La ‘Gran Manzana’ es una de esas ciudades a las que no te cansas nunca de viajar. Podrías estar visitando la ciudad cada año y siempre te sorprendería con algún rincón por descubrir o alguna actividad excitante de la que disfrutar. Fascinante por su multiculturalismo, ya que es una amalgama de gentes y tradiciones de todo el mundo, Nueva York es la ciudad que nunca duerme y donde podrás disfrutar de mil y una experiencias tanto si viajas unos pocos días como si tienes la oportunidad de disfrutar de una estancia más prolongada.

A pesar de ser una ciudad de dimensiones colosales, donde la población local está sometida a un estrés casi constante debido al ritmo frenético de vida que soportan, es sorprendente la amabilidad de los “newyorkers”. No dudes en preguntar por alguna dirección o cualquier otra cosa a los habitantes de la ciudad, ya que son bastante amables y por lo general tratarán de ayudarte en lo que puedan.

La mejor manera de moverse por la ciudad es a pie o en el Metro y es recomendable utilizar un bono que incluya varios días de transporte urbano. En cuanto a las visitas, las hay de todos los tipos, desde las gratuitas hasta las que quizás sean algo caras para lo que ofrecen. Es recomendable tener en cuenta la New York Pass si vas a estar varios días en la ciudad y vas a visitar algunas de las atracciones que ofrece Nueva York.

También os recomiendo echar un ojo a este foro antes de viajar, donde siempre podemos hacer algunas preguntas y obtener respuestas acerca de casi cualquier tipo de información sobre Nueva York.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer en tu visita a Nueva York. Disfruta!

1. Descubre Nueva York desde otras perspectivas

Descubrir la ciudad a pie es la manera más recomendable de explorar Nueva York, pero subir al Empire State Building, o al ‘Top of the Rocks’ en el edificio Rockefeller nos permitirán tener unas vistas espectaculares de la ciudad y tener una pespectiva a ‘vista de pájaro’ de la gran manzana. Desde las alturas nos daremos cuenta de la distribución tan acertada que posee la ciudad, la cual facilita la orientación cuando nos encontramos pateando la ciudad.
Una de las alternativas menos conocidas y más espectaculares (a la vez que económicas) para tener una vista aérea de la ciudad es hacer un viaje en el teleférico a Roosevelt Island, situada en mitad del East River. El trayecto es gratuito si se dispone de un bono de transporte y si dispones de tiempo, te recomiendo hacer el trayecto tanto de día como de noche.
Otra vista que no debes perderte es la del skyline de Manhattan desde el otro lado del puente de Brooklyn.

2. Disfruta de la ciudad en bicicleta

Alquila una bicicleta y disfruta de los recorridos por Central Park o cruza el puente de Brooklyn y explora el vecindario a dos ruedas. Descubrir Chinatown, Little Italy, el Downtown o el Soho en bicicleta, ya sea por los carriles bici o por las mismas calles, es una experiencia muy agradable, debido al gran respeto de los conductores por los ciclistas. Os parecerá increíble, pero me pareció que era mucho más seguro circular en bici por las calles de NY que por la de otras ciudades como, por ejemplo, Madrid.
Explora también los parques lineales alrededor de los muelles de Tribeca o el carril bici que transcurre pegado al río Hudson.
Otro punto destacable donde puedes acercarte en bicicleta es Bryant Park, un oasis de tranquilidad entre la 5th y la 6th Avenida, en pleno corazón de Manhattan y con la ‘NY Public Library’ (la cual merece una visita) de fondo.

3. Escucha música en directo en cada rincón de la ciudad

En Nueva York puedes escuchar música en directo en multitud de locales repartidos por toda la ciudad. Desde escuchar Jazz en multitud de locales del Harlem o de Greenwich Village como el mítico Blue Note, hasta escuchar grandes conciertos en el Madison Square Garden o bandas locales de Rock en los garitos del Greenwich.
También podrás disfrutar de multitud de artistas callejeros que te sorprenderán con sus espectáculos de música en directo, algunos de una calidad increíble.

4. Aprovecha el cambio del dólar y algunos precios asequibles para hacer compras

Desde pequeñas tiendas de ropa y discos de segunda mano en el Greenwich Village, hasta gigantescos outlets como 21st Century, Jersey Gardens o Woodbury, Nueva York es una ciudad donde se hace muy difícil no sucumbir a realizar una buena cantidad de compras, si tu bolsillo te lo permite.
Desde tiendas para amantes de las series de televisión como la tienda oficial del canal de televisión HBO o la tienda oficial de Lego, hasta la enorme juguetería FAO Scwartz en la Quinta Avenida, existe una amplia oferta para todos los públicos.
Una tienda bastante curiosa es Little Lebowski en el Greenwich, donde los amantes de la película de los hermanos Cohen podrán comprar casi cualquier producto relacionado con la mítica película.
Tampoco podéis dejar de visitar alguna de las librerías que ofrece la ciudad, como por ejemplo, algunas de las que se encuentran en el barrio de Chelsea.
En nueva York, también se encuentra Macy’s, autoproclamado como los grandes almacenes más grandes del mundo.

5. Disfruta de la noche neoyorquina

Desde los clubs más de moda en el MeetPacking District o Tribeca, pasando por los bares del Greenwich Village hasta los garitos del Lower East Side (al Este de Little Italy y Chinatown), Nueva York ofrece una grandísima variedad de ambientes nocturnos donde pasar un buen rato.
En el Lower East Side, existen unos cuantos locales donde tomar una cerveza y escuchar buena música, pero os recomendaría visitar un sitio llamado Mehanata situado en el 113 Ludlow Street. Se trata de un bar búlgaro con una atmósfera muy especial donde podrás escuchar música gitana, a veces en en directo, o tomarte un vodka con sidra sentado en los columpios de madera situados frente a la barra. Cuenta con dos plantas muy diferentes, tanto en decoración como en tipo de música pinchada. En la planta baja puedes tomarte un vodka en su cámara de hielo a bajo cero o ver bailar a los asistentes “pool dance”.
Os puedo decir de primera mano, que es un ambiente muy divertido 😉

6. Explora mas allá de las fronteras de Manhattan

Sal de Manhattan y visita otros distritos o “boroughs” como el Bronx, Queens, Brooklyn o Staten Island. Incluso puedes darte una vuelta por otros estados cercanos, como por ejemplo New Jersey.
Brooklyn merece un capítulo aparte, tanto por su tamaño como por la variedad de barrios como Brooklyn Heights, Williamsburg o Park Slope donde poco a poco han ido buscando refugio habitantes llegados desde Manhattan. Un sitio bastante peculiar que se puede visitar en Brooklyn (preferiblemente en primavera o verano), es el parque de atracciones de Coney Island, situado junto al mar.

7. Acude a una misa gospel en Harlem

Para mí, una de las experiencias que no puedes dejar de vivir si visitas Nueva York. Probablemente, la iglesia baptista más conocida del Harlem (con sus pros y contras), sea la Abyssinian Baptist Church, donde podrás disfrutar de una ceremonia emocionante. Precisamente, yo pude acudir a esta iglesia y comprobar por mí mismo que una misa también puede ser algo emocionante y hasta divertido.
Existen otras muchas iglesias baptistas donde poder disfrutar de la experiencia de una misa gospel en el Harlem cualquier Domingo por la mañana o incluso algunos Miércoles por la tarde.

8. Visita algunos de los museos que ofrece la Gran Manzana

A tu disposición se encuentran algunos de los mejores museos del mundo que no deberías perderte, como el Metropolitan, el MOMA (Museo de Arte Moderno), el Guggenheim NY, la Frick Collection o el Museo de Historia Natural, entre otros.
Si te encuentras en la ciudad un viernes por la tarde, aprovecha para visitar el MOMA, ya que la entrada es gratuita.

9. Disfruta de su enorme oferta de ocio

No tengas miedo de tu nivel de inglés (aunque cuanto mayor sea, más disfrutarás) y acude a alguno de los espectáculos que ofrece la ciudad. Puedes comprar entradas con descuento, tanto para obras y musicales de Broadway, como para el más alternativo circuito del Off Broadway.
Otra opción menos frecuentada por los turistas, son los monólogos que se representan en multitud de locales de la ciudad. Un sitio mítico cuando hablamos de monólogos y humor en directo es el Comedy Cellar del Greenwich, lugar donde empezó a despuntar gente como Jerry Seinfield.

10. Recorre sus distritos, cada uno diferente y con sus peculiaridades

No te pierdas algunos de los distritos imprescindibles de Nueva York y disfruta callejeando por Harlem, Chelsea (uno de mis favoritos) donde visitar el Chelsea Hotel y el Chelsea Market, Tribeca, Little Italy, Chinatown, el Downtown (distrito financiero), el Soho, el remozado Meetpacking District (No te pierdas el original parque lineal High Line), el distrito de la Moda en la Quinta Avenida, etc..

11. Prueba su excelente comida callejera y alguno de sus restaurantes internacionales

La comida rápida es de excelente calidad y generalmente a buen precio. Desde puestos callejeros hasta cadenas de comida rápida como Chipotle (comida mexicana) o Five Guys (Hamburgueserías), podrás disfrutar desde comida asiática, magnífica pizza, los famosos “Hot-Dogs” o los increíbles Falafel de Mamoun (Greenwich Village) en esta ciudad.
Restaurantes chinos en Chinatown, italianos en Brooklyn, de comida malaya, coreana, hindú o de cualquier lugar del mundo que te imagines, te están esperando en casi cualquier rincón de la ciudad.
Un distrito bastante interesante en este aspecto es Hell’s Kitchen (la cocina del infierno), donde también podrás disfrutar de numerosos restaurantes y bares deportivos donde tomar un bocado disfrutando del ambiente local.

12. Visita alguno de sus monumentos y atracciones

Nueva York posee infinidad de rincones de interés, y podrás visitar lugares como Grand Central Station, Radio City Music Hall, el Memorial del 11S, la Trinity Church, el Flatiron Building y otras muchos lugares que podrás encontrar en cualquier guía turística de la ciudad. Una buena manera de disfrutar de la Estatua de la Libertad es tomar el Ferry a Staten Island (incluido en el precio del bono transporte de la ciudad) y disfrutar de las vistas de la ciudad desde el río Hudson.
 
Un último consejo para los que no pueden dejar de estar comunicados vía Internet: aprovecha la gran cantidad de redes Wifi libres que se distribuyen a lo largo y ancho de la ciudad. Así a “bote pronto”, se me ocurren algunas que pude utilizar cuando estuve por allí como: la Wifi del “Downtown Alliance” en el bajo Manhattan, la Wifi del Bryant Park y la NY Public Library, la de Washington Square en el Greenwich, la del Metropolitan Museum, otra en la Zona de Macys; además de las Wifis de establecimientos como la gran mayoría de Starbucks.

¿Tienes alguna otra recomendación para disfrutar de la Gran Manzana? No te cortes y completa esta pequeña guía con tus aportaciones en los comentarios 😉
Vamos a ver si haciendo memoria entre todos, consegimos hacer de este post, una miniguía con algunos tips interesantes sobre cosas que se pueden hacer en una visita a Nueva York.
 
Imagen destacada cortesía de nosha bajo licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

Sobre Óscar Ray


Óscar Ray es consultor tecnológico especializado en integración de sistemas de información y desarrollo de software. Ha formado parte de equipos internacionales en proyectos para Deutsche Bank en Frankfurt, EADS en Madrid, BBVA en Bilbao, el Departamento de Tecnologías de la Información del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, EJIE (Sociedad Informática del Gobierno Vasco) u Osakidetza. Organizador y fundador de TEDx AlmendraMedieval, el primer evento con licencia oficial TEDx que se celebra en Vitoria-Gasteiz. Organiza e-Innobar, un evento socio-tecnológico mensual sobre innovación, TICs, redes sociales e internet. Colabora con Cadena SER en el programa 'Hoy por Hoy' en una sección sobre nuevas tecnologías. Apasionado por la I+D+i y su aplicación a las Tecnologías de la Información, aplica su formación científica y experiencia en el sector tecnológico en su faceta dedicada a la divulgación y comunicación en materia de innovación.