En el noreste de Aquitania se encuentra el Périgord, que es una antigua provincia francesa que hoy se reparte por los departamentos de Dordoña y Lot y Garona. Ellos la dividen a su vez en cuatro comarcas turísticas por colores: el Périgord verde, el Périgord blanco, el púrpura y el Périgord negro, que es el que hoy os acerco.

Acabo de regresar de unos días en familia por la zona, que no es de las más conocidas del país vecino y creo que bien merece una reseña por sus paisajes, su cultura y su gastronomía (aunque por la foto destacada ya imagino que os habréis percatado de que el foie es una de las especialidades regionales jeje)…

Mi recomendación es que os alojéis en algún establecimiento de turismo rural de la zona, para apreciar la vida campestre en todo su esplendor. La tranquilidad, el verde, los bosques… y la amabilidad de la gente.

Aquí os dejo unas cuantas excursiones que hacer, todas en un radio de unos 30 kilómetros:

1. Gruta de Lascaux

Es una de las cuevas con mejores pinturas rupestres. Fue descubierta por unos chavales en los años 40 y tuvo que ser cerrada porque la condensación del aire de los visitantes dañaba las pinturas.
Lo que se visita es Lascaux II, una cueva facsímil de la verdadera.
Las entradas se compran en Montignac, el pueblo desde el que se accede a la gruta y hay visitas en francés e inglés.

lascaux

2. Le Thot, espacio cro-magnon

La entrada se vende conjuntamente con las de Lascaux en Montignac. El complejo de Le Thot está en la colina de enfrente a un par de kilómetros por lo que hay que desplazarse en coche. En ella se muestran las pinturas de la sala axial del Lascaux original (que no se reprodujeron en Lascaux II) y hay talleres para los niños (en francés, eso sí).
También hay un recorrido por la vida de nuestros antepasados bien interesante y la visita es corta, así que no cansa a nadie.

le thot, espacio cro-magnon

3. Museo de la Prehistoria

Un museo es un museo, pero merece la pena, ya que estamos allí, no faltar a uno de los museos más importantes si hablamos de la Prehistoria (con permiso del British, del Louvre y de pocos más).
En el lugar donde se encontraron los restos del hombre de Cro-Magnon, podremos ver útiles de piedra, objetos artísticos (en marfil y hueo) y algunas reproducciones a tamaño natural de cómo nuestros antepasados prehistóricos vivían, cazaban y se organizaban desde hace 400.000 años.

Museo Nacional de la Prehistoria

4. Gruta de Maxange

Descubierta en el año 2000 de forma casual por Ángel Caballero (el ange del nombre de la gruta). Maximino, el padre de Ángel tenía una cantera y cuando se jubiló, Ángel, el retoño, la heredó y allí que estuvo trabajando hasta que un día, de forma fortuita, descubrió un agujero. Curioso, se metió en él y encontró esta maravilla de la geología: las excéntricas, que son estalactitas que no crecen hacia abajo sino en cualquier dirección y son poco comunes… y menos común es que haya tantísimas.

Gruta de Maxange

5. Sima de Proumeyssac

También conocida como el agujero del diablo
Situación: agujero conocido en la zona desde el siglo XVI donde los bandidos de los caminos solían deshacerse de los cuerpos de sus asaltados y salían vapores (por el agua) en invierno: vapor + mal olor… diablo, claramente…
Es una sima, una cavidad geológica con cuatro fuentes que han formado increíbles estalactitas y estalagmitas y con un lago subterráneo. Para acceder hay dos formas: la barata, a través de un túnel relativamente reciente excavado en la roca… ooooo … la tradiciónal (y cara), que es bajando en una especie de ascensor que es tirado por un caballo. De una forma o de otra, merece la pena la visita. Lo dicho: espectacular.

gouffre de prouymessac

6. Sarlat

Un pueblo que es el corazón de la zona. Algo menos de 10.000 habitantes y un centro histórico medieval que es increíble para dar vueltas y perderse por las callejas.
De día hay mercado: todas las calles del casco histórico se llenan de tenderetes de artesanos y aldeanos que venden sus productos. De noche, las terrazas nos invitan a tomar algo.

Sarlat

7. Beynac

Otro maravilloso pueblo medieval a orillas del Dordogne y coronado por un castillo. Ojo con las cuestas, pero es un paseo que merece la pena mucho.

Beynac-et-Cazenac

8. Castillo de Castelnaud

El castillo alberga en su interior un museo de las artes de guerra medievales: toda una colección de espadas, ballestas, catapultas, armaduras y lo que se nos pueda ocurrir.
Desde lo más alto, las vistas del valle del Dordoña son increíbles y hay talleres de herrería (reales) donde se explica el método para forjar espadas y armaduras.

Castillo de Castelnaud

9. Jardines de Marqueyssac

De nuevo cambiamos a la colina de enfrente de Castelnaud para ir a unos jardines típicos franceses. Más de 6 kilómetros de caminatas, paseos al borde del acantilado con vistas al valle (y a muchos de sus castillos), arbustos de boj recortados por Eduardo Manostijeras 😉
Y laberintos para los niños (de su estatura)… Aquí lo fliparán.

Jardines de Marqueysac

10. Paseo en gabarra por el Dordoña

En tiempos, el mejor medio de transporte entre el Périgord y Burdeos era el río Dordoña (también conocido como Río Esperanza). Burdeos era un importante puerto internacional y a él llegaban mercancías valiosas de todas partes, así que el intercambio era inevitable, porque en Burdeos estaban muy necesitados de la madera que “sobraba” en el Périgord: de roble para las barricas de vino y de castaño, resistente al agua, para fabricar los barcos. Un viaje en gabarra de uno a otro sitio duraba unos 5 días y sólamente se podían hacer en primavera y otoño (en verano el río llevaba demasiada poca agua y en invierno demasiada).
Hoy podemos rememorar estos viajes en una gabarra similar a las de entonces, solo que navegando tranquilamente mientras contemplamos paisajes y castillos.

Gabarra por la Dordogne

11. Canoas por el Vézère

Otra actividad acuática que realizar por la zona son excursiones en canoa. Aptas para toda la familia para pasar un día agradable en la naturaleza. Hay empresas de alquiler de canoas tanto en el Dordoña como en el Vézère.

canoas por el vézère

12. Ruta en globo

Para los más atrevidos… bautismos de aire, a 190 euros el pasajero adulto y 70 euros el niño… Una manera distinta de ver cualquier sitio, desde lo más alto, a vista de pájaro.
Si os lo podéis permitir, no lo dudéis.

globos en périgord



¿Conoces la zona? ¿Qué fue lo que más te gustó? ¿Y lo que menos?

Fotografía destacada cortesía de JanetandPhil via photopin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.