Klimt nació en la Viena bulliciosa de mediados del siglo XIX y pintó desde que tuvo uso de razón. Se le considera el líder del movimiento conocido como Secesión vienesa, una parte de lo que hoy consideramos modernismo. Ya sabéis, movimiento rupturista con el academicismo anterior que pregonaba una vuelta a la naturaleza y se inspiraba en lo orgánico en sus creaciones, adaptando nuevos materiales (hierro o cristal en arquitectura) y pan de oro en pintura, por ejemplo.

Pero volviendo a Klimt, una de sus temáticas principales fue el retrato femenino, ya fuera a damas de la alta sociedad local o personajes mitológicos clásicos. Vestidas y desnudas, sobre todo desnudas, si hay un pintor que ha sabido representar a la mujer en cuerpo y alma este es Gustav Klimt.
Capaz de transmitir, como bien decía Molinos, una carga empotradora infinita con un abrazo, he querido seleccionar doce retratos de mujeres que representan a la perfección el espíritu del autor, afamado en vida y elevado al Olimpo de la Pintura en muerte.

1. Danae

Fecha: 1907-1908
Tamaño: 77 x 83 cm.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Colección privada, Graz (Austria)

Según la mitología griega, Dánae era una princesa cuyo padre encerró en una torre para que no conociera a ningún hombre… y no se cumpliera así la profecía que decía que sería asesinado por el hijo de su hija… pero el avieso Zeus se encaprichó con ella y apareció en forma de lluvia dorada para fecundarla. De tal hecho nació Perseo.
El cuadro muestra el momento en el que la lluvia dorada penetra en la joven, que parece dormida, como soñando, de forma voluptuosa. Personalmente me parece increíble el tratamiento pictórico de la tela semitransparente.

Dánae, de Gustav Klimt

Dánae

2. Margaret Stonborough-Wittgenstein

Fecha: 1905
Tamaño: 180 x 90 cm
Técnica: Óleo sobre lienzo
Neue Pinakothek, Munich, Bayerische Staatsgemäldesammlungen

Aunque mirándolo parezca increíble, en su momento este retrato no fue del gusto de la retratada y en vez de ponerlo en un lugar destacado de su mansión de turno, lo llevaron a la casa de campo donde mucho tiempo después fue encontrado por el hijo de Margaret en lamentables condiciones.
Habría que haber visto la realidad del vestido, que parece que era mucho más elaborado de lo que parece en el cuadro. Sin embargo, a mí me parece el colmo de la delicadeza.

Retrato de Margaret Stonborough-Wittgenstein, de Gustav Klimt

Retrato de Margaret Stonborough-Wittgenstein

3. Judith

Fecha: 1901
Tamaño: 84 x 42 cm.
Técnica: Óleo y oro sobre tela
Österreichische Galerie Belvedere, Viena (Austria)

Primero de los dos retratos que Klimt hizo de Judith, la heroína bíblica que seduce al enemigo para después decapitarle.
Pertenece a la época dorada del pintor, en la que empleaba oro en sus creaciones para resaltar algunos elementos decorativos, como, en este caso, el paisaje o el vestido de la propia Judith, que utiliza para dejar noqueado a Holofernes, cuya cabeza aparece en la parte inferior derecha del lienzo.

Judith, de Gustav Klimt

Judith

4. Las tres edades de la mujer

Fecha: 1905
Tamaño: 180 × 180 cm
Técnica: Óleo sobre lienzo
Galería Nacional de Arte Moderno, Roma (Italia)

También conocida como La Maternidad, este cuadro representa, como su propio nombre indica, las tres edades por las que pasan las mujeres: la niñez, la juventud y la vejez.
En primer término aparece una joven con su hija, a la que sostiene en brazos y sobre la que inclina su cabeza. A la izquierda de ambas, aparece una mujer más mayor que se lleva las manos a la cabeza.

Las tres edades, de Gustav Klimt

Las tres edades

5. El Beso

Fecha: 1907-1908
Tamaño: 180 x 180 cm
Técnica: Óleo sobre lienzo
Österreichische Galerie Belvedere, Viena (Austria)

Probablemente el cuadro más conocido y más representativo del pintor. Representa una pareja de amantes abrazados en la que él sostiene a su chica en una actitud posesiva. Ella, arrodillada, utiliza los pies para no caer por el precipicio que se abre tras ella.

El Beso, de Gustav Klimt

El Beso

6. Serpientes de agua II

Fecha: 1904-1907
Tamaño: 80 x 145 cm.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Colección particular

Composición en horizontal que alarga los cuerpos de las sirenas. Aunque sólo se ven dos cuerpos completos, hay cuatro mujeres representadas en el cuadro. La mujer en primer plano mira al espectador y le invita a entrar en el cuadro. Probad a hacerlo: entrad en el cuadro por esa esquina y ved por dónde os lleva vuestra vista. Hacedlo unas cuantas veces. Seguramente no seguiréis el mismo camino. Es un lienzo que me hipnotiza.

Serpientes de agua, de Gustav Klimt

Serpientes de agua

7. Adán y Eva

Fecha: 1917-1918
Tamaño: 173 x 60 cm.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Österreichische Galerie Belvedere, Viena (Austria)

El cuadro quedó inacabado por la muerte del pintor. En el se representan a los padres de la humanidad en una composición vertical en la que apenas caben en el lienzo.
Me fascina la piel de leopardo sobre la que descansan los retratados. Me parece modernísima. ¿Qué pensáis?

Adán y Eva, de Gustav Klimt

Adán y Eva

8. Palas Atenea

Fecha: 1898
Tamaño: 75 x 75 cm.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Historisches Museum der Stadt Wien, Viena (Austria)

Este cuadro fue expuesto en la II muestra de la Exposición de la Secesión Vienesa y fue objeto de burlas por la cara que le puso a la medusa (en la égida que lleva Atenea). Sin embargo, Klimt fue bastante fiel a originales clásicos y la cara deformada de Medusa era la que ya se mostraba en los originales de la época.
El marco del cuadro fue diseñado también por el pintor.

Palas Atenea, de Gustav Klimt

Palas Atenea

9. Mäda Primavesi y su madre Eugenia Primavesi

Fecha: 1912
Tamaño: 150 x 110,5 cm.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Metropolitan Museum of Art, Nueva York (EEUU)

Los Primavesi fueron mecenas de Klimt con quien mantuvieron una estrecha relación y este retrato parece que fue un regalo de navidad. Mäda emigró al acabar la 2ª Guerra Mundial y sólo se llevó el retrato de su madre, que vendió posteriormente.

Mada Primavesi, de Klimt

Mada Primavesi, niña

Fecha: 1913-1914
Tamaño: 140 x 84 cm.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Colección Particular

Eugenie Butschek se convirtió en actriz y cambió su nombre por el de Mäda. Se casó con Otto Primavesi con quien tuvo cuatro hijos. Los Primavesi, como hemos visto, fueron mecenas de los Talleres de Viena y figuraron como los principales clientes y coleccionistas de Klimt.
En este retrato, Mäda madre no se sabe si está sentada o de pie y lleva puesto un vestido que era la moda del momento. Miradle a los ojos y decidme qué os inspira esa mirada.

Retrato de Eugenia Primavesi, de Gustav Klimt

Eugenia Primavesi

10. Friso de Beethoven

Fecha: 1902
Tamaño: 636 x 220 cm.
Técnica: Mural
Österreichische Galerie Belvedere, Viena (Austria)

Esta es una parte del friso que Klimt pintó con motivo del homenaje a Beethoven que la Secesión de Viena hizo para conmemorar su XIV exposición. Está dividido en tres partes y lo que podemos ver en esta foto es un detalle de una de ellas en la que podemos ver al gigante Tifeo, hermano mayor de Muzzy y a las tres alegorías de la lujuria, la impudicia y la incontinencia.
Adivinad cuál es cuál…

Friso de Beethoven, de Gustav Klimt

Friso de Beethoven

11. Adele Bloch-Bauer

Fecha: 1907
Tamaño: 138 x 138 cm
Técnica: Óleo y oro sobre tela
Neue Galerie, Nueva York (EEUU)

Este retrato fue encargado a Klimt por Ferdinand Block-Bauer, un rico industrial vienés, que promovió el arte y apoyó al pintor. Así, Adele se convirtió en la única modelo que posó dos veces para el artista. A la muerte de Adele, por meningitis, en los años 40. Tras la invasión de Austria por los nazis y el exilio de Ferdinand a Suiza, todas sus propiedades le fueron confiscadas, lo que propició que los herederos de los Bloch-Bauer iniciaran una batalla legal después de terminar la 2ª Guerra Mundial. Este cuadro es el segundo por el que más se ha pagado en una subasta: 135 millones de dólares y actualmente se puede admirar en la Neue Galerie de Nueva York.

Retrato de Adele Bloch Bauer, de Gustav Klimt

Retrato de Adele Block Bauer

12. La Virgen

Fecha: 1912
Tamaño: 190 x 200 cm.
Técnica: Óleo sobre lienzo
Národní Galerie v Praze, Praga (República Checa)

Una obra verdaderamente fascinante por su colorido y por la composición.
Se ve a una chica en el centro, cubierta por un vestido en morados y azules, que está durmiendo. A su alrededor se agolpan los cuerpos desnudos de seis mujeres, éstas bien despiertas, como si fueran los sueños de la primera… los sueños provocativos, claro.

La Virgen, de Gustav Klimt

La Virgen

¿Cuál es vuestro Klimt favorito?

La galería destacada está hecha con imágenes de Wikimedia Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Cristina Juesas


Cristina Juesas, también conocida como Maripuchi, trabaja como consultora de comunicación. Organizadora y fundadora del TEDxVitoriaGasteiz. Ha sido presidenta del Toastmasters Club Vitoria-Gasteiz, asociación para mejorar las habilidades comunicativas y de liderazgo y ha sido elegida Directora de División para el curso 2017-2018. Autora de la Guía de usos y estilo en las redes sociales del Gobierno Vasco y coautora de Comunicación de Crisis Online. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual en Vitoria-Gasteiz. Colabora con la Cadena SER en el programa Hoy por Hoy Vitoria en una sección sobre nuevas tecnologías.