Ya lo vimos cuando hablamos de “películas cenicienta”, todas las historias que nos cuentan, las películas que vemos, suelen estar basados en unos pocos arquetipos. Podríamos decir que siempre contamos las mismas historias pero con personajes diferentes. Para que las historias funcionen deben tocar las emociones, y quien las narra o las escribe sabe bien que debe estructurarlas siguiendo unos esquemas lógicos, que todos tenemos interiorizados. Ya no nos asustamos si vemos llegar un tren a toda velocidad en la pantalla, pero queremos que las historias que nos cuentan sean fáciles de comprender, queremos vernos reflejados en ella e implicarnos, queremos que nos emocionen, que nos enseñen, que nos planteen dudas… Pero para ello deben tener una estructura fácil de ignorar, aquella que ya conocemos, que no nos resulta extraña, y que, por tanto, nos permite prestar atención a lo que importa: la historia (no a cómo se sujeta).

Vamos a fijarnos, esta vez, en el mecanismo que hay detrás de los héroes. Los puntos clave de muchas de las películas que vemos, que se repiten una y otra vez y nos pasa prácticamente desapercibido aún y cuando estamos esperando que pase.

1. El mundo ordinario

¿Quién es el héroe antes de lanzarse a ser un héroe? Es usual que el héroe sea un personaje que desentona en ese mundo al que está acostumbrado o bien que sea sacado de su entorno habitual para llevarle a un mundo nuevo, lleno de aventuras.

2. La llamada a la aventura

Bien sea en su entorno aburrido o en el nuevo universo en el que ha entrado, nuestro personaje se va a enfrentar a un problema. La llamada a la aventura. Algo que rompe el equilibrio, bueno o malo, al que están todos acostumbrados.

3. El rechazo de la llamada

Antes de lanzarse nuestro héroe debe pensárselo bien, si es algo sensato tratará de eludir la llamada a la aventura. A menudo las circunstancias le obligan y él no siente la necesidad de convertirse en un héroe. Para ello hará falta un buen mentor.

4. El Mentor

Todo buen héroe necesita uno. Un mentor, un confidente, un maestro, alguien que le guía, le muestra el camino, le da los instrumentos necesarios para hacerlo y el empujón final que todo héroe necesita. Un mentor es el mago que le da una pócima mágica, el entrenador retirado que ayuda al héroe a prepararse, un viejo profesor…

5. La travesía del primer umbral

La suerte está echada. Ya no hay vuelta atrás y todos esos topicazos para este momentazo. El héroe se ha decidido. Va en busca de su recompensa y no va a parar hasta conseguirla. ¿Puede ser más tópico?. Cabe decir que este punto corresponde, en la mayoría de las películas con el final del primer acto, lo que vendría a ser el primer gran punto de giro.

6. Las pruebas, los aliados y los enemigos

El héroe y sus aliados deberán vencer a los enemigos y solventar las pruebas o enigmas que vayan encontrando a su paso mientras se dirigen a la recompensa final. Este es el largo segundo acto, en el que conoceremos más a fondo al personaje y a sus debilidades. Se acercan cada vez más a la gran prueba final.

7. La aproximación

A punto de cruzar el segundo umbral. Si el primero era entrar en la lucha por conseguir sus objetivos, este segundo umbral consiste en llegar a la madriguera del enemigo. Meterse en su casa, en su mundo, para enfrentarse a él. Es para lo que se ha preparado durante todo el primero y segundo acto. En esta etapa veremos qué preparativos necesita nuestro héroe para plantarle cara al enemigo.

8. La Odisea

Cuando todo parece perdido. El enfrentamiento, al fin, contra el gran enemigo. Es el momento en que el héroe acaba de perfeccionar su carácter. Si algo le fallaba ahora es cuando se da cuenta y puede ponerle remedio, justo a tiempo para ganar la batalla. En muchas películas esta etapa corresponde con un enfrentamiento a muerte, el héroe no muere, pero puede morir alguno de sus aliados. Precisamente porque le hemos seguido a lo largo de todo su camino, ahora nos identificamos plenamente con él. Lo que le pase al nuestro héroe nos pasa a nosotros. El camino previo es necesario, no solo para que el héroe se prepare sino para que el público esté de todas todas con él.

9. La recompensa

Nuestro héroe ha vencido a los malos, ha salido vivo de su aventura. Además por haberlo conseguido logrará una recompensa. El beso de una chica al terminar un combate de boxeo, o la llave que necesita para poder volver a casa. También es el momento de hacer las paces, tal como hace Luke Skywalker en El retorno del Jedi con su padre, Darth Vader.

10. El camino de regreso

¡Todavía no hemos terminado! El héroe ha ganado, ha obtenido su recompensa pero todavía debe volver a casa. Nuestro personaje tiene claro cuál es su camino, pero a menudo sus enemigos le persiguen o todavía tiene algún tema pendiente. Hasta que no lo cierre todo no puede volver a casa. Este es aquel momento en que parece que al final no lo va a lograr, que todo va mal.

11. La resurrección

El héroe no ha olvidado todo lo que ha aprendido hasta llegar aquí. Es el momento de demostrar que su gloria no ha sido fruto de la casualidad. A pesar de estar a punto de morir, los héroes renacen y logran salir victoriosos de esa afrenta final.

12. El retorno con el elixir

Vuelta a casa. Por fin. El héroe está de vuelta pero ha traído algo con él, ese elixir, ese aprendizaje o tesoro que ha conquistado en su mundo especial. A menudo el elixir no es más que una actitud. Nuestro héroe gracias a todo lo que ha pasado es una persona diferente, un héroe nunca será un personaje plano.



Estas doce etapas en el nacimiento del héroe son las que usa Christopher Vogler en su libro El viaje del escritor, que se basa a su vez en las teorías de Joseph Cambell, quien había estudiado a fondo a Propp y otros clásicos que hablan de la estructura literaria.

Si os interesa este tema os recomiendo totalmente el libro de Vogler, en él encontraréis ejemplos de películas que seguro que habéis visto y que os apetecerá ver de nuevo para “pillarle el truco”.

Fotografía destacada cortesía de Stéfan via photopin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Clara Tiscar


Guionista y creadora de contenidos. Storyteller.