Facebook se está convirtiendo en un monstruo (si no lo era ya) capaz de competir con Google en lo que podemos denominar el modo madre, es decir, saber más de nosotros que nuestras propias madres. Y eso lo podemos aprovechar para poder realizar cualquier tipo de acción de cara a conseguir que en un futuro los clientes nos compren. Ojo, esto no quiere decir que lo vayamos a petar de un día para otro, porque todo lo que hagamos en redes sociales ha de tener un poso. Es decir, siempre hemos de pensar en el largo plazo.

Y no sólo en el largo plazo, sino también en las posibilidades que nos abre Facebook para poder hacer una microsegmentación que, de momento, Google no nos ofrece. Aunque esto también es un arma de doble filo dado que llegar a un público tan pequeño puede hacer que no lleguemos a nadie porque, tened en cuenta, no todo el mundo está tan enfermo como los que nos dedicamos a esto y pasa 24 horas al día conectado. Que hay que dividir la atención entre Whatsapp, Facebook, Twitter y hasta el pr0n.

Veamos qué podemos hacer y cómo llegar hasta ello.

1. Una página

Sí, puede parecer una perogrullada a estas alturas de la película, pero si quieres que tu negocio esté en Facebook bien sin que nadie te pueda hacer nada (salvo que la líes parda con lo que publiques) tienes que tener una página. No un perfil, tus clientes no tienen porqué ser tus amigos, no tienes porqué ver todas sus fotos, sus listas de amigos, qué hacen y qué dejan de hacer. Y, sobre todo, porque si tienes un perfil, gente como yo puede denunciarlo y conseguir que lo cierren. Eso si no le da a Facebook por comprobar tu perfil y hacer tu vida imposible cerrándolo y quedándote con cara de conejo cuando le dan las largas.

Por favor, seamos serios ya. Y si quieres convertir tu perfil de Facebook a página puedes hacerlo en esta dirección: https://www.facebook.com/pages/create/?ref_type=migrate Tus amigos pasarán a ser fans y perderás tus contenidos, pero lo empezarás a hacer bien.

2. Segmentar el alcance de nuestros contenidos

¿De verdad es necesario que todos los seguidores vean todo lo que publicamos? Si eres una pequeña empresa y todos están en tu radio de acción, no es mucho problema, pero si tienes clientes por toda la geografía o por diferentes provincias, puede ser interesante que tus publicaciones sólo las puedan ver unas cuantas personas. Eso sí, esta opción hay que activarla en Opciones – General y (no siempre), tendréis la opción oportuna:

Cómo configurar la opción de segmentación de las páginas de Facebook

3. Crear públicos personalizados

Que se pueden hacer de múltiples maneras. La más sencilla y fácil de todas es trabajar con los píxels que podemos integrar en nuestra web (algo más sobre esto en el punto siguiente) y que nos permitirán saber por qué páginas navegan nuestros usuarios, su edad, sexo, intereses y un largo etcétera de datos. Incluso con el público ya generado, podremos ir segmentando y crear públicos accesorios que podremos usar para nuestras campañas de publicidad y que nos permitirá llegar justamente a esos usuarios que necesitamos para que éstas sean un éxito.

Y todo esto sin olvidar la posibilidad de crear públicos lookalike, es decir, públicos parecidos a los de nuestros visitantes y que nos permitirá hacer que Facebook se muestre a más gente de la que esperábamos.

4. Seguimiento de conversiones

Esto es complementario de lo anterior. Y es que podemos generar un píxel para cada tipo de conversión que tengamos en nuestra web. Desde los que compran hasta los que visitan una determinada página, pasando por leads o elementos añadidos a carrito, que podremos combinar con otros para poder evitar justamente ese problema tan habitual que hay en el comercio electrónico: los productos añadidos al carrito que se abandonan por siempre jamás.

5. Concursos y promociones

Ésta puede ser una buena manera de conseguir que nuestra página crezca, incluso teniendo a mano los puñeteros cazaconcursos. Desde hace un tiempo, Facebook permite hacer promociones específicas de cupones y descuentos a través de una publicación sin más (que posteriormente deberemos publicitar de algún modo), dado que tiene esa posibilidad, aunque sólo está activa a partir de un número de seguidores.

También podéis hacer concursos, como los de subida de fotos o de vídeos, incluso a través de vuestro propio muro, aunque aquí lo más lógico es utilizar alguna aplicación externa como puede ser la tan buena y española Easypromos, que permite crear concursos o incluso hacer un sorteo online.

6. Publicidad

Todo lo anterior nos lleva a que de alguna manera deberemos publicitarnos. Y no, no hacerlo no es una opción, salvo que seas alguien que gestiona una de esas cansinas páginas de vídeos descargados de otros sitios y fotos en las que no se pone el crédito del autor. La publicidad la necesitarás para sacar todo el provecho a la comunidad que tienes en Facebook, sí o sí.

7. Galerías de fotos

Una de esas cosas que apenas se hace y que funciona de maravilla es justamente la creación de galerías o álbumes de fotos. ¿Por qué? Pues porque vas a poder tener un mazo de fotos en buena calidad (no para imprimir, pero sí para verse muy bien en web) y encima las vas a poder tener bien organizadas y todo. Y conseguirás un alcance majo y bastantes más interacciones, ya verás.

8. Subir vídeos

Sí, efectivamente. Ese vídeo en el que te has gastado un pastizal no sólo lo puedes subir a YouTube, sino también a Facebook. De hecho, Facebook quiere competir con YouTube y aunque siga sin poner vallas al campo en materia de derechos de autor los datos que ofrecen los vídeos en bastantes páginas no son precisamente malos, con lo que en lugar de enlazarlo, ¿por qué no subirlo?

9. Ver las estadísticas de todo lo que hacemos

Y cuando hablamos de todo, es todo. Aparte de lo que hay que es básico, podremos ver hasta métricas como el tiempo de respuesta a los mensajes privados que recibimos, que no es precisamente algo baladí cuando los usuarios están demandando que les atendamos a través de las redes sociales.

10. Obtener información de nuestros clientes

Bueno, clientes… Usuarios en general. Pero también de nuestros clientes si tenemos un píxel integrado que sólo lancemos cuando se ha iniciado la sesión. Y es que dado que los usuarios son cada vez más vagos a la hora de rellenar esos formularios de alta farragosos en los que se les piden datos que no valen para nada, pues habrá que obtener esos datos de otra manera. Y no, saber sus ingresos mensuales o si tienen hijos no te van a salvar la vida y les molestará, pero saber si suben fotos, si usan mucho la aplicación y cuándo están conectados a Facebook seguramente sea más interesante y te permitirá conseguir mejores cosas.

11. Hacer encuestas

¿Quieres conseguir esos datos que no puedes conseguir? ¿Saber qué opinan de tus productos? ¿De tus procesos de compra? Pues hazlo a través de una encuesta, que no te va a llevar mucho tiempo configurarla y podrás saber cosas, muchas cosas.

12. Seguir una estrategia

Sí, eso es fundamental. Necesitas planificar todo y ser muy estricto con el trabajo que realices. De hecho, no tener estrategia es un error considerable y hará que no obtengas los resultados que esperas. Coge un papel y un boli, apunta ideas, esquematízalas y síguelas, pero también prepara un plan B por si hay algún día que falle algo o sepas que no se va a mover nada.

Con todo esto, no me vengas ahora con que Facebook no te sirve para nada, porque la verdad es que no es así. Facebook da resultados y muchos, aunque no le puedes pedir un milagro si antes no has hecho nada y, sobre todo, si no has planificado correctamente. Y, creedme, de malas planificaciones sé un rato.

Imagen de JaysonPhotography vía Shutterstock.com para uso editorial.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así