¿Buscas tu página en cualquier buscador (Google, Bing, Conduit, Ask) y no la encuentras? ¿Aparecen cosas que no tienen que ver con tu negocio de verdad? ¿Apareces pero no con la información que debería?

Bueno, pues para todo esto y mucho más, es necesario tener en cuenta ciertas cosas que harán que aparezcamos en las búsquedas de Google. Quizá no en la primera página, pero si tu negocio es local seguramente sin mucho esfuerzo puedas hacerlo. Aunque (siempre hay otro pero malo) tienes que dedicar tiempo, y saber elegir las palabras clave que vas a posicionar.

1. Tener paciencia

Posicionar una web en buscadores lleva tiempo, no es una cuestión de hoy para mañana, al menos para que tu web sea visible de verdad. Si no tienes paciencia, mejor dedícate a otra cosa.

2. Observa a tu competencia

Si tu competencia usa unas palabras sobre el negocio muy genéricas, hay que usarlas, pero también siempre hay alguna específica. Por ejemplo, si tienes un restaurante, seguro que tienes una especialidad que el resto de tu competencia no tiene, así que ahí tienes una oportunidad. El ombliguismo es malo.

3. Define bien tus palabras clave

Vamos, que las elijas bien, que si no, la has liado. Es decir, si eres un restaurante, deberás tener en cuenta al menos restaurante, ¿o no? ¿Das menú del día? Pues entonces. ¿Tu especialidad es el cocido maragato? Por supuesto. Y si estás en Castrillo de los Polvazares, entonces no sólo tendrás que poner Castrillo de los Polvazares, sino que tendrás que poner maragatería, León y Astorga. Con estas palabras clave debería bastar.

4. Incluye variaciones de tus palabras

Si hay productos en tu web que pueden estar en singular o en plural, puedes usar ambas palabras para posicionarte, aunque tampoco abuses de ellas, porque los buscadores ya las reconocen. Pero por ejemplo denominaciones genéricas y palabras más específicas, también puedes usarlas.

5. La ortografía

Lo separo de lo anterior porque aunque parezca mentira, es necesario poner faltas de ortografía. Es decir, el título de tu web ponlo con acentos y correctamente, pero las palabras clave las puedes poner sin acentos o caracteres especiales para que te pueda encontrar por cualquiera de las combinaciones.

6. La velocidad de carga

Que tu web sea sencilla no sólo ayuda a que no tenga mucha complejidad técnica, sino que ayudará a que tu web sea más rápida y eso los buscadores lo premian. Por supuesto, si vas a meter imágenes, no metas imágenes en alta resolución, que no hace falta que pesen 3 megas.

7. Evita usar flash

Cada vez más personas se conectan desde el móvil para ver cosas (por ejemplo buscar tu teléfono) y muchos móviles o no lo tienen activado o no lo soportan. Gasta mucha batería y hará que muchos contenidos no sean visibles. Además, para que una buena web en flash posicione lleva mucho trabajo (y gente buena que sabe de verdad lo que hace), lo que la hará más cara. Que sí, que es más bonita, pero también te vas a encontrar que igual no aparece ningún contenido.

8. Cuida tus imágenes

No es sólo que pongas unas imágenes con un peso y unos tamaños razonables, sino que además pongas un texto alternativo por si no se muestran y pon unos nombres de archivo que describan la imagen. ¿Por qué? Porque muchas veces hay quien busca imágenes en Google y pueden llegar a tu web. No desprecies ese tráfico 😉

9. Actualiza con frecuencia

No te voy a decir la frecuencia con la que has de actualizar, pero intenta crear contenido de vez en cuando para que tu web sea diferente cada vez que pase alguno de los buscadores a ver si has creado nuevo contenido. Puede ser una vez al día, si te da para ello, dos veces o tres por semana, un par de veces al mes… Pero al principio y si buscas un posicionamiento más rápido, agárrate los machos porque vas a tener que publicar una vez al día durante, al menos, un par de meses o tres.

10. Cuida el spam

Si admites comentarios en tu página, implanta algún filtro. Te evitarás problemas con enlaces a sitios de spam, maliciosos o que no te convienen y que harán que la gente no vuelva a visitarte por ser un descuidado.

11. Escribe, escribe…

Mínimo 300 palabras. ¿Por qué? Porque en menos de 300 palabras no es posible (eso dicen) desarrollar una idea. Puede que te hagan falta menos. Incluso puedes subir un vídeo o una imagen que te guste y escribir menos de eso. Pero para ello tienes el consejo número 8.

12. No copies

Si encuentras algo de interés, no lo copies. Enlázalo, coméntalo, escribe sobre ello… Pero no lo copies. Crea contenido sin copiarlo. Que copiar no mola, copón.

Todos estos consejos no son técnicos (ni pretenden serlo), así que eso lo dejamos para otra ocasión 😉

Imagen destacada SEO Küche de oliverlindner con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así