo a nuestro alrededor por ese centímetro. Arañamos con nuestras uñas por ese centímetro. Porque sabemos que sumando todos esos centímetros vamos a marcar la puta diferencia entre GANAR o PERDER, entre VIVIR o MORIR.

Escuchad lo que os digo: en cualquier batalla es el tío que esté dispuesto a morir el que va a ganar ese centímetro. Y sé que si voy a vivir un poco más es porque conservo la voluntad de luchar y morir por ese centímetro, porque VIVIR es eso. Los seis centímetros que tienes delante.

Yo no puedo obligaros a hacerlo. Tenéis que mirar al tipo que tenéis a vuestro lado. Miradle a los ojos. Veréis a alguien que recorrerá ese centímetro con vosotros. Veréis a alguien que se sacrificará por este equipo porque sabe que, llegada la hora, vosotros haréis lo mismo por él.

Eso es un equipo, caballeros. O bien nos rehacemos ahora, como un equipo, o nos desmoronamos como individuos. Eso es el fútbol, chicos. Nada más. Decidme, ¿qué vais a hacer?

Sencillamente maravilloso…Nada más. Decidme, ¿qué vais a hacer?
Fotografía destacada cortesía de quinn.anya via photopin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Alberto Juesas

Sobre Alberto Juesas


Alberto es CEO&Founder de esteticlic.com, un buscador de centros y ofertas de belleza, salud, estética y bienestar. Además es socio en varias StartUp tecnológicas como Tabletech (menús digitales para Restaurantes y Hoteles) o Woffu (Gestor de vacaciones para PYMES). Tiene una dilatada trayectoria en dirección de equipos comerciales.