Pocas ciudades ven su imagen tan ligada a un monumento como Segovia y el acueducto. Me atrevería a decir que incluso más que París y la Torre Eiffel, Barcelona y la Sagrada Familia, o Londres y el Big Ben. El acueducto es sin duda impresionante, y su ubicación le hace casi cumplir la función de puerta que invita al turista. Pero Segovia (y sus alrededores) son mucho más, muchísimo más de hecho, que el acueducto. Van aquí una docena de propuestas para disfrutar de esta magnífica ciudad.
En otra docena sobre cosas que hacer cerca de Madrid ya incluí Segovia como opción lógica para pasar hacer una salida o tour de día desde Madrid.

1. Conducir en torno a la parte amurallada deteniéndonos en algunos de sus numerosos miradores (extramuros)

Se comienza en la calle Ezequiel González, continuando por la Cuesta de los Hoyos, quedando la cara sur de la ciudad a nuestra derecha y pudiendo disfrutar de su espectacular skyline, con sus murallas, catedral y el alcázar. Desde el santuario de la Fuencisla se sigue bordeando la ciudad por la cara norte iniciándose el regreso hacia el Acueducto por la calle de San Marcos y por el Paseo Santo Domingo de Guzmán. En este tramo, a nuestra derecha, colina arriba, podremos contemplar la muralla norte de la ciudad (cuando los árboles lo permitan); a nuestra izquierda, edificios notables como la Real Casa de la Moneda, el Monasterio de Santa María del Parral, el Convento de Santa Cruz la Real (sede de la IE University) o el Parador Nacional de Turismo.

2. Pasear bajo los arcos del impresionante Acueducto romano

Construcción de granito de 28m de altura, 166 arcos y sin argamasa entre sillares. No se le escapada a ningún tour de Segovia. Conociendo el clima extremo de esta ciudad es increíble que haya resistido en pie durante tanto tiempo, si bien 36 arcos debieron ser reconstruidos en el siglo XV pues se vieron afectados en un ataque musulmán en 1072. Sin duda ésta es una de las zonas más animadas de Segovia y no todos los días tiene uno la oportunidad de zigzaguear entre los arcos de un edificio de casi dos mil años de antigüedad.

3. Visitar el imponente Alcázar de Segovia y recomendamos hacerlo como tour propio con audioguía en mano o en grupo guiado

El Alcázar es uno de los castillos más célebres de España, por su historia (antes que museo ha sido fuerte romano, castillo musulmán y cristiano, palacio real, prisión estatal y academia de artillería); por su diseño al más puro estilo “Magic Kingdom” (El Parque Disney de Florida) y por su impresionante ubicación sobre un farallón en forma de flecha que se asoma a la confluencia del arroyo Clamores y del río Eresma. El Alcazar ofrece visitas libres o guiadas, y es uno de los monumentos incluidos en la práctica totalidad de tours de Segovia.

4. Visitar la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos y la plaza Mayor de la ciudad

La catedral de Segovia es la última gran catedral en estilo gótico de España, quizás por ello tiene una forma muy estilizada que le confiere el sobrenombre de la Dama de las Catedrales. Su construcción tuvo lugar durante el siglo XVI ya que su predecesora fue destruida en 1521 durante la Guerra de las Comunidades de Castilla. Si recordáis el largometraje Braveheart, de Mel Gibson, el héroe William Wallace se enfrenta al rey extranjero siendo finalmente capturado y desmembrado. Una historia sin duda muy parecida a la del gran héroe segoviano Juan Bravo, protagonista junto a Juan de Padilla y Francisco Maldonado de un triste final en la citada Guerra de las Comunidades.

5. Visitar el convento de San Antonio El Real

Hoy día es mitad hotel mitad convento de clausura. Obviamente nos referimos al ala conventual. Data del siglo XV y se ubica extramuros junto al extremo del acueducto que está más alejado de la muralla. La decoración mudéjar de sus techos es impresionante, aunque gótico y barroco hacen a menudo acto de presencia.

6. Recorrer el Barrio Judío de Segovia

Visitando la Sinagoga Mayor (ahora convento de Corpus Christi), el Centro Didáctico de la Judería y el cementerio judío (éste último está justo en frente, extramuros, al otro lado del arroyo Clamores, en la zona denominada El Pinarillo). Segovia forma parte de la red de juderías de España “Caminos de Sefarad”. La judería se localiza en la parte que queda al sur entre la Catedral y la muralla siendo la mejor forma de acceder a través de la Calle de la Judería Vieja, la cual nace de la Plaza del Corpus. Seguro que encuentras algún tour de extranjeros con curiosidad por la huella sefardí en España.

7. Visitar el santuario que acoge a la patrona de la ciudad

Nuestra Señora de la Fuencisla (Fiesta Mayor el 25 de septiembre), los jardines circundantes y el río Eresma. Ya hemos hablado en el punto uno de la localización del santuario de la Fuencisla. Vale la pena dar un paseo por este entorno al estar en un meandro del río Eresma encajado entre hoces y con magníficas vista de la ciudad desde los altozanos circundantes. Por cierto, no hemos comentado que hay otra imagen de la patrona en la cara sur del Acueducto. Lleva allí desde que la pusieran en el siglo XV en el puesto de honor que siglos antes ocupara el dios Hércules Egipcio. No os sorprenda si la veis envuelta en una bandera de España con una granada por escudo (de las que explotan). Cada 4 de diciembre, día de Santa Bárbara, la “visten” así los cadetes de la Academia de Artillería.

8. Sobrevolar Segovia en un tour con globo

Al amanecer de los fines de semana (cuando el tiempo lo permite), los cielos segovianos se ven surcados de coloridos globos aerostáticos, pues se da la combinación de dos importantes factores: la altitud de la ciudad (que a menudo presenta cielos límpidos de un color azul intenso) y una fotogénica perspectiva aérea (al encontrarse la ciudad amurallada elevada, afilada por el Alcázar de Segovia hacia el Norte, alargada y encajonada entre los cañones del Eresma y el Clamores; y como fondo, rodeada por el imponente macizo Central a un lado y la infinita meseta castellanoleonesa al otro).

9. Comer cochinillo asado en uno de sus célebres restaurantes (José María, Cándido, Duque, El Bernardino)

Quien ha probado el cochinillo en Segovia no necesita volver a probarlo… hasta que se deje caer por Segovia de nuevo. La mayoría de asadores te ofrecerán vino de la cercana (a unos 50 minutos en coche) Ribera del Duero. Puedes ver aquí otra docena sobre Ribera del Duero con algunas de las mejores bodegas de Ribera.

10. Probar un contundente ponche segoviano

(Ojo, no es un licor, es un postre típico y exclusivo de esta ciudad con algún vínculo con la “familia” de los mazapanes) en la confitería El Alcázar o en la pastelería Limón y Menta. Ambas están en locales anexos en la Plaza Mayor.

11. Visitar el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso y sus magníficos jardines y fuentes al más puro estilo de Versalles (12km) y/o el Palacio Real de Riofrío (10km)

Para los amantes de la gastronomía no olviden que de la Granja son los archiconocidos Judiones. Los jardines del Real Sitio son visitables y merecen la pena sin duda alguna. El Palacio es visitable y ofrece tours guiados, como también sucede con la fábrica de cristal de la Granja, que sigue aún operativa.

12. Visitar las destilerías de whisky DYC en Palazuelos de Eresma (7km)

Los que prefieran el mundo de la cerveza pueden visitar un par de microcerveceras: San Frutos en Segovia y/o Goose en La Granja. Para ver bodegas ya habría que hacer 30km y acercarse a catar verdejos a la zona de Nieva (noroeste de la provincia).

Segovia es sin duda una de las mejores opciones para pasar un día de fin de semana cerca de Madrid. Un Segovia tour os ofrece sin duda: excelente gastronomía, arte por todos los rincones, comercio razonable y paseos de gran belleza, especialmente en otoño.
Podéis tener alguna idea más en la página de información turística de Segovia, sobre todo para información de actividades culturales en fechas próximas


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Luis Lechuga


Luis Lechuga es Socio en www.turismodevino.com y asesor del OEMV .