Hay gente a la que le encanta saber los líderes de las listas, como el país con más gente (China), el que más gasta en armamento (Estados Unidos), el más extenso (Rusia) o el menos corrupto (Dinamarca).

Sin embargo, es mucho más interesante descubrir esas cosas que hacen único a un país; elementos que ningún otro país posee o cosas raras a nuestros ojos que nos llaman la atención. Y hay algunas cosas de esta lista que seguro que os van a sorprender o que rompen con la idea que se tiene de ellos en España. Así que ahí van: una docena de curiosidades raras sobre países.

1. Países con mucha historia

Rápido, ¿cuál es el país más antiguo del mundo? ¿China? ¿Japón? En realidad la China o el Japón de hoy se parecen tanto a los de hace siglos como la Italia de Berlusconi a la antigua Roma –vale, esa quizás no sea una analogía perfecta, pero se entiende.

El estado más antiguo del mundo que aún conserva la forma original en la que fue formado es San Marino. Se trata de un minúsculo microestado encerrado dentro de Italia, más conocido en España por lo mala que es su selección de fútbol. Fundado el 3 de septiembre del año 301 como una república, también tiene el honor de tener la constitución más antigua del mundo.

2. La invasión de las ovejas

Nueva Zelanda es un país lleno de hobbits, orcos y ovejas. Esto último en gran número, además. En un país que tiene alrededor de cuatro millones de habitantes, existen cerca de 30 millones de ovinos. Además, la mayoría de las explotaciones ganaderas están en la isla sur, que es también la más despoblada.

Ahora bien, esa proporción queda en pañales si tomamos en cuenta lo que hay en las Malvinas: 2.000 habitantes humanos por un total de 700.000 ovinos. Eso hace que haya 350 ovejas por cada habitante. Una invasión en toda regla.

3. Un país que va a desaparecer

Pero hablando de islas invadidas, un archipiélago que corre un grave riesgo de desaparecer invadido por el mar es el de Maldivas. Este paraíso de novios recién casados tiene una altitud media sobre el nivel del mar de 1,8 metros. No es de extrañar pues que sean líderes de varias propuestas en la ONU para luchar contra el cambio climático. Sus habitantes corren el riesgo de ser los primeros refugiados climáticos del mundo.

4. Un país creado por refugiados

Los maldivos siempre podrían crearse un país propio. No serían los primeros. Liberia es un país africano creado por esclavos negros liberados. Otros que se crearon su propio estado fueron los amotinados británicos del HMS Bounty.

Tras dejar a su capitán atrás, seis ex-marinos británicos, sus once mujeres tahitianas y un bebé llegaron a la isla de Pitcairn… y se montaron su propio país. Todos los 48 habitantes actuales descienden de esas 17 personas. En su deseo de huir de las represalias inglesas, se fueron a una de las islas más remotas del planeta. Al final acabaron recibiendo no sólo el perdón real, sino que ahora también dependen de los suministros del Reino Unido para sobrevivir.

5. Policía sin armas

Hablando del Reino Unido. Los policías británicos son únicos en el mundo porque no llevan armas. Bueno, junto con los de Irlanda, Noruega y Nueva Zelanda. Aunque hay algunos cuerpos que sí llevan armas (como los que patrullan en Irlanda del Norte o las fuerzas especiales), los agentes de a pie sólo llevan una porra o sprays incapacitantes de pimienta.

No es algo reciente. Se remonta a la creación de la policía británica. Nunca han llevado armas de fuego, incluso hace 150 años en una época cuando hasta los civiles lo hacían. Pero si resulta extraño ver a un policía sin armas, más aún lo es ver un país sin ejército.

6. Países sin ejército

La mayoría de los países tienen ejército. Estados Unidos por ejemplo gasta en el suyo lo mismo que el resto del mundo entero combinado. Otros incluso lo exportan, como los suizos que proveen la Guardia Suiza del Vaticano. Sin embargo, un reducido grupo de países ha decidido que no necesita unas fuerzas armadas para salvaguardarse de sus vecinos.

La mayoría de estos países son microestados (Liechtenstein, Kiribati, Samoa) y dependen de otros países que les ofrecen protección. Pero Costa Rica es el único país “grande” que ni tiene ejército ni otros que lo protejan. El caso de Islandia es incluso más llamativo: no tiene ejército, pero forma parte de la OTAN.

7. Países verdes

Hablando de Islandia, es uno de los países más verdes que existen. La práctica totalidad de la energía del país proviene de fuentes renovables locales. Un 75% de la hidroeléctrica y el 25% restante de la geotérmica. Su subsuelo volcánico le permite obrar el milagro ecológico.

8. Un país de políglotas

Papúa Nueva Guinea es un país formado por varias islas cerca de Filipinas. Tiene 7 millones de habitantes, pero en Papúa se hablan más de 850 lenguas. Para ponerlo en perspectiva, en este pequeño país asiático se hablan un 12% de todas las lenguas existentes. Y en España seguimos peleándonos con el inglés…

9. Al rey ni tocarlo

Tailandia es conocida por sus playas y sus fiestas pero también por condenas a extranjeros y locales por leyes un tanto peculiares. Una de ellas concierne a la familia real. Si te pareció demasiado el secuestro de El Jueves por aquella portada sobre los príncipes, prepárate. En Tailandia es delito decir o hacer algo que vaya contra el rey o su familia. Y cualquiera puede denunciarte por ello, salvo el propio rey.

Tampoco es que haya límites claros de lo que es y no es delito. Hasta ahora, ha habido gente criminalizada por pintar sobre un cartel con la imagen del rey. O por poner la imagen del rey debajo de otra imagen en una página web. O por no levantarse en el cine al principio de la película cuando tocan el himno. O por romper un billete con la imagen del rey.

Aunque si es por leyes extremas…

10. Fine City

Singapur es llamada “Fine City”, que en inglés viene a decir “Ciudad Multa”. Se acaba antes diciendo qué no está prohibido en Singapur que lo que sí lo está. Pero por decir algunas de las más interesantes…

En Singapur está prohibido dar de comer a las palomas, comer durian en público (una fruta asiática), cruzar la calle por algún sitio que no sea un paso de peatones, comer o beber en transporte público, robar el wifi del vecino o mascar chicle. Sí, mascar chicle. Y las multas van desde los 500 a más de 5.000 dólares.

11. España no es Ruanda. Ni Angola

Solemos descalificar a África como un continente atrasado, pero en realidad hay veces que nos dan lecciones de modernidad. Por ejemplo, Ruanda es el país con mayor paridad parlamentaria del mundo: un 56% del parlamento de Ruanda son mujeres.

Incluso si recurrimos a la tecnología, hay veces que nos ganan. En Londres hay veces que la saturación del 3G lleva a que pierdas la señal del móvil por horas. Mientras tanto en Angola, han sido los pioneros implementando la red 4G.

12. Japón, ¿tecnológico?

Está claro que nadie hubiera imaginado a Angola como un país tecnológico –antes de leer el párrafo anterior. Pero Japón sí que debe de ser un país tremendamente avanzado, la tierra de los trenes bala y móviles de última generación, ¿no?

Bueno, no exactamente. Por ejemplo, Japón es uno de los últimos reductos donde aún persiste el uso del fax. ¿Email? ¿Archivos adjuntos? No, es mejor usar un fax. Si te dejan enviar un archivo adjunto, también es mejor usar la versión de Microsoft Office de 1998 si quieres evitar problemas de compatibilidad.

¿Tarjetas de crédito? Eso tampoco está muy extendido. Casi todos los negocios en Japón prefieren que pagues en metálico, incluso aunque la suma sea enorme. El hecho de que los cajeros no abran 24 horas complica las cosas. Normalmente los cajeros están dentro de los bancos, que cierran a las seis e impiden el acceso a éstos. Lo que va en contra de la propia razón de ser del cajero. Y si encuentras uno abierto en alguna tienda, seguro que no aceptará tu tarjeta, ya que sólo los de tu propio banco las aceptan. ¡Suerte!


Y ahí está la docena de curiosidades sobre países. Algunas puede que las conocieras, otras puede que te hayan sorprendido. Hay más, muchas más que no caben aquí. Pero la mejor manera de descubrirlas es viajando. Así que si puedes hacerlo, viaja.

Fotografía destacada cortesía de nsikander28 via photopin cc.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Javier García Marcos


Javier es un periodista freelance que escribe sobre política. Ha vivido en Irlanda, Reino Unido, Nueva Zelanda, Palestina y Estados Unidos y viajado a más de 40 países. Geek de todo, desde ciencia a historia, cuando no está con la mochila a cuestas o haciendo fotos por ahí, es que está en el bar preparando la próxima aventura.