Las vacaciones se van acercando inexorablemente. Digo esto porque muchas veces pensamos tomarnos unos días de asueto y descanso y al final nos damos cuenta que no hemos hecho absolutamente nada. Aunque hayamos ido de viaje.

Es por eso que hay que intentar buscar planes para estos días y que el tiempo no se nos venga encima en el sofá y acabemos incluso más cansado de lo que estábamos antes de empezar las vacaciones. Nada mejor que plantearse estas tareas con un poco de tiempo, que aún falta una semana.

1. Redecorar en casa

¿Te hace falta algún mueble? ¿Quieres cambiar de sitio el sofá? ¿Colgar esa lámina que tanto te gusta y hace meses que coge polvo en el trastero? Pues hazlo, que no cuesta nada.

2. Tirar cosas inservibles

Pegar un repaso a todo lo que tenemos por casa y que no vale para nada (empezando por los papeles que guardamos sin más), puede ser un ejercicio más que satisfactorio.

3. Leer

No me puedo creer que no tengas absolutamente nada pendiente de leer a mano. Mi pila de cómics y libros ha adquirido vida propia, así que ya sabéis qué voy a hacer estos días.

4. Pasear

Si no hace mal tiempo, siempre apetece dar una vuelta por donde sea, caminar sin rumbo un poco no viene nunca mal, sobre todo porque también tiene beneficios para nuestra salud.

5. Hacer ejercicio

Es ir un paso más allá de lo anterior. Y no tiene nada que ver con la operación bikini, sino con que el deporte nos mantiene más sanos y también activos, que nos hace falta.

6. Escribir

No todo ha de ser leer lo que otros han creado. También podemos crear nosotros. Aunque sólo sea para nosotros mismos 😉

7. Hacer fotos

Quien más quien menos tiene en sus manos una cámara, así que quizá es buen momento para leerse el manual de instrucciones y dar rienda suelta a un poco de creatividad. No es que te vayan a ofrecer un trabajo en Magnum, pero se puede dominar el tema.

8. Cuidar tus plantas

Si tienes plantas en casa, siempre hay alguna hoja que está un poco así, un tiesto que se va quedando pequeño… Aprovecha estos días 😉

9. Limpieza general

No, no es tirar cosas como había puesto antes. Puede que no tengas el síndrome de Diógenes y tengas todos tus papeles en orden, pero siempre hay algo que limpiar, especialmente en la cocina, que coge grasa con alegría.

10. Repasar series o películas

Si lo tuyo va a ser el tumbing, al menos aprovechar para ver todas esas películas o series originales que todos tenemos en casa y repasarlas o ponerse al día, que fijo que tenéis mucho atrasado.

11. Cocinar

Cocinar no sólo sirve para alimentarnos, sino que también nos relaja (a mí al menos) y puede ayudarnos incluso a potenciar nuestra creatividad. Y da igual que no te salga nada bien: prueba y error, prueba y error.

12. Desconectar del mundo

Apaga tu móvil, no enciendas el ordenador, olvida Twitter, Facebook, hasta Pinterest. Disfruta de la compañía o de la soledad y desconecta de todo. Te va a venir bien.

¿Acaso no crees que hay cosas que hacer estos días? Pues ya sabes, aplícate el cuento 😉

Imagen destacada de Milton Mazzarri con licencia Creative Commons.


Unadocenade también está en Google Currents. Suscríbete.
Los post de Unadocenade se pueden republicar siempre que respetes nuestras condiciones de republicación.

J. Esteban Mucientes

Sobre J. Esteban Mucientes


Conocido como @mediotic, es consultor freelance, enfocándose en los medios sociales, especialmente mostrar a través de la formación la utilidad de las redes sociales para cualquier tipo de negocio o colectivo colaborando de manera estable con Vital Innova. Escribe en su blog mediotic.info, en el que da salida a temas relacionados con el Social Media y temas de primera ayuda para gestionar redes sociales (aparte de denunciar el humo). Según parece, pertenece a la Junta Directiva de AERCO-PSM. Vamos, que lo mismo te descose un roto que te rompe algo ya cosido. O algo así