Abres un blog. Quizás pases días pensando el título, en cómo va a quedar la url, qué plantilla te gusta más, con qué color te identificas, sobre qué vas a hablar… Un día decides que ya estás satisfecho con todo, o que no eres capaz de mejorarlo más, y empiezas a escribir. Escribes un post. Y otro. Y otro… Al principio escribes todos los días y te diriges a los miles de lectores que sabes que te están leyendo porque, oye, la blogosfera te necesitaba. Pero pasan los días y nadie te sigue, nadie te comenta, nadie se interesa por tu blog. Las únicas visitas que recibes son las tuyas para comprobar que todo va bien.

No lo entiendes. Lees otros blogs y ves que tienen seguidores y hasta comentarios. ¿Qué has hecho mal? ¿Qué tienes que hacer para que tu blog forme parte activa de la blogosfera?
¿Cómo puedes crear una comunidad, ver cómo crece el número de lectores, saborear esa íntima satisfacción de tener comentarios en todos tus post? Aquí tienes algunas claves:

1. Sé paciente

Si no eres una tuitstar, un periodista famoso, un escritor resultón, un tertuliano omnipresente, si nadie más que tu familia y amigos te conoce, por bueno que seas tener visibilizar con tu blog es una cuestión de tiempo y esfuerzo. De tiempo, porque tendrás que pasar horas escribiendo y documentando tus post, comentando en otros blogs, tuiteando, retuiteando y compartiendo tu blog en las redes sociales. De esfuerzo, porque vas a tener que aprender las corrientes de la blogosfera, los comportamientos de las comunidades a las que te acercas. Un blog no es el fin, es la herramienta para disfrutar en la blogosfera y, como todo en la vida, tienes que aprender a utilizarla para conseguir los resultados esperados.

2. Elige el entorno adecuado

Si tu afición son los coches y decides escribir sobre tu gran pasión dedica un tiempo a descubrir otros blogs afines e interactúa con ellos. Claro que puedes ser multidisciplinar pero tienes que tener en cuenta que hay muchos blogueros muy enfocados en un tema. Si quieres visibilizar tu blog de coches igual el mejor sitio para comentar e invitar a que visiten tu espacio no son las comunidades de locas del maquillaje o de las magdalenas de colores.

3. Facilita la interacción del resto de blogueros

Hay muchas razones exógenas a tu blog por las que un bloguero no comenta, no añadas más a su lista: no le compliques la vida con la palabra de verificación, activa las opciones de las diferentes plataformas para mejorar la usabilidad a través de los soportes móviles, abre las opciones de los comentarios para que pueda comentar todo aquel que quiera, aunque no esté registrado como usuario o no quiera identificarse… Elimina barreras para que los lectores y visitantes participen.

4. Hazte visible

Sé generoso, participa en otros blogs. Comenta. Debate. Comparte. Para crear una comunidad el resto de la blogosfera debe ser que existes y que tienes mucho que ofrecer, que escribes cosas interesantes que merecen la pena leer, que eres capaz de compartir con los demás tus opiniones y experiencias, pero no sólo en tu blog, sino también en los blogs de otros. A todos nos gusta tener comentarios, si no comentas en otros espacios, si no te dejas ver, no esperes que otros te conozcan y te visiten.

5. ¡Visita mi blog!

Hazte visible, sí, pero no spamees. No hace falta que incluyas tu blog en cada comentario, si el resto de lectores te encuentran interesante, te buscarán.

6. Cuida la cabecera

Imagina que uno de tus comentarios en otro blog llama la atención de otro comentarista, llega hasta tu perfil, le llama la atención tu blog y ¡oh, vaya! Se encuentra con una foto gigante de la huerta de tu pueblo que ocupa toda la pantalla. Le obligas a usar el scroll para buscar el texto y quizás no tenga suficiente paciencia, tiempo o ganas.

7. Cuida tu comunidad

Con el paso del tiempo tu esfuerzo y dedicación empiezan a dar sus frutos y ves como se va creando una pequeña comunidad alrededor de tu bitácora. Los comentaristas empiezan a interactuar, a comentarse mutuamente en sus blogs, te tienen en cuenta, te mencionan, notas que te quieren y, probablemente, estés en lo cierto.
No pienses que ya lo tienes todo hecho. Si quieres mantener tu comunidad tienes que seguir cuidándola: responde a sus comentarios, cítales y enlaza a sus blogs cuando corresponda, sigue siendo generoso.

8. Facilita la lectura

Recuerda: el uso de soportes móviles está cada vez más extendido. El pequeño tamaño de los smartphones y tablets dificulta la lectura de las tipografías “difíciles”, sí, esas que imitan caligrafías victorianas. Los fondos oscuros con texto claro tampoco son muy recomendables.
No te escudes en que muchos utilizan en Reader y no va a notarse toda la filigrana: piensa en el bienestar de tus lectores.

9. No te victimices

Sobre todo al principio, a veces tendrás la tentación de quejarte por la falta de visitas y de comentarios. Es posible que incluso manifiestes tu malestar en tus comentarios en otros blogs, o que sugieras en algún momento que deberían participar más en tu espacio ya que tú lo haces en el de los demás. No lo hagas.
Es posible que a ti te interese mucho otra bitácora pero tienes que asumir que a su autor puede que no le interese nada la tuya. Quejarte hace que parezcas un pobre diablo mendigando atención y eso a nadie le gusta.

10. No incluyas gadgets de música en la home

Ya lo apuntábamos antes: piensa en tus lectores. Abrir una página y cerrarla porque suena una música que no esperabas es más rápido que buscar el reproductor o el control de sonido. Tú controlas el momento de la escritura pero no el de la lectura. No hagas que leer tu blog sea una una experiencia ruidosa y quizás desagradable.

11. Dedícale tiempo. Cuida de tu blog

Investiga en los editores de texto, haz pruebas para ser tú quien controle la producción del blog. Aprende cómo insertar imágenes y vídeos, cómo adaptar los tamaños para no desmontar la plantilla, cómo incluir los gadgets que te interesen. Preocúpate de ofrecer un formato agradable, homogéneo, atractivo visualmente. Cuida la imagen de tu blog igual que cuidas tu aspecto.

12. Lee este post de Molinos

El post de Molinos te servirá para mejorar tu contenido, tu actitud, para aprender a disfrutar de la increíble experiencia de escribir un blog.



Seguir estos consejos no va a garantizarte el estrellato inmediato pero sí podemos asegurarte que tus lectores apreciarán tu generosidad y dedicación y, poco a poco, crearás una pequeña comunidad que puede darte muchas satisfacciones.



Imagen destacada cortesía de Kristina B bajo licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Mayte Pérez


Periodista de formación, renacentista por convicción y bloguera por amor. Y rubia a veces. Ahora también escribo en el Hype.